miércoles, 7 de diciembre de 2011

Códigos de etiqueta blogger: Conclusiones



A pesar de la crítica estilística de un profesor de lengua española que reside en Barcelona, a quien respeto, admiro, y le he tomedo mucho cariño, y que se empeña en escribir la palabra blogger de otro modo más castizo, yo, profesora de inglés, me quedo con el anglicismo, y paso a resumir, en otra entrada larga y dispersa, según su visión acertada de mi estilo, las conclusiones de este intenso intento de acordar códigos de etiqueta a tomar en cuenta en este arte tan personal de bloguear que compartimos todos aquellos que hemos opinado al respecto. Y aclaro que el aceptar las críticas constructivas es para mí una regla a la que adhiero gustosa.


Ante todo, quiero darles las GRACIAS, porque me da mucha felicidad hacerlo, y porque realmente las merecen: han sido sinceros, han contribuido desde lo que realmente sienten y experimentan como autores de bitácoras, y me han permitido el privilegio de la verdadera comunicación. Creo que mayormente a todos nos reconforta encontrar eco, una respuesta a lo que volcamos en nuestros espacios por placer, por necesidad vital, por aspirar a más, etc. Sea cual fuere el motivo por el que llevamos adelante un blog, es noble y dignísimo, siempre que construya y no destruya, y no es necesario que todos coincidamos en la razones que nos empujan a hacerlo. Pero siento que no deberíamos mentirnos a nosotros mismos en algo fundamental: a todos nos va nuestra cuota de ego en esto, y creo que no es condenable. No sé por qué esta cuestión de alimentar al ego, que en mayor o menor escala todos compartimos, se ha confundido con el exceso de ego, que sería el egoísmo, el egocentrismo la egolatría.

*DE EGOS Y VANIDADES...

                                                       
La palabra ego es el equivalente latino de "yo", y tiene diversas acepciones, ninguna execrable: "ser", "alma", "psique", "conciencia" y "demonio". Incluso esta última nos hace muy humanos: todos somos ángeles y demonios, Yin y Yang, una unidad polar hecha de luz y de sombra. Como adultos, no debería sorprendernos el hecho de que nuestro ego busque alimento, siempre que esto no se torne obsesivo/compulsivo y nos desvivamos intentando agradar siempre a los demás. Sólo los iluminados pueden suprimir su ego, y entre nosotros creo que no hay ninguno. A veces también paga al ego aceptar que no le podemos caer bien a todo el mundo, como no todo el mundo nos cae bien: esto, de hecho, refuerza al "yo" y le da más valía y autenticidad.



*CÓMO NOS VINCULAMOS EN LA BLOGÓSFERA



Se han confesado rencillas y ciertos resentimientos en la blogósfera. Se habló de "estiletes", "sacarse chispas" y "pelearse" con otros por quienes uno se sintió mal juzgado, en desacuerdo o poco tenido en cuenta. Buenas noticias: nuestros vínculos no son tan virtuales después de todo, después de tantas críticas que hacemos a esto de vincularnos en el ciberespacio. Todo se parece bastante a lo que sucede en los vínculos de la vida real. Y según se ha comentado, desarrollamos una percepción bien acabada de las personas con quienes tratamos en nuestro blog: hay quienes nos evaluamos de acuerdo a un criterio de calidad de aportes, pero la inmensa mayoría decimos sentir que tenemos o no "química" con ellos, nos hieren algunas de sus actitudes y nos agradan y hacen bien al alma otras. Como en la vida real, hay o no hay piel entre bloggers.

Algunos comentarios han apuntado al hecho de que hay un cierto grado de "divismo","narcisismo" u "ombliguismo"en ciertos autores de blogs que tiende a repeler. Así como que existe una "elite" de blogs a la que muchos de nosotros no somos bienvenidos. También esto se observa en muchos otros círculos, ni les cuento en el de los profesores de inglés al que pertenezco... Tanto que no hay ninguno siguiéndome aquí: "¡Escribís un blog en castellano! How very odd!"


*RAZONES DE SEGUIMIENTO Y PARTICIPACIÓN

Resumiendo, lo que parece importar a la hora de seguir un blog es más la calidad humana, la calidez del autor, que la calidad, la extensión, la temática o la naturaleza de sus entregas. Parece que esto pesa independientemente de que todos los comentarios sean contestados o se devuelvan los mismos cuando uno los hace en el blog de otro. Me parece excelente que así sea, aunque, en este aspecto del dar y recibir, es natural que no escapamos a la norma de los vínculos humanos en otros ámbitos: todo ser humano espera cierta reciprocidad en cualquier vínculo que entable, porque ante todo nos amamos a nosotros mismos, como alguien a quien amo nos aconsejó, para poder así amar a los demás. Somos sanos en esto. No deberíamos dar excusas por nuestro amor propio...


Se habla también de "mercantilismo", de "especulación", de "hipocresía" en cuanto a lo siguiente: si uno comenta en un blog sólo porque espera que su marcador de comentarios aumente con la devolución del favor, y no por el genuino interés de comentar y aportar en ese espacio, pues no se está siendo del todo honesto. Es como un juego de apuestas para redoblar los números propios. Las almas más artísticas que han comentado se rebelan fuertemente contra todo tipo de norma, código, o patrón  esperable, y nadie quiere saber nada con la idea de "reglas": yo avisé que era una palabra urticante, tal vez porque todos los comentadores tenemos en nuestra memoria emotiva un pasado colectivo lleno de reglas impuestas autoritariamente, sin consenso, y la mera mención de la palabra nos brota. Pero las reglas existen en todos los ámbitos, implícita o explícitamente, y personalmente creo que están puestas por nuestro propio bien. Pero también están para pensar que a menudo de nada sirven, para elegir no observarlas, saltarlas, transgredirlas: tal vez eso nos haga quienes somos en esencia tan o más fuertemente que el acatarlas a piejuntillas.



*NÚMEROS...

Según muchos bloggers, los números no importan; algunos dicen que no les prestan atención. Yo confieso que todavía no he logrado vencer la tentación de espiar cómo vamos con los números el jarro y yo, que somos uno. Además, noto que casi todos hacen alarde de su número de seguidores o tienen contadores o mapas que muestran la procedencia y la cantidad de visitantes bien a la vista. Por ende, me es difícil creer que esto no importe ni un poquito, pero soy un poco escéptica, sepan disculpar. Tal vez tenga mucho que aprender sobre la verdadera esencia de este bello arte.


Les cuento en verdad lo que me pasa con los números tomando mis entradas más populares hasta la fecha como ejemplo. Mi entrada más vista hasta hoy es Linda letra, con 952 páginas vistas, un tema que ha de ser un trauma o un objetivo de muchos, y además estoy segura de que más de la mitad de quienes vieron, no creo que leyeran, esa entrada lo hicieron por las ilustraciones tomadas de El principito que le agregué al texto, ya que esto ha aparecido hasta el hartazgo en palabras de búsqueda. Le sigue Masacre en Río de Janeiro, con 909 vistas, porque las masacres y Río de Janeiro son altamente solicitados en los motores de búsqueda, quiero decir, estimo que los números no responden a la entrada en sí, sino al gusto morboso de muchos por la sangre, y por lo bello de Río de Janeiro, conceptos que no tienen ninguna vinculación con ese escrito mío. En base a estos números, yo podría llegar a una conclusión ególatra y divista, y asumir que esas son mis entradas más logradas: estaría muy lejos de la verdad...

"Hay dos formas de mentira, la mentira y las estadísticas". Mark Twain

De todas formas, no creo que esté mal mirar los números, para sacar conclusiones que nos bajen a tierra, no para perder la cabeza y el sentido común en base a ellos, para no mentirnos: no es en los números donde se encuentra la verdad de un blog, si es que algo como eso existe. En el caso de otras entradas muy vistas, creo entender que la temática o quizás mi modo de abordarla puede haber influido: ¡pero tampoco me creo J.K. Rowling! Y no me digas, Joselu, que la Rowling no tiene mérito literario...

                                                     

 A veces nos enredamos, como con  Gi; a veces nos maternamos, como con  Mica, Paola, y Ana; otras nos dan consejos sabios, mimos, caricias para el alma, como María, que me enseña que:"la única manera de no desilusionarte en esta vida es no esperar nada... ni siquiera reciprocidad", y que "sólo cuando disfrutas algo, merece la pena y eso es lo que al final a ti te vale y los demás observan..."

Otras veces alguien nos presta alas para volar y soñar lograr algún día semejante nivel de repercusión con tanta humanidad, nobleza y humildad, con tantas lecciones de vida para enseñar a los demás, como Neuriwoman. Y a veces nos topamos con el alma rebelde de un artista, como Diego, que se se rehúsa a jugar el juego según los principios que casi todos aplicamos aunque no lo veamos. Todos intentamos dar lo mejor nuestro. Y por eso les agradezco, porque enriquecen mi vida estando y blogueando.

*AVISO

Blogueros: a su juego. Y un último aviso. Como creo fervientemente en la hermandad bloguera y su difusión, me apunté en una iniciativa de un peregrino de la blogósfera que invade blogs con una entrada y permite que los invadidos aporten a su blog con la propia. Son invasiones pacíficas y blogueriles: una idea que nació en España, de la mano de Senovilla, y que aún está abierta si desean participar y darle mayor extensión a esta peregrinación por diversos blogs en distintas partes del mundo de habla hispana que nos permite conocernos. Para más información, denle click al link debajo de la imagen.

http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/2011/10/senovilla-peregrino-en-la-blogosfera.html

A boca de jarro

17 comentarios:

  1. Hola Fer... qué decirte? No me animé a comentar en la otra entrada... hubo algunos comentarios que me parecieron un poco "rudos" de algunos visitantes y me apabullaron...
    Yo te sigo, te leo y comparto y más allá de codigos bloggers o no hay algo que es escencial y supongo que tiene que ver con lo que vos querías decir y es el respeto por los otros, el agradecer, el compartir...
    En fin... te mando un abrazo grande y un gusto pasar por aquí como siempre!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Moni!

    El respeto por los demás... ¡qué importante!

    Yo también te sigo, respetuosa y cariñosamente, Moni: comentá cuando te sientas cómoda. No hay ningún compromiso. Te sé presente.

    Un beso grande, y el gusto de que estemos juntas en esta ruta, acompañádonos, es todo mío!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡te voy a matar FER!! jajaja ¡¡cómo que consejos sabios!! yo no puedo darte nada de eso porque soy la primera que no sé por donde ando las mayoría de las veces, sólo te digo de corazón lo que siento y pienso, pero nada más, bonita.

    Verás, me admira tu exhaustividad... lo recopilas, lo analizas, lo desmenuzas, lo rehogas y después lo condimentas todo. Yo creo, ya te lo dije, que los blogs, como la mayoría de las cosas de esta vida, tienes que tomártelas un poco a broma, a mi, una vez que me paso la locura ansiosa que me entró al principio, creo que aprendí a verlo así.

    Verás, al principio de llegar a este mundo corría como una loca de blog en blog sin parar de comentar, me importaba un pito si luego venían o no al mío... para mi eran todo como una confiterías donde todo era riquísimo y apetecible, conversaciones interesantísimas donde me era imposible no participar ( nunca he comprendido a la gente que dice le cuesta comentar, porque a mi lo que me cuesta es contenerme para no hacerlo;-)

    ¡¡Imagínate donde llegué a meterme sin conocer a nadie en este mundo!! porque encima es que a mi me interesa todo, desde la enseñanza ( ya sabes donde nos hemos conocido , en casa del profe JOSELU) el arte, la música, la literatura, pero también muchísimo la política y la economía...¡¡buuff!! mil cosas, bien...

    Suponte FER, me metía en un blog de extrema derecha y con educación, eso sí y siempre lo intento, pero vaya que criticaba toodo lo que me apetecía y con lo que fuera que no estuviera de cuerdo, pero es que después me metía en uno de extrema izquierda y lo mismo...en uno del opus, criticando su fanatismo y en uno anticlerical, criticando su anticlericalismo total... llegaban anónimos de todos los colores al blog jajaja unos que si por nazi, otros que si por roja, otros que si por empalagosa, nunca se pasaron demasiado, es cierto, pero no te imaginas en qué berengenales me metía y sí, también hubo momentos en los que verdaderamente lo pasé mal y también aparecieron en este mundos verdaderos amigos que hoy te puedo asegurar, que son de carne y hueso y verdaderamente del alma para mi, que me ayudaron muchísimo, creo que he sido algo así como su mascota para algunos veteranos de este mundo jajaja he tenido la enorme suerte de ser siempre muy arropada y protegida, muchísimo... cosa que nunca sabrán como se lo agradezco ¡¡aahhh!! jajaja hasta una loca nacionalista catalana se obsesionó conmigo y aun ni sé por qué ;-) ... en fin, que ahora que en unos meses hará 3 años que estoy por aquí, ya me lo tomo de otra forma todo... voy a mi ritmo, tengo mi gente y aunque no dejo de explorar por que mi curiosidad es insaciable, lo vivo con muchísima más tranquilidad y sólo y exclusivamente por el puro placer de disfrutar de lo que me gusta, hablar donde y con quien me apetece y nada más FER.

    Me encanta este mundo por la posibilidad de conocer gente absolutamente diferente a mi, a mi manera de pensar y de ver la vida. Se aprende muchísimo observando a la gente y cambiando impresiones con ella, repartir afecto es algo facilísimo muy gratificante cuando sientes que lo reciben y lo sienten, ... otra de las cosas que más me gusta aquí... en fin, que disfruto muchísimo y además creo que he sido y soy inmensamente afortunada con la gente, fíjate todo lo que te cuento y salvo de dos personas, del resto sólo y exclusivamente te podría contar cosas buenas, admirables en algunos casos y entrañables en casi todos los demás.

    Ojalá tu experiencia siga siendo estupenda y recuerda no olvidar nunca reírte en caso de apuro, la primera de ti misma... eso es infalible para no sentirte mal... aquí y fuera de aquí.

    Un beso inmenso cielo y feliz finde FER

    ResponderEliminar
  4. Hola Fer,
    Todo vuelve, y el exhaustivo análisis que puedas hacer de la x-ósfera que sea, en este caso la blogger, es siempre un fiel reflejo de como uno es, y vos te mostrás con una transparencia que da ganas de leerte.
    Compartir en cooperación mutua es la esencia de estos tiempos de tanta sobreinformación, así que a seguir por esa vía, que algo agradable y sentido siempre aporta.
    Un abrazo de sabado matinal,
    Maxi.

    ResponderEliminar
  5. ¡No me mates, MARÍA!

    Eres absolutamente "citable", de verdad, no es ninguna broma.

    Yo deseo para mí y los que quiero que logremos llegar a tomar una postura de vida tan equilibrada como la tuya, de ahí sabia: que disfrutemos más del hacer en todos los ámbitos, sin tener que estar focalizándonos tanto en los resultados, sin tantos temores, ansiedades, preocupaciones innecesarias, porque cuando la cosa tiene que ir mal, no importa cunato bueno hayas puesto de tu parte, va a ir mal de todos modos... Esto lo aprendí de la experiencia.

    Me siento identificada contigo en el genuino deseo de comentar en casi todos los blogs que me gustan,más allá de ser una experta en la temática, y no por figuración, sino por ganas de participar, porque el intercambio me parece interesante y me enriquece.

    Me da mucha gracia lo que me cuentas de todos los lugares donde te has metido: a mí me daría un poco de miedo, aunque tal vez sea ese miedo que me ha quedado por haber crecido en tiempos de desaparecidos...

    Y en cuanto a los anónimos, quiero decir que los detesto: tanto cunado los recibo yo, como cuando veo que otro blogger los recibe. Me parece que el anónimo descalificatorio es una acto de cobardía y bajeza indecible.

    Yo acepto la crítica cuando es hecha con nombre, lo otro es como una puñalada por la espalda: no tienes a quién contestarle...

    Pero sigues teniendo razón en que hay que relajarse en esto y en general, y como dijo Moni en su última entrada, "fluir"...

    Gracias, un beso enorme y buen finde para tí!


    Y gracias, Maxi!

    Tempranito arriba hoy, Maxi!

    Es verdad: me repito en el tema porque realmente me interesa analizarlo, y ahora tengo una buena audiencia para compartir mis reflexiones y para que me nutran con las suyas.

    Te cuento que esto de la transparencia me lo planteo a veces: ¿será prudente?,¿cuál será el costo?

    Toda mi vida hice las cosas así, no conozco otra manera. No es que tenga que hacer un esfuerzo: al contrario, me tendría que esforzar por preservarme un poco más tal vez.Pero no sale de mí espontáneamente. Por algo digo que vivo muy "a boca de jarro"...

    Beso y gracias, Maxi! Buen finde!

    ResponderEliminar
  6. Hola Fer, veo que hoy has realizado un minucioso análisis sobre el tema.

    Unas conclusiones con las que nos enriqueces a todos los que las hemos leído.

    Mi visión es bastante parecida a la que ha expuesto María, me gusta mucho leer otros blogs, me gustan todas las temáticas y soy muy curiosa sobre cualquier aspecto de la vida.

    Mi conclusión al respecto de la entrada anterior y esta de hoy, es que eres una mujer generosa, tolerante y con un corazón de oro.

    Estoy segura que como dice la frase de tu blog "Naciste para ser grande y trascender". Y es un autentico placer ir conociendo un poco más de tus pensamientos y planteamientos cada día.

    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  7. Buena reflexión sobre la blogosfera, Fer. Yo siempre digo que los blogueros tenemos el ego a flor de piel. ¿por qué pongo comentarios? pues pensándolo un poco, opino que yo no los pongo en un blog que me aburra, desde luego; los pongo cuando leo algo que me parece interesante y que me llama la atención; unas veces por las palabras y otras por la manera de escribirlas. Naturalmente que me gusta la reciprocidad... pero es porque quiero que mi blog sea reconocido y mi manera de expresarme también. Seguramente, entre todos los blogs, el mío es uno mediocre, pero en ocasiones, cuando una entrada me gusta como me ha salido, me encantaría tener muchísimos lectores de la mísma. Yo conozco mis limitaciones pero aún así, mi blog es mi tesoro.
    Un fuerte beso Lola

    ResponderEliminar
  8. Hola, Neuri!

    Me alegro de que te sientas identificada con las sensaciones de María, que yo también comparto. Es una excelente bloguera para seguir...

    Siento que tengo mucho que aprender de personas tan sabias como ustedes, y de todos los que han comentado estas entradas, que apuntaron a forzar la mirada sobre nosotros mismos en nuestro quehacer blogueril, en lo que quizás proyectamos sin darnos cuenta, y en lo que aportamos de bueno con nuestro granito de arena.

    No fue mi intención imponer ningún tipo de código, por eso formulé preguntas, para ver qué les parecía, porque me interesa genuinamente esta tribu que de algún modo conformamos. Me hace mucho bien formar parte de ella y sentirme acompañada en mi soledad existencial por gente valiosa como ustedes, como tú.

    Te agradezco los conceptos que viertes aquí sobre mi persona. Eres muy generosa: ¡otra caricia al alma, y ya van tantas! Una en cada entrega que haces con tanto arte y maestría en tu espacio.

    En cuanto a lo de "ser grande y trascender", te aclaro que no se trata de ambicionar fama, poder ni millones, sino de lograr realizarme al máximo en lo que disfruto con los dones que me han sido dados por un Dios al que concibo generoso, y que siento se expresa en todos nosotros, más allá de lo que cada uno elija como destino o misión en la vida.Y trato de transmitirles ese concepto a mis propios hijos sin perder nunca la humildad ni creernos "grandes" del modo equivocado.

    Y en cuanto al regalo que me hiciste ayer, te lo agradezco de alma. Ya había escuchado algo acerca del Dr. Wayne W. Dyer, y una persona que se nutre del pensamiento de Jesús, Lao Tsé y Carl Jung es realmente alguien con quien resueno. Él es uno de esos iluminados de los que hablo aquí. La mayoría de nosotros no podemos llegar a ese nivel de autosuperación probablemnete, al menos no yo por ahora...

    Hay demasiadas cosas mundanas que atender y trascender para lograr ver la vida con tanta simpleza y tanta hondura.

    Ese "cambio" al que él apunta ya me ha llegado de algún modo en ciertas circunstancias que me han tocado atravesar: no me devora la ambición desmedida, ni dejo nunca de valorar lo que tengo y lo que soy, con todas mis humanas limitaciones. Es más que interesante lo que la película muestra acerca de las mujeres y los mandatos a los respondemos, así como lo que se reflexiona allí sobre el ego. Siempre se intenta hacer el cambio de la ambición al sentido profundo de las cosas, y mientras tanto seguimos peleando por las cosas materiales que necesitamos para realizarnos, que también le dan sentido a nuestro paso por el mundo, por más triviales que parezcan.

    Gracias por acompañarme, por alimentarme con tu arte, tu generosidad y tu nobleza, gracias "a boca de jarro", querida Neuri!

    Un beso con abrazo grande!

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Lola!

    Desde ya que nuestros blogs son un tesoro, porque en ellos está parte de nuestro corazón.

    Y nada de mediocridad: mediocre es quien mezquina sus talentos. Si los dás a pleno, si brindás lo mejor tuyo en cada entrada con devoción y respeto por quien te lee, no estás siendo en absoluto mediocre!!!

    Un beso grande, y gracias por tu visión que sigue aportando sentimientos muy humanos y muy ricos!

    ResponderEliminar
  10. No he leído ninguna de las novelas de J.K. Rowling, así que mal puedo opinar sobre ellas. Mis hijas las leyeron, aunque no se pueden considerar como sus más devotas fans. Ha habido sagas que les han llegado más como la de Stephanie Meyer.

    Pienso que ha tenido un mérito importante el hecho de llevar a la lectura a millones y millones de adolescentes que los han tenido como libros de cabecera. Conozco a adultos asimismo que se los han leído todos y que los valoran mucho. Recoge esta historia del niño mago, una tradición de internados ingleses, novela gótica y aventuras que ha dado con un filón comercial y narrativo. Me hubiera gustado tener doce o catorce años para haber sabido qué significaba Harry Potter en mi vida como lector. Yo tuve otros referentes más clásicos de aventuras.

    No obstante, pasada ya la fiebre por Harry Potter y sabiendo que la saga está ya acabada, veo decrecer el interés por sus libros. No sé cómo irán las ventas en los dos últimos años. Temo que sea un fenómeno comercial que tuvo su subida, su clímax y su descenso, en el que estamos ahora. No sé. Poco puedo aportar. No ha conseguido interesarme la escritura de libros de personajes mágicos, escobas voladoras y demás, pero eso no es en demérito de Harry Potter. Simplemente no lo he conocido a una edad adecuada.

    El problema fundamental es el de saber qué viene después de Harry Potter. ¿Ha creado lectores que llegarán a la literatura con mayúscula? Lo dudo, en la misma línea que el crítico Harold Bloom del que te dejo un enlace que resume su opinión sobre Harry Potter: CRÍTICA SOBRE HARRY POTTER

    Un cordial saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias, Joselu!

    Entonces no me hago problema de no lograr algo similar a su estilo literario...

    ¿Ves que siempre me enriqueces y me dejas un alguito para seguir aprendiendo? Bah, digo un alguito, hablando de Harold Bloom... ¡Menudo alguito!

    Lo tendré en cuenta, como todo lo que me dices, que jamás me molesta, que se sepa.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Hola soy Lola ( Brujiart). Referente a los blog , si mi blog tubiera que alimentarse de comentarios, estario muerto ya que apenas comentan, pero si que tengo muchisimas visitas.Quiero decir con esto que si leo un blog y me gusta lo que ha publicado,suelo comentarlo,aunque la verdad no sigo muchos blog ,tengo unos cuantos sagrados, luego gracias a Senovilla he ido conociendo más blogs que visito alguna vez.En fin ...que cada quien lleve su blog a su manera sin obsesionarse por las visitas o comentarios.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola, Lola! Gracias por pasar por aquí y comentar.


    Tal vez tu caso de ser una bloguera que no sigue muchos blogs es bastante común. Y estimo que lo bueno de eso es que no te influyen los demás en ningún aspecto. Al ver el blog de otros, uno a veces no puede evitar cierta imitación de algo que le gusta: es hasta inconsciente, creo.

    Coincidimos: no obsesionarse con nada en lo posible, que prime el disfrute, la escencia, lo que sientas hacer.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Hola Fer,
    Nuevamente me atrasé con las lecturas y estoy bastante "vaga" para escribir :)
    Sí, creo que los vínculos no son tan virtuales. Particularmente comento y mantengo intercambio de comentarios con la gente con la que siento química y con la que creo que es más o menos mutuo. Pero también leo otros blogs de gente de las "elites" (jaja!) con la que no tengo vínculo, y las leo por placer, por curiosidad o porque justo trató algún tema que me interesa. Yo leía el blog de Carolina Aguirre donde escribía como Lucía González "Ciega a citas", me apasionaba y lo seguía diariamente como una novela. Pero jamás comenté. Y después salió en la tele y en libros! Esta chica también escribía y escribe otros blogs, pero aunque me guste lo que escriba, no generé ningún vínculo con ella... Mucha gente discutía, hay gente que no la banca...A qué iba con todo esto??? Ahhh...a que a veces me parece que hay blogs de personas y blogs de personajes. Yo me vinculo con las personas y no con los personajes, más allá de que pueda leer historias de los personajes y disfrutarlo.
    Yo tengo blog porque me gusta escribir. Y es un blog casi como yo: bastante solitario (la verdad es que tengo el contador de visitas, pero no le presto atención, sí le presto atención de dónde vienen las visitas). Siempre fui perfil bajo, ésta no iba a ser la excepción! Si nunca fui ni soy ni seré popular...Si en general la gente no me recuerda...Si mis profesores de la secundaria (donde ahora trabaja mi mamá) siempre hablan de las "travesuras" de mi hermano y de mí, que eran tan aplicada, casi ni se acuerdan!...Si en general yo me escondo...¿Por qué iba a tener un blog con muchas visitas y muchos comentarios? ¿Por qué iba a escribir cualquier cosa y mucha gente lo iba a leer y encima me iba a decir algo?
    Un amigo una vez me dijo que tenía "la paginita" (blog) porque necesitaba aprobación de los demás. Y quizás sea así. Lo que decís del ego es cierto.
    Bueno, hoy me fui un poco por las ramas. Como conclusión: tengo mi blog porque me enriquece y leo lo que me enriquece también.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  15. Es muy buena tu apreciación sobre la naturaleza del blog: como un reflejo del "yo", como una extensión, que lleva la impronta de quienes somos en la vida real.

    Pra mí, hay vínculos que entablé aquí que se me hacen muy cercanos y que valoro mucho, como el nuestro, y eso, además de escribir por placer, me enriquece.

    Gracias por tu aporte y un beso grande!

    ResponderEliminar
  16. !! Miau ¡¡ que es palabra que he aprendido reciente y me sirve de exclamación ante esta brillante entrada tuya.
    El fuego que alimenta mi blog no se apagará por falta de visitas o de comentarios, por cierto casi nulos. Tampoco me son necesarios, pero además, serían inmerecidos. Me lleva mucho tiempo documentar mis entradas que, al final, terminan siendo un cortar y copiar y enlazar fuentes. Aún así estoy orgulloso de mi trabajo. Al ser un blog monotemático creo de utilidad recopilar la información que fragmentada pulula por la "blogos". Apenas cuento con seguidores declarados pero me encanta ver desde donde me visitan. Personas tan lejos y sin embargo tan cerca. Me visitan despacio, sin ruido, sin comentarios y me emociono cuando descubro, más bien sospecho, que tengo un visitante reincidente. Yo picoteo en muchos blog pero como soy un loro no suelo dejar comentarios, si lo hiciera, me faltaría tiempo para acicalarme las plumas y, como no soy humano no me creo obligado por la etiqueta de la reciprocidad. Picotazo de cariño.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Yacoriki, por tu picotazo de cariño y adhesión.

    Aunque yo con los loros no me llevo porque les temo a sus picotazos, voy a pasar por tu lugar a ver de qué se trata esto de ser loro, no poder comentar
    ( aunquelos loros hablan...), y tener que pasártela picoteando por ahí y acicalándote las plumas.

    De todos maneras, yo diría "a boca de jarro" que tu comentario revela que tienes códigos.

    Cariños y gracias!

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."