sábado, 18 de mayo de 2013

Carta abierta a mis padres



                                                                                   18 de Mayo del 2013






Queridos Mamá y Papá: 


Hoy, a 15 años de aquel radiante y eternamente recordable día en el que devine madre y los hice abuelos por primera vez, quiero regalarles estas palabras que me cuesta poner en la voz. No sé si habrán sido las aguas que inundaron mi living comedor el 2 de abril y que ustedes y mi hijos me ayudaron a sacar a baldazo limpio, o cosa del Dios en el que creo con el alma, pero lo cierto es que, como en un nuevo Bautismo de agua, renací a una nueva vida, una nueva “yo”, una vida mejor. Resucité con esta última Pascua que compartimos.


Y parece que se sanó mi alma. Durante largos años sólo veía el lado vacío del vaso, y nublaban mi visión de todo y de todos, incluida yo misma, las sombras de esas pesadas mochilas y etiquetas que yo misma me encargué de dejarme colgar sobre el lomo desde mi adolescencia, que hoy transita este varón nuestro, tan amado por todos, y así me lleva a revisar mi biografía en el reflejo que emana desde nuestra humana fragilidad. Hasta busqué gente que lucró con mi ingenuidad y mi inmadurez y las reafirmaran, haciéndolas parecer aún más reales y pesadas de lo que resultaban para mí.


Tenía que desandar ese camino de devaluación personal yo misma, como lo hará en su momento nuestra depreciada moneda, que tanto nos preocupa, porque todo es cíclico en nuestra historia, y siento que lo logré para por fin asumir la responsabilidad de mi destino sin echarle el fardo por nada a nadie que no ha sido más que abono para esta adulta en la que me convertí.





Escribir me permitió contactarme con almas sensibles y afines, incluso y especialmente a través del océano, desde la tierra de mis ancestros, causal y no casualmente, cuyas voces y ecos fueron despejando mis dudas sobre quién soy, al hacerme notar y valorar que hay inteligencia, sensibilidad y sentido común en la visión de la vida que me tocó vivir y que comparto en palabras que echo a correr al viento. Y me dí cuenta de que ese gran baluarte, el de mis dones, se los debo a ustedes dos.


 No tuve la suerte de dar con mucha gente afín en la vida real fuera de la familia, pero sí acá, en este espacio que visitan almas sensibles, con sus propias luces y sombras, como las de todos, que miran lo que les comparto de las mías con ojos más indulgentes que los propios. Al escribir e intercambiar pareceres y sentires, me doy cuenta de que no estoy tan sola en mi visión y experiencia de mi paso por el mundo, y de que hay más personas como ustedes, con cabeza, corazón, sensatez, sencillez, honradez, decencia y dignidad en el mundo ahí afuer que también me nutren y mucho. Es un gran alivio y una reafirmación que siempre busqué y encontré para así poder encontrarla dentro de mí.

Escribo sobre mi biografía, la de ustedes, entrelazada a la mía, la de los asturianos y gallegos que viven en mí y a quienes no les dí la debida importancia en su momento, pero con quienes ahora me encuentro en sueños diurnos y nocturnos, y me hablan, me miran, me entienden, les susurro y me escuchan. Y así voy exorcizando fantasmas, además de darme el gusto de explayarme sobre sus vidas en este mundo virtual que parece ser el real en estos tiempos, aunque no los confundo. Vaya esto como homenaje al árbol que ellos plantaron y que dio buenos frutos a través de ustedes y a través nuestro, en nuestros nobles y florecientes robles: nuestros hijos amados, sus nietos. Es el libro de la vida que todos dejamos escrito de una manera u otra, vida que voy andando como una rueda y buscando cerrar en su núcleo identitario, aunque quede vida para rato, o no. No me importa tanto la cantidad como la calidad de mi paso por este mundo, este crecimiento personal que me hace sentir bien plantada, que me lleva a mirar, valorar y agradecer todo lo que ustedes le dieron a este árbol cuyas ramas somos todos nosotros y que ellos primero y ustedes después regaron y abonaron con el amor que nos dan y siempre nos dieron, ese que ahora, por ley natural, nos toca abonar y cuidar a nosotros. 




Fue el mejor psicoanálisis sin psicoanalista que hice, de ahí su trascendencia y relevancia en mi mundo, que hoy, a pesar de lo que digan los diarios y muestre la tele, se me hace un lugar calentito y luminoso como aquel bendito día en el que traje a ese adorado varón de 2,100 kg. a casa, hoy transformado ya en un hombrecito, llorando de felicidad pura con él a upa al subir las escaleras con las que a gatas podía y con ustedes como respaldo incólume.

Logré subsanar las heridas que mi alma endurecida no lograba cerrar: hasta voy perdonando a mi familia política y familia al fin, a quienes no les entré bien, y que desde sus humanas limitaciones le enviaron a través de la señora que limpia su casa una cartita de pedido de sanación al Padre Ignacio cuando me sequé con el Sjögren. Me llegó una estampita desde Rosario como bendición y un manantial de agua fresca para seguir bebiendo y dando de beber. Yo creo en esos milagros sanadores, gestos del amor humano del más puro y desinteresado, más que en los medicamentos y la docena de médicos que me enfermeraron más de lo que me ayudaron a curar, porque no había nada más ni nada menos que sanar mi espíritu, y ese era un camino que me tocaba recorrer sola para por fin llegar a ser una mujer madura y sana para mí, con y para todos ustedes.


Tuve además, y por sobre todo esto de escribir, desde luego, la enorme fortuna de encontrar un compañero de ruta a quien amo profundamente y que me apuntala y valora como yo jamás lo había hecho. Le doy gracias a Dios por él, por mis hijos, por ustedes, por mi amorosa hermana y la bella familia que formó, que es la mía también, por la vida que ustedes me ayudaron a construir material y espiritualmente, en presencia y apoyo constantes, y a lo que mis genes me prodigaron y que supe desplegar y capitalizar, aunque no cotizan en la bolsa de valores, pero cuyos frutos fecundos son de un valor inestimable y serán lo que me lleve y deje como herencia de este mundo.

No los quiero hacer llorar ni reventar más arterias, pero permítanme pedirles perdón por esta década oscura con golpes duros que me hundieron y que siento que dejé atrás, ya a punto de cumplir mis 45 años. Perdón por mi ingratitud y mi ceguera, por mi egocentrismo y sordera, por esa necesidad de atención, reafirmación y valoración que buscaba erróneamente en los demás, ignorando que tenía que satisfacerla buceando y desenterrándola, desde lo profundo de ese océano que somos todos, de las ostras donde se escondían las perlas que hoy son esas heridas que voy sanando y que llevo en mí como cicatrices del buen combate de la vida. Eso es algo de todo lo que quisiera decirles, pero me sale más fácil por escrito.



Un beso con abrazo y un GRACIAS  ENORME, aunque gracias hacen los monos, ¿no, Pá?  

A boca de jarro           

53 comentarios:

  1. Hola fer,gracias por compartir tus sentimientos,tu amor,tu camino,esa vida que has puesto en palabras,y que conmueve y toca el alma.Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. No pidas disculpas, tu vida es lo que es. Si estas feliz contigo misma, si tienes creencias que te reconfortan y una familia a tu alrededor, es lo mejor que se puede pedir a la vida. Algunos andamos vagando por los parajes de la duda..
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La duda, Temu, es la marca del ser pensante, y también me acompaña permanentemente, tanto como esta necesidad de acepatción de mí misma, de mis vínciulos y de mi historia. Me ha costado mucho aceptarla y he estado reñida con ella largos años: por eso siento que debo pedir perdón. El perdón es algo maravillosamente sanador y liberador para quien sabe pedirlo y para quien tiene la grandeza de otorgarlo.

      Un saludo y gracias.

      Fer

      Eliminar
  3. Bellísimo Fer. Me hubiera gustado tener una hija como tu, porque sí, yo también soy abuela, pero madre de varones. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, emejota.

      Tienes un punto. Los varones suelen ser más duros a la hora de expresar su amor en palabras. Es entonces cuando hay que apelar a nuestra femineidad y a ese sexto sentido famoso del que tanto hablan y solemos jactarnos de tener, y aprender a leer en sus gestos y miradas ese amor que no verbalizan tanto, tal vez por una cuestión fuertemente cultural que radica en su modo de abordar y de vivir y su condición de varones.

      Soy madre de varón y mujer, así es que tengo a una parlanchina que me dice: -"Te quiero, mami", unas veinte veces al día, por ahora, que tiene sólo 10 años, y un joven de 15 que me responde mayormente en monosílabos que a menudo se parecen bastante a los ladridos del perro que no tenemos en casa. Pero en un abrazo de oso como el que suele prodigarme cuando baja la guardia que su adolescencia lo ha hecho montar, me derrite tanto como los "Te quiero" de la más pequeña.

      De ser abuela aún no te puedo contar, aunque lo que dicen mis padres es que es lo más hermoso que les ha pasado en la vida.

      Dicho sea de paso, tú eres una de esas almas sensibles que me ha conectado con la Asturias de mis abuelos maternos, y te lo agradezco profundamente.

      Besos transoceánicos.

      Fer

      Eliminar
  4. Preciosa entrada Fer, llena de sentimiento, ternura y amor hacia tus padres y hacia toda tu familia.
    Yo quería a mis padres pero no tome conciencia real de todo lo que me habían dado (y no me refiero a cosas materiales) hasta que me convertí en madre.
    Es un cambio contante Fer, crecen nuestros hijos y nosotras con ellos, descubrimos una fortaleza de sentimientos y de carácter que muchas veces desconocemos.
    Si además todo esto se comparte en pareja es un regalo maravilloso.
    Bonito reportaje familiar, gracias por compartirlo, y las fotos en ByN que bonitas ;-)
    Un petó y muchas felicidades al cumpleañero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Rosa, proveedora de buena poesía y ahora también de bella música vía mail. Tú eres una de esas almas sensibles y afines que nutren la mía hasta desde tu lugar de trabajo: ¡eres única e increíble!

      Cuando devine madre por segunda y última vez, leí mucho a una especialista en crianza argentina que tiene algunas ideas con las que comulgo bastante, aunque en esto de la crianza, no me fío de ningún especialista: también eso he aprendido con la adultez.

      Laura Gutman, que así se llama, tiene al menos una decena de libros publicados que se venden como pan caliente a pesar de no ser demasiado accesibles en precio, e incluso ha publicado y conferenciado en España.

      Ella dice que al parir, las mujeres nos "partimos", y que "parto" es un vocablo emparentado con "puerta". Es decir, al hacernos madres, nos partimos, Rosa, dejamos de ser la mujer que éramos hasta entonces para convertirnos en una nueva, y eso nos deja un tanto perplejas y desorientadas a muchas. Y pasamos por la puerta del parto, tal como el niño o la niña que se asoman al mundo, tal como en un rito de pasaje, para comenzar a andar una nueva vida. Y lo encuentro muy cierto en lo personal, tal como tú lo haces.

      La maternidad nos lleva a revisar el vínculo con nuestros padres, nuestra infancia y la crianza que nos han impartido, incluso nos lleva a juzgarla duramente y hasta a cuestionarla, a decir: -" Yo ésto no lo voy a hacer así como lo hicieron conmigo mis padres." Nos lleva hasta a la condena y la ingratitud muchas veces, sin entender que ellos hicieron lo mejor que pudieron desde sus propias luces y sombras como hacemos ahora nosotras.

      Pero el hacernos adultas implica trazar el mapa de nuestra biografía humana, otra idea de Laura Gutman que yo finalmente estoy realizando, no porque lo diga ella, quien cobra por ayudarte a hacerlo, sino porque es el proceso necesario que debemos transitar para devenir adultos como padres e hijos.

      La maternidad, según Gutman, implica "el encuentro con la propia sombra", pero no podemos quedarnos allí: debemos ser capaces de emerger de las sombras iluminándolas desde los tesoros rescatables, a veces más fácilmente que otras, de nuestra propia biografía.

      Gracias por tus cariñosas palabras de siempre, Rosa, por todos y cada uno de tus amorosos y hasta maternales gestos vía mail y aquí en el blog, y por tus buenos deseos para el cumpleañero también.

      Ha sido, en efecto, un cumpleaños muy feliz, entre otras cosas porque les entregué esta carta en mano a mis padres además de soplar las velitas y tomarnos unos ricos vinitos con el pastel de cumpleaños juntos en el living comedor de casa que me ayudaron a vaciar de agua el 2 de abril pasado.

      Un petó!

      Fer

      Eliminar
    2. Que razón tienes Fer yo he dicho esa frase, "si alguna vez tengo hijos no les haré lo que mis padres me hacen a mi" y no lo he hecho, pero he hecho otras cosas!!! Porque los tiempos cambian y las situaciones son diferentes pero el instinto de proteger y querer lo mejor para nuestros hijos no varía de una generación a otra. Espero que mis hijos cuando sean padres lo entiendan como nosotras lo hemos entendido.
      Me haría ilusión ser abuela, ahora mi hija tiene la misma edad que cuando yo la tuve a ella y cuando se lo dije el día de su cumpleaños me miro con cara de guasa jejeje Lo entiendo porque aunque los dos tienen trabajo las cosas pueden cambiar y la situación esta difícil. Esta crisis esta llena de recortes de libertades sociales, en sanidad, en educación y también la libertad e ilusiones de los jóvenes para crear una familia y tener hijos. En algún momento habrá que perder el miedo a lo que pueda pasar y seguir adelante.
      El viernes a veces cuando ya no hay gente, ni teléfono, es un buen momento para poner música e intentar terminar cosas que durante la semana han ido quedando atrasadas. Un placer compartir esas bellas canciones contigo Fer.
      Por cierto, me equivoque, no ha sido un fin de semana primaveral. Hemos tenido agua, viento, granizo y frío!!! Este mediodía hemos salido a dar una vuelta con los perros por unos bosques cercanos y el termómetro marcaba 9 grados a las 12, ya ves estoy por volver a sacar de nuevo los abrigos y bufandas jejeje.
      Que tengas un buen principio de semana, un petó,

      Eliminar
    3. Pienso igual que tú, Rosa. Hoy día se juzga a madres que no amamantan porque nos dicen que dar leche materna es amar. Mi madre no me amamantó, aunque me amó entrañablemente a fuerza de mucha mamadera bien dada y aún lo hace, digo amarme y darme una que otra mamadera de vez en cuando, que para eso estamos las madres, simplemente porque cuando nací los médicos no lo recomendaban.

      Entonces decían que la leche maternizada, si no bajaba buena cantidad de leche materna, era estupenda. Eran los consejos que siguió toda una generación de buenas y malas madres, como las hoy, los del Doctor Benjamin McLane Spock, un pediatra estadounidense cuyo libro El libro del sentido común del cuidado de bebés y niños, publicado en 1946, es uno de los mayores best-sellers de todos los tiempos y la generación de nuestro padres hicieron lo que los médicos les aconsejaron.

      Hoy están las activistas de la lactancia, las abanderadas de la teta, y si bien los beneficios de la leche materna bien dada son innegables, creo humildemente que llegar al extremo de decir que "Amamantar es amar", como slogan, que aquí ha prendido y mucho, es una barbaridad, ya que conozco madres que amantan fumando o bebiendo alcohol o drogándose, o bien hablando por el celular al mismo tiempo que están amamantando. Dar amor y amor a un hijo no pasa por qué leche le das a mamar, sino por cómo la das. Y conozco mujeres que les han reprochado a sus madres el no haberlas amamantado, Rosa!!! En fin, son ideas nuestras, que de sentido común, vamos a decirlo, Rosa, tenemos y mucho.

      Muy interesante este tema del miedo a tener hijos. Yo escribí alguna vez una larga entrada al respecto que, si te interesa, te la paso por mail. Entiendo a tu hija y a su compañero porque mi esposo y yo dudamos de traer a nuestra segunda hija al mundo cuando el corralito del 2001, que se quedó con todos nuestros ahorros para traer otro hijo al mundo, precisamente. Pero yo le insistí y lo animé a mi esposo, que era quien no se animaba en mi caso, y jamás nos arrepentimos ni nos ha faltado nunca nada: el dinero va y viene, la familia que se forma es un patrimonio invaluable.

      Desde luego, no es prudente traer hijos al mundo de manera irresponsable, sabiendo que no podrás mantenerlos por tu situación. Pero las crisis siempre nos meten miedo y finalmente las pasamos, un poco más ajustados o más holgados, pero pasamos el invierno como lo has de pasar finalmente tú para disfrutar de tu primavera y tu "abuelitud".

      Buen comienzo de semana para tpi también!

      Gracias por volver, releer y expandir, Rosa querida!

      Un petó!

      Fer

      Eliminar
  5. Tus palabras Fer llegan al alma!!! me emocionan mucho... que bueno es poder decir lo que sentimos... no es simple... sólo hay que empezar... y es tan sanador...
    Te quiero mucho... y me hace bien leerte!!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias desde el alma, Moni. No es simple, es verdad, pero es tan bueno, justo y necesario, ¿no? ;)

      Gracias por tu cariño manifiesto y por leerme y comentarme un sábado a la noche, Moni!!!

      Yo también te quiero mucho, ya que sos una de esas almas afines y sensibles sobre las cuales los pongo al tanto a mis viejos en esta carta que les entregué ayer en mano, un alma grande y sonriente, aún frente a la adversidad que nos toca vivir a todos en tramos de la vida, un ser que me nutre desde este lado del charco, desde acá no más, muy cerquita, muy cerquita de casa.

      Un abrazo fuerte, Moni!!!

      Fer

      Eliminar
  6. Joooo,chiquilla,(porque eres una chiquilla, que lo sepas) qué emotiva esta entrada. Llega al alma, de veras que sí.

    El ver crecer a tu hijo,ha ido desarrollando en ti,una especie de caleidoscopio donde luces y sombras formaban figuras indescifrables. Tus figuras, las de tu vida en todas sus fases.

    Pero este aparatito que es el vivir, sabio como pocos, te mantuvo quieta hasta afinar tu vista, admirando por primera vez la belleza de esa especie de mandalas que han ido forjando tus vivencias.

    Te asentaste, te aceptaste y te quisiste. Y lo más importante, valoraste al fin, que lo que importa es vivir siendo una misma, apreciando lo realmente valioso.
    Y eso, querida Fer, es lo que trasmites aquí, un conocimiento profundo de ti misma y el amor tan inmenso que te embarga y al que sabes dar las gracias que se merece.

    Nosotros,los de detrás de la pantalla,somos también parte de ese cariño que aún sin tacto,es tangible al sentimiento.
    Me ha encantado la entrada y me he enrrollado que no veas,por cierto.
    Lo sientoooooo
    :)
    Besos miles y felicidades a tu quinceañero y a ti misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marinel, ante todo, por lo de "chiquilla", flor de piropo para una porteña cuarentona, luego, por saber hacer una lectura enriquecedora de este proceso de aceptación y crecimiento personal, por adivinar además mi gusto por los mandalas, que cuelgo ahora en casa por su simbolismo, y finalmente por acusar recibo de la referencia que hago de personas como tú en esta carta a mis padres y agradecer lo mucho que yo tengo que agradecerte a tí.

      Tu sentimiento traspasa la pantalla también, te lo aseguro, y el enrollamiento es absolutamente compartido, así que no te lamentes, preciosa mujer, que eso somos, mujeres, y no está mal enrollarnos y decir que lo sentimos a boca de jarro ;)

      Gracias por los saludos al cumpleañero, que ya se afeita y me saca una cabeza, cosa que no es difícil de lograr en mi caso, claro: ¡serán dados!

      Cariños y "besos mil", Marinel, que así de mal lo decimos en porrteño, che! ;)

      Fer

      Eliminar
  7. Bueeeno mi querida boleadora, iba a ponerte pelotuda jajaja pero me ha sonado un tanto horrible (lo siento, no me acostumbro a esto de puteo, ni en broma:-) y como te veo así en fase medio gaucha-galega-astur, con toda la garra e ímpetu que imprime la mezcla explosiva de tanta sangre brava...pues eso, te llamaré FER la boleadora solo aquí y solo hoy, por ser hoy, prometido:-)

    Nada más bonito en esta vida que el agradecimiento, no es que sea de bien nacidos el ser agradecidos, es que si olvidamos que todo lo debemos, que no somos nada sin todos los que nos han hecho y dado todo lo que somos y tenemos, nos imbecilizamos... creo que este es uno de lo motivos por los que hay tanto engreído bobo por el mundo, supone deber a sus méritos lo que sea que sea y olvidan que si están aquí es gracias a unos padres y si es lo que sea, es gracias a todas las personas que la vida ha puesto en nuestro camino, al final ¿qué mérito tenemos nadie si solo nos aprovechamos lo que otros nos regalan? por eso suena tan preciosa esta carta tuya, porque tu agradecimiento va a tus padres, pero a la vez a tus raíces, a tus ancestros, a todos y todo lo que te rodea, porque eres quien eres y te gustas y lejos de embobarte, das las gracias por ello. Si luego en este proceso ha habido etapas en las que supones se lo has puesto más difícil a los demás, está bien las disculpas, pero no son necesarias en absoluto. Estate segura que quienes te quieren de verdad, quienes te queremos damos eso por añadidura. Solo se quiere a alguien cuando aun a pesar de los errores y defectos que todos cometemos y tenemos, a pesar de fases difíciles y retorcidas, esas en las que a veces parece que se nos mete un alien dentro ( en la adolescencia siempre digo que es lo que nos sucede a todos:-) nos quieren igual, nos aguantan y esperan pacientemente a que pase y la vida nos exorcize, piensa que algunos mueren sin esa suerte y ahí se quedan:-)

    Así que mi querida FER, disfruta de tu hijo, de tus padres, de tu familia y de todos los que lejos cerca disfrutamos de ti... sobre todo disfrútate mucho tú, jamás encontrarás mejor amiga que tú de ti misma, ahora que tu yo y tu misma os lleváis tan bien, que sepas que los demás te vemos y sonreímos felices por ti, es un gusto leerte así de orgullosa y a la vez humilde y agradecida, vamos cielo! que estás hecha una boleadora adorable:))

    Un beso inmeeeeeeeenso de grande preciosa y que toda esta sensación que te hace sentir tan bien dure siempre. Muaaaaaakkss bonita!!

    feliz semana que viene y... ya sabes, si el jefe se pone insoportable, atízale con esa plegaria que has leído jajaja
    Graacias... por todo, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo más que decir GRACIAS, María.

      GRACIAS por todo y por tanto!!!

      Lo has puesto todo tan bien en palabras que hay que decir y que hay que escuchar desde el fondo del alma, este alma que ha renacido y se ha enderezado, que ha mamado el maná de sus raíces a quienes venera y que necesita plantar con orgullo en este nuevo mundo, el de la internet, que sería incomprensible e inmanejable para ellos, aunque el Nuevo Mundo lo domaron con boleadoras, de ahí que yo sea una, efectivamente, que no hace falta agregar nada más, sólo GRACIAS.

      Lo del jefe/a, espectacular, lo de Brecht, insuperable, pero vuelvo mañana porque no quiero pecar de cargosa.

      Me despido con un hasta luego, entonces, y copio tu frase final porque el sentir es recíproco:

      Graacias... por todo, siempre.

      Fer, la boleadora :)!!!

      P.D. Esa etiqueta nunca me la había autoimpuesto y sin embargo hoy se siente cierta. La voy a comunicar a toda la familia como excusa cuando empiece a romper las bolas!!!

      Eliminar
  8. Se te ve crecer a través de las fotos y a través de tus palabras compartiendo emociones tan personales. Es emocionante sentir tu agradecimiento a la vida, y a los que la hicieron y hacen posible.
    Te he acompañado en todos tus sentimientos...tan humanos, tan verdaderos...
    Un bsazo en el alma.
    Tu payaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, desde el alma.

      Tú no eres sólo un payaso de nursery homes, que cose sus zapatos, remienda su traje, alimenta y pasea a su perro y hace reír a grandes y pequeñitos, mi querido amigo. Tú tienes un par de alas soberbias en tus manos que me hacen levantar vuelo cada vez que leo las palabras que hay que decir como sólo tú sabes hacerlo.

      Un besazo también desde el alma mía al alma azul tuya, que abre camino a través de los miles de kilómetros que nos separan para estremecerme con cada palabra que me da.

      Fer

      P.D. Si yo pudiese colorear mi alma, lo haría de azul también. Es, y siempre ha sido, mi color favorito.

      Eliminar
  9. Qué bellas fotos! Hay mucha felicidad en ellas. Precioso relato de vida! Es muy lindo leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mariela! Debemos ser mayoría las lindas familias que construimos lazos a base de amor y presencia constantes, aunque una mayoría silenciosa. Vos te animaste a hablar, como me animé yo, y nos encontramos. Celebro el encuentro, porque como digo en esta carta, no tuve la suerte de dar con muchas almas afines en la vida real, y vos sos una de esas almas afines que encontré gracias a este mundo, y por eso también doy las gracias. Mañana te paso por mail el relato que te debo y un par de links más que te pueden interesar.

      Gracias y un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  10. Sólo un espíritu que ha evolucionado y se ha expandido en las experiencias, tanto dolorosas, como felices, puede escribir un texto tan sincero y agradecido como este que nos permitís leer hoy.
    Me emocionó seguir tu historia, entre fotos y relatos y me alegró mucho saber que estás mejor de tus problemas de salud, que siempre suelen reflejar problemas del alma.
    Hermosa familia la tuya. Vos que tenés una, con hermosos viejos, hermosos hijos y marido, disfrutala a fondo.
    Los afectos son lo único que hacen tolerable estar en un mundo que por momentos parece estar al borde de la locura.
    Como te dije en mi blog: Fer, un gustazo haberte encontrado en este otro mundo virtual.
    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella.

      Para mí también es un gustazo y un enorme privilegio haberte encontrado y poder disfrutar de tus palabras como pájaros en este mundo virtual que cada vez se me hace más entrañable en su realidad.

      Tengo que volver a tu blog a leer tu respuesta todavía. Igualmente, nos mantenemos en contacto por Google+ sobre blogs que valen la pena leer, ¿dale?

      Un beso grande, Mirella!

      Fer

      Eliminar
  11. ¿Seguro que solo mides 1,56 cm.? Te aconsejo que te agencies una cinta métrica y veas como has crecido porque yo al menos te veo más alta y luminosa. Quizás has echado por la borda mucho material sobrante y al aligerarte te has hecho más etérea y volátil.
    Agradecer a nuestros progenitores todo las cosas magníficas que hemos heredado o aprendido de ellos es sin duda un gesto valiente y necesario. Hacerlo cuando están cerca y todavía pueden oírlo es además una forma de decirles que su cariño y atenciones tiene frutos visibles y no solo frutos posibles.
    Los seres humanos somos increíblemente estúpidos. Agradecemos el más mínimo favor que nos hacen los desconocidos y les negamos a los que comparten la vida con nosotros todo lo que nos han regalado a lo largo de los años. Al parecer como son parte de nuestra vida deben aceptarnos tal cual somos sin esperar nada a cambio. Luego llega el arrepentimiento y la congoja por haber sido tan injustos. En fin...
    Muchos besos de lunes, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que medirme de nuevo, aunque mis padres están alarmados porque les sucede que, al medirse, notan que han perdido estatura y sus pantalones les quedan más largos. Cosas que pasan con el paso del tiempo. Por eso mejor dejo la cinta métrica en el costurero y te tomo la palabra a ti que eres un lungo, como llamamos aquí a los altos.

      A mí también se me hacen ellos más altos hoy, con su sabiduría de vida que tantas veces he desoído y seguramente seguiré haciéndolo, porque se mete la pata en el mismo hoyo más de una vez a pesar de estas conversiones, Krapp. Dice siempre mi padre que el ser humano es el único animal tan estúpido de cometer el mismo error dos veces. Los otros, si lo hacen, pierden la vida, entonces aprenden la primera vez que yerran y no vuelven a equivocarse o al menos no caen en la misma trampa.

      1, 56 cm. y no uso tacones: no los soporto. Sería una estupenda espectadora para sentarme en la fila delante de ti y no arruinarte el espectáculo, porque además llevo el cabello siempre suelto: visibilidad plena y asegurada conmigo...

      La verdad es que iba a poner como título: "Las palabras que hay que decir a tiempo", pero supuse que a mis padres los haría llorar aún más de lo que han hecho al leerla, ya que esto del paso del tiempo y el fin de la vida es una cuestión que naturalmente los angustia, y esta es también una forma de tirar de la cuerda para que haya cuerda pa rato, y de explicarles lo que genialmente puso Neuriwoman en su blog casualmente hace cinco días, cuando tenía esta carta en borrador:

      "Lo más importante en nuestras vidas

      no se mide por el tiempo que dura

      sino por la huella que nos deja".

      "Huellas de vida": by Neuriwoman.

      Se siente muy cierto, ¿verdad? Sin embargo, comprendo que al aproximarse el final de nuestros días nos acongoje dejar este mundo que hemos aprendido a querer y a gozar y que es, en definitiva, el único que conocemos. Por eso también les hablo de sus padres, que creemos vivos y en un lugar mejor, extrañándolos y esperándonos allí junto a San Pedro en las puertas del cielo, que seguro tendrá a bien abrirnos la puerta y ubicarnos en un buen sitio a todos juntos, no sin antes pasar un ratito por el purgatorio para entrar realmente limpios y ligeros. Aunque vivir en este país ya es suficiente purgatorio, te aseguro, sobre todo para los jubilados.

      Gracias por tanto cariño, por nuestras conversas por mail, que adoro, Krapp, por darme tanto de ti y permitirme conocerte un poquito más cada vez que interactuamos. Me hace realmente muy feliz tenerte como amigo aunque sea a la distancia. ¿Y quién sabe? Tal vez algún día podamos encontrarnos para compartir unos vinos y unas tapas en Viveiro y me haces de guía de turismo como me has hecho de psicoanlaista y doctor del alma tantas veces, y gratis, porque de ese viaje no me voy a perder, sólo es una cuestión de tiempo. Por eso, cuídamelo, por favor: no permitas que afeen nada por ahí. Firma todo lo que haya que firmar para oponerte a todos los cambios que atenten contra la enorme belleza de esa tierra que siento mía.

      Muchos besos de lunes, mi querido amigo y GRACIAS.

      Tu amiga Fer.

      Eliminar
  12. Me parece que aquí hay algo que no cuadra. Y es que veo que no te ha llegado la factura. No te preocupes, te la reenviaré de nuevo. ¿Que qué factura? Pues cual va a ser, el importe que cobro por cada visita y comentario. Y no se te ocurra llamarme interesado u oportunista. Total son unos euros de nada, ja ja.
    Bromas a parte, amiga Fer, el vaso siempre está ahí. Y en ocasiones es nuestra propia percepción la que hace que lo veamos más o menos lleno. O más o menos vacío. La reconciliación con uno mismo es una de las cosas más hermosas que le pueden suceder al ser humano. Y para ello se comprueba que todo ese camino que has seguido no ha sido en vano.
    Me alegro enormemente de compartir este momento. Es tan complejo y a la vez maravilloso el ser humano, ese que tu familia contempla orgullosa en las fotos que nos muestras. Un autentico lujo acompañarte en este viaje en el que ahora enb serio, lo único que se cobra y se alimenta es una sana camaradería. Sin facturas, pues.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, querida Víctor, si tuviera que pagarte en euros lo que cobran los psicoanalistas aquí, me perforaría el bolsillo. Cada euro cuesta alrededor de doce pesos, y una consulta psicológica, unos doscientos pesos, y dura apenas una hora, a veces menos, así es que saca las cuentas, que yo para las matemáticas no he nacido, pero se me hace demasiado dinero.

      Gracias por tu sentido del humor y por el acompañamiento amoroso de siempre, querido amigo. La alegría es también mía por contar con personas valiosas y realmente desinteresadas como tú en este espacio que es una extensión de mi living comedor, y que también hacen posible este crecimiento personal con tanto cuanto me brindan.


      Un fuerte abrazo y GRACIAS.

      Fer

      P.D. ¿Puedes creer que pregunté en una buena librería y distribuidora de libros sobre ese libro de Vincent, Aguirre el magnífico, y no tienen ni puta idea? Cosas que pasan en esta tierra. Pero no claudicaré en la búsqueda o me informaré por internet. Tú, entre tanto, sigue recomendado alimento para el alma, por favor, tan inspiradamente como te ha salido esta última vez, gratuitamente también, aunque la peli no se ha estrenado aquí y brilla por su ausencia como el libro todavía, hasta donde yo se.

      Eliminar
  13. Qué hermoso FER!! comparto tu alegría =) la sanación de ntros vinculos primarios es un proceso espiritual q lleva su tiempo... aún hoy estoy en ese proceso...pues a veces aparecen cosas a traves de mis hijos... pero uno ya aprendió q estas cuestiones espirituales hay q mirarlas de frente, honrarlas... darles su lugar y continuar hacia adelante...
    ¿Sabes una cosa? todo lo q escribo y comparto es lo q yo misma necesito aprender... asi q... ¡crecimos juntas! compartiendo desde el alma en estos espacios virtuales q nos recuerdan q todos estamos conectados x hilos invisibles... abrazo y bendiciones!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir, María: es un honor que me hagas una visita acá. Quiero además que sepas que tu blog fue idea madre e inspiración para animarme a llevar el mío, ya que aprendí mucho del tuyo siguiéndote durante tanto tiempo, y aún lo hago.

      Muchas veces, leía esas entradas que les dedicabas a tus padres, con tanto amor y humildad en el reconocimiento, la aceptación y el agradecimiento genuinos, y sentía que yo nunca sería capaz de hacer algo tan noble y tan necesario. Todo lo que me enseñaste a través de tus libros, tu curso online, todo lo que compartiste en tu espacio de maestros como Bert Hellinger y otros tantos, y lo de tu propia cosecha, tan valiosa, María, finalmente dio buen fruto y tenía que hacértelo saber porque sos artífice y partícipe causal, y no casual, de este cambio en mi vida.


      Desde luego que este es un camino con altibajos: los vínculos, vos lo sabés mejor que nadie que conozca, son complejos y hay que invertir tiempo y trabajo constantes en ellos. Pero es una aventura de autosuperación permanente, un desafío cotidiano.

      Todos estamos conectados por hilos invisibles que de todas formas se hacen visibles a los ojos del alma.

      Un fuerte abrazo, maestra mía del alma, y bendiciones para vos y los tuyos también!

      GRACIAS DE NUEVO!!!

      Fer

      Eliminar
  14. Querida amiga, para empezar es una alegría verte atravesar por esta etapa de renacimiento y felicidad. Yo creo que el agradecimiento y el reconocimiento son muestras muestra de paz interior y plenitud, porque cuando se está mal uno está mucho más cerca del reproche, incluso a quienes más nos ayudan, especialmente a ellos. Así somos.

    Soy de la idea que estos cambios, estos "darse cuenta" se dan más naturalmente que lo que se cree. Uno supone que son el fruto de un trabajo emocional o cosas por el estilo pero son esencialmente naturales y no tanto producto de las elucubraciones a las que nos dedicamos con tanto ahínco. De todas formas, sea como sea, el resultado es tu felicidad y eso es lo que importa.

    Besos & abrazos

    PD: es natural el encono con los más cercanos y lógicamente los sentimientos de cariño y rechazo se dan más fuertemente en las relaciones que más nos importan, no tenés nada que reprocharte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ante todo por llamarme y considerarme "querida amiga", como sos vos para mí, quiero decir, vos sos un "querido amigo", que quede claro, por favor, ¡faltaba más!

      Vos sabés que yo nunca tuve muchas amigas, lo que se dice "amigas" en la vida, y la que me hice de grande se fue a vivir a Pinamar, así que no nos vemos tan asiduamente como nos gustaría. Pero mucho menos me hice de amigos, Rick. Siempre me costó tratar con varones sin temor a no saber cómo dialogar y entenderme con ellos, o a que se prestara la cosa a confusión. Resabios de colegio de monjas y de señoritas, que donde entraba un pantalón, nos derretíamos, aunque fuese el más feo del barrio...

      Así que el hecho de tratar con hombres desde un lugar tan sano, tan enriquecedor, tan lleno del humor masculino, la simpatía y la picardía, que son tu marca, me hace sentir muy bien y muy cómoda por primera vez en la vida.

      Este blog empezó siendo un lugar chiquito, lleno de minas que nos juntábamos a hacer terapia sobre crianza y las cuitas que compartíamos sobre nuestra culposa maternidad y cuestionada escolaridad de nuestros hijos e hijas, y a veces, surge eso, pero el agregado de tantos buenos, inteligentes, sensibles y respetuosos hombres como vos, Rick, para mí eternamente James Boeing, que me encantaba, pero vos también te re-bautizaste, y vale, no deja de sorprenderme así como de abrirme el coco y disfrutar como loca hablándoles de igual a igual, sin miedo, sin pudor, puteando a la par de ustedes. Me encanta tenerte de amigo, ¿qué más te voy a explicar?

      El cambio, ese "darse cuenta", se puede intelectualizar, intentar explicar, incluso hasta psicologizar, de mil maneras distintas, todas válidas. Mi amiga me dijo que el Sjögren, un síndrome de sequedad, era signo de la sequía que sentía que era mi vida. Otra interpretación válida, hasta de perogrullo. Pero tenés razón desde la sensible simpleza de tu cabal masculinidad práctica y aplicada: lo que cuenta es que se dio, y punto. El cómo se dio no es tan relevante como el hecho de que se dio.

      Y es cierto que a veces, en nuestros denodados esfuerzos por salir del pozo, no hacemos más que patinar en el fango y hasta hundirnos más. El ejemplo más claro es todo lo que viví y compartiste conmigo tan amorosamente, paso a paso, y con tanta paciencia... Porque hay que ser paciente para bancarse a una mina larguera y encima deprimida como estaba. Larguera sigo siendo, e igual me bancás ;)!

      Todo eso, las sonrisas que pintas en mi alma cada vez que te leo en tu blog o acá, tus mails, gestos delicadísimos, por cierto, y genuinos, porque siempre me insististe en que estabas ahí para lo que necesitara, aunque guita jamás te habría pedido, amigo, todo eso, no tiene precio. Y no puedo más que decirte GRACIAS.

      Y sí, es tan natural el amor como el odio en los vínculos más cercanos, pasamos de uno a otro casi minuto a minuto, pero el sustrato es amor, de ahí el autorreproche por el otro sentir, aunque más que un reproche es una confesión, un blanqueamiento, un reconocimiento de lo que verdaderamente vale y queda y un pedido de disculpas, ese que hace bien poner en palabras.

      Un beso enorme y GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE!

      Fer.

      Eliminar
    2. No te voy a decir que me hiciste llorar porque soy muy macho(??), pero me emocionaste. Tus palabras son muy elogiosas pero inmerecidas, igual te las agradezco mujer. Gracias a vos por este compartir y esta sinceridad que prodigás. Casi me siento tu hermano mayor (mayor dije, otra delicadeza, jjajajaj), claro que mayor, si te llevo 10 años. Además de hemano mayor, una de mis hijas cumple años el 18 de mayo, otra coincidencia familiar.

      El problema de la relación con los del sexo opuesto es un tema generacional (ya aclaré que soy mayor así que no te enojes). Mi colegio era de varones y también sufríamos la poca práctica a la hora del "encare". Con los años uno se va acostumbrando, pero al principio cuesta. En el blog es distinto, fundamentalmente porque todos somos más valientes detrás del teclado, hasta yo.

      Vuelvo a celebrar tu alegría.

      Besos, mujer valiente





      PD: a mi mujer le encantó el cuento del tatuaje.

      Eliminar
    3. Obvio que sos macho... ¡si sos arrgentino! No, en serio, sos realmente un hombre muy, muy especial, y me encanta nuestro vínculo, aunque no quiero hacerte llorar, más que de risa, a ver si me empieza a salir como a vos, aunque sea de vez en cuando.

      Che, qué linda edad 55. Y mirá la coincidencia del 18 de mayo!!! Será casual o causal??? Cómo estoy con esa, eh!

      El cuento, obviamente, me lo mandó mi marido... Así que no me extraña que le encantara a tu mujer, porque a mí me encantó también. Mandale un beso grande, Rick, que debe ser una santa mujer y alguien con buen sentido del humor si vive con vos todavía... ;)

      ¡Qué tema el de los colegios no mixtos que tuvimos que padecer! ¡Qué traumados e hípercalentados nos dejaron! Tengo pensado escribir al respecto, así que lo dejo ahí: esa te va a gustar, Rick. Y a tu mujer, más. Decile que se me ponga de seguidora, así tengo número redondo: me falta 1 y le juego al 200 a ver si ligo algo en la lotería o en el quini.

      Y es muy cierto que todos y todas somos muy guapetes atrás del teclado, todas y todos, y en Twitter, ni que hablar...

      GRACIAS AMIGO!!!

      Besos a los dos!

      Fer

      Eliminar
  15. Cuánto amor! Qué lindas fotos!!
    (Sos igual a tu papá)
    Lo bueno que es crecer y darse cuenta lo humanos que son nuestros padres...yo que creía que los míos eran superhéroes!
    Agradecer, pedir perdón, perdonar. Crecer.

    Me dieron ganas de abrazar a mis viejos. Un beso Fer, emocionante relato.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Dana. Te debo una visita, hace mucho que no me paso por tu Cuaderno azul, pero el mío se llenó de palabras que siento que tengo que escribir. Y cuando se escribe mucho, no queda tanto tiempo de leer y comentar todo lo que a una le gusta.

    Por suerte, llega un día en que no vemos más a nuestros padres como superhéroes y los entendemos en su humanidad. Ese día también aceptamos la propia, Dana. Y dales un abrazote si los tenés a mano!!!

    Un beso y GRACIAS!!!

    Fer

    ResponderEliminar
  17. Fer tu entrada de hoy demuestra que has madurado...y que has llegado a ese punto en que te aceptas como eres...y sobre todo valoras lo que tienes y has conseguido...que no es carrera académica...posición social o económica...
    es crear una familia estupenda...y comprender que lo más importante en la vida son los afectos, incluso aquellos que nos cuestiona,nos reprochan o nos corrigen...
    seguro que tus padres siempre han estado orgullosos de ti...y han creído en ti,cuando tu no lo hacías...y hoy habrán soltado una lagrimita de emoción porque por el cariño que les demuestras...pero sobre todo porque su niña pequeña se ha convertido en una gran mujer...
    Bonitas fotos para ilustrar toda una vida...
    Un abrazo...
    PD He estado fuera unos días... a full,como dirían ustedes...en el pueblo con mis padres y mis suegros, de reuniones familiares...y aunque cuando escribo soy una persona políticamente correcta...en el día a día si que uso algún taco como decimos por aquí, sobre todo cuando me enfado o me exalto...y me encanta ser irónica y jugar con las palabras, que son mi mejor arma...no soy de chiste fácil...si no de puteo...de chinchar...y con una dosis de mala uva, que teme mucho mi marido sobre todo...jejeje...por aquí diríamos "dar puyazos"...
    te agradezco que cuando escribes uses un español académico...aunque a fuerza de leer y tener amigas argentinas voy entendiendo algunas de vuestras expresiones...
    Espero que tengas una linda semana...sos lo mas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¡Que genial que sos, Julia! ¡Vos sos lo más, qué buena onda, che!"

      Tanto me has "bancado" (=soportado) la queja, "la depre","la neura" (=neurosis), el blues del Sjögren y de esto y de aquello, que por fin sucedió, Julia. Tienes toda la razón: maduré. Crecí.

      Tú has sido testigo y acompañante terapéutica en este proceso de maduración mía, pa que lo sepas, ¡joder!. Ahí he usado "un taco", me da gracia porque para nosotros tacos son tacones o lo que comen los mejicanos, y yo no uso tacones pero sí tacos. De lo que no estoy segura, como nos pasa a todos los extranjeros, es si es el contexto apropiado o si sueno vulgar. Igual me sucede en inglés. Me sé un rosario de puteadas muy coloridas y mis alumnos grandes, ya de casi veinte, me piden por favor que les enseñe puteadas, pero el peligro es que, como hablantes foráneos de la lengua, no sabemos a ciencia cierta qué efecto tendrán. La entonación, el contexto, el grado de confianza con alguien, la empatía y el sentido del humor del otro o su ausencia... hay un sinfín de variantes que se nos pueden escapar y hacer que metamos la pata.

      Me alegra que te alegres con mi alegría, ya que has compartido mis penas. Y me alegro con tus alegrías y con lo que me compartes de tu vida familiar, que me hace mucha gracia y agrega matices nuevos y humanos a la Julia que conozco, que siempre me visita serena y pacientemente a esta hora, me comenta con honestidad, me aconseja bien, de mujer a mujer, me recomienda buena lectura y música, me deleita en su espacio con preciosas fotos y manualidades del más exquisito gusto, en fin, Julia, "sos una divina", como decimos acá. En eso sí puedo dar clase: en el uso de mi lengua, sea español o castellano rioplatense, da igual, es mi lengua y la conozco "re bien". Yo también "ando a mil", así que, "nada","a ver" ... eso lo dicen otras, "las chetas" (=paquetas, pitucas, nariz pa arriba, tilingas), yo no hablo así, pero te enseño para que te rías... Te visito tan pronto como pueda, aunque sé que tú no me visitas para que yo te decuelva la cortesía, Julia, eso "se nota a la legua", y te doy un GRACIAS enorme por tanto apoyo y corazón!!!

      Un beso, uno sólo hoy, a lo porteño, y medio en el aire, aunque somos besucones y "toquetones" los porteños y los argentinos en general ;)

      Fer

      Eliminar
  18. Nosotros somos, mal que nos pese o mucho que nos agrade, esencia de nuestros padres, portadores de sus enseñanas y, con abundante frecuencia, el sentido de sus vidas.

    Tu agradecimiento, expuesto en modo tan excelso al mundo en esta carta, no puede ser si no el mayor motivo de orgullo para unos padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo! Soy motivo de orgullo y de dolores de cabeza, también, como todos los hijos, porque todo vínculo tiene sus luces y sombras, pero estoy en un momento de luz que ilumina también a mis padres.

      Un beso!

      Fer

      Eliminar
  19. Graaaciaaass mi FER, perdóname, no entendí que te trajeras las bolboretas a tu blog y con ellas el mío preciosa, solo que te gustaba la foto y la palabra...me has dejado sin palabras al verlas aquí. Un precioso detalle que no merezco pero meeencanta, a ver si no la pifio contigo jajaja ya sabes que soy experta en hacerlo, espero que cuando meta la pata ( cuenta con ello, lo haré seguro:-) perdóname y descuéntame la parte de sangre marciana-berciana que corre por mis venas ;-)


    Mil gracias y muchísimo besos, mi querida argentina-galego-astur ;-)



    PD
    La región donde nací es el Bierzo, pertenece a Castilla León, pero está justo entre Galicia y Asturias, así que tengo mucho más de ellos que de los castellanos y además estoy orgullosísima de soltar a los cuatro vientos que soy berciana ¿comprendes por qué tenemos un toque semejante tú y yo, teniendo el Atlántico de por medio?.-)

    Por cier... me da una pena terrible la politización que en nuestro país se hace con el asunto de las lenguas autonómicas, que son asunto de cultura y corazón, muchísimo más allá de ideologías secesionistas de algunos megalómanos arribistas que por desgracias sufrimos por estos lares. Es más, a mi personalmente me da igual si el galego, el castellano o el Bable son idiomas o dialectos, se hablan o se farfullan. Son cultura, son formas de expresión de un pueblo, solo por ello, respetables todas y un valiosísimo patrimonio a cuidar, siempre, sin ser impuesta ninguna jamás a nadie...que cada uno libremente se exprese como más le guste y cómodo se sienta.

    Muaaaaaakkksss!! inmeenso bonita, terminaré por irte a ver yo a ti y a tu familia, a lo mejor hasta en alguna generación por ahí perdida tuvimos perientes comunes...¿te imaginas?;-)

    ResponderEliminar
  20. PErientes noooo, ya sabes jajaja meeencanta patinas con las letras... se me da de miedo en cualquier idioma ;))

    Más y más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a contar una cosa sobre la que estoy hurgando: mi árbol genealógico... Resulta que me entero por Krapp de que hay un tal Juan Fernández Latorre que hasta figura en wikipedia, y ha sido el creador, junto a otros, de "La voz de Galicia", entre otros datos que necesito chequear. Hasta soy capaz de contactarme con sus descendientes.

      Así es que bien podríamos estar emparentadas, aunque hay muchos Fernández, ¿verdad? De todos modos, la familia también se elige, y yo te elijo como familia, como hermana, como lo hago con Krapp, otro hermano, y te abro las puertas de mi casa cuando gustes venir para acá. Estaré encantada de recibirte.

      Me quedo con las bolboretas o volvoretas o como sea, y con la frase de Brecht bajo la imagen de mi abuela galega leyendo el periódico y politizada, como su nieta hoy. Ahí quedan, como quedas tú en mi jarrito y en mi corazón, aunque te mandes patas y "tacos", que yo también me los mando y "tupido".

      Besos mil y gracias por seguir volviendo!

      Fer

      Eliminar
  21. Dicen por aquí, que es de bien nacidos, ser agradecidos... y desde luego tu lo eres.

    Hermosa carta, Fer, y afortunada tú que puedes escribirla y aún disfrutarla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por llamarme bien nacida: mi madre no opina lo mismo cada vez que rememora lo que le costó hacer que asomara al mundo, pero se entiende y agradece el cumplido.

      Hay cosas que es muy bueno para el alma decirlas a tiempo, pero si el tiempo nos ha jugado una mala pasada, pues es cuestión de pensar que el tiempo es una abstracción, un constructo que hemos creado para cuantificar algo no cuantificable, que es el tesoro de la vida humana. Conozco muchas personas que escriben estas cartas aún a sus seres queridos idos, y les resulta liberador y gratificante. Es una idea que te dejo con todo respeto por tu historia, que desconozco, pero que leo entre líneas.

      Un abrazo y GRACIAS.

      Fer

      Eliminar
  22. Hermosa y emotiva carta la que diriges a tus padres. La generosidad que pones de manifiesto a través de tus palabras me ha llegado muy adentro y, si te soy sincero, he tenido que hacer un esfuerzo para evitar que se me escape alguna lágrima furtiva... Mi esposa y mis hijos vinieron a mi vida cuando mis padres ya no se hallaban en este mundo. Y se fueron, sin que yo les agradeciera lo mucho que significaron para mí...Ese es el pesar que me acompaña y aflora de vez en cuando. Como ahora, por ejemplo...

    Te felicito por muchas cosas, pero sobre todo porque hayas renacido a la vida con la autoestima por las nubes y que los tuyos puedan beneficiarse de ello.

    Un fuerte y entrañable abrazo, Fer


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Luis Antonio: es de una Masculinidad Mayúscula y dignísima decir lo que hay que decir como tú lo haces en este comentario. Confesar que como varón te has emocionado, te has conmovido hasta el borde de las lágrimas, y expresar esa pena que tantos comparten de no haber podido decir las palabras que hay que decir, como "gracias" y "perdón", bellas, enormes palabras, que nos liberan y nos alivian y ponen toda nuestra biografía en el sitio justo, una pena que proviene de la creencia de que no han sido dichas en el momento que era el indicado.

      Te digo ante todo GRACIAS también a tí, partícipe y testigo de este cambio significativo, que no me hace mejor persona ni impedirá que me vuelva a equivocar, porque no he dejado de ser humana, afortunadamente, pero que sí me habilita esta magnífica oportunidad de darme el permiso de aconsejarte algo. Sea lo que sea que tengas ganas de decirles a tus padres, hazlo de la manera en la que mejor sabes decir tus palabras: escríbeles una carta, que te hará bien a tí ante todo, compártela con los tuyos si así lo sientes, porque se necesita también saber lo que nuestros padres y nuestro esposo siente por su propio legado, y permítete llorar lo que te haga falta llorar. Verás qué bien te sentirás.

      Y agregaría, desde el cariño y el respeto que tengo por tu persona y desde el conocimiento que me voy formando por cada detalle que tienes a bien compartir conmigo sobre tí y tu historia, que desde donde tú creas que ellos están, aún si crees que nada son ya, más que abono para lo que ha crecido en el suelo de tu bella y adolorida tierra, ellos se regocijarán al recibir la palabra en tu voz escritora, amigo mío, del modo en que tú decidas entregársela.

      Insisto en el título que escogí: son "palabras que hay que decir", de una forma u otra, en un momento o en otro, con nuestros padres vivos o muertos, hay que decirlas fuerte y claro por nuestro propio bien y el de quienes nos quieren bien. Es simplemente un consejo que me he permitido esbozar. Sé que no lo tomarás a mal porque me conoces bastante bien ya tú también a mí, en mis luces y en mis sombras, y celebro el hecho de que así sea.

      Un fuerte abrazo, Luis Antonio, y GRACIAS.

      Tu amiga Fer.

      Eliminar
  23. Un desnudamiento espiritual invita a la reflexión. Al silencio.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Tit for tat".

      ¡Qué jodidos somos tú y yo! Pero cómo te quiero así, tal cual eres.

      Gracias por tu silencio y reflexión. ¿Te has fumado todo este sentimentalismo? ¿No será demasiado? Te lo pregunto genuinamente, ya que me lo he planteado.

      De todas formas, este es el único desnudamiento que tengo planeado hacer en el blog, el espiritual. Ya has visto que por mail hago otros, desnudamientos verbales, y no caen nada bien. Te pido perdón por esos, muy habituales en mí últimamente, por cierto. Me ahorran la acidez de mi gastritis. Pero admito que se me puede ir la mano, así es que aumenté la dosis de omeprazol diaria para no andar perdiendo buenos amigos.

      Yo te mando un beso.

      Fer

      Eliminar
  24. Bueno, lo lograste, casi lloro!!!!,?pero no, respire profundo y no lo hice. Porque llorar si lo que leo me alegra y espero que asi sea por vos. Esa foto del tobogan es hermosa y la vida es asi, nadie sabe muy bien que va a pasar y hay que ir improvisando. Pero mejor tirarse sin miedo, dejarse un poco llevar y permitirse sentir , de vez en cuando, alegria .

    SUBEPA! La reina de los mares!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS, HERMANA QUERIDA: TE QUIERO!!!

      MAFEPA, La reina más senior de los mares!!!!!


      Besos!!!

      Fer

      Eliminar
  25. Si, si ,si , mas reina vos!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No,¿qué más reina yo, tarambana? Quise decir "más jovata", pero que quedara elegante... O no me conocés a estas alturas???

      Beso, gracias por volver y buenas noches, hrna. Abrigate que está fresco pa chomba ;)

      Fer

      Eliminar
  26. Fer, magnificas palabras que hasta este frío y seco perroverde logras enternecer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, querido amigo verde: no creo ni que seas frío ni que estés seco. La ternura nos habita a todos, Pedro, así como la frialdad y la sequedad. Es cuestión de abrile el corazón a la ternura, al perdón, al amor, y entonces se entibia el frío y se humedece lo seco. Te lo digo yo, que he sido fría y he estado seca por largo tiempo: hasta enfermé por eso, Pedro.

      Un beso y gracias: tu ternura me conmueve!!!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."