miércoles, 1 de mayo de 2013

Mayo, Mes de la Palabra: Por amor a la palabra

 

             "Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ Λόγος, καὶ ὁ Λόγος ἦν πρὸς τὸν Θεόν, καὶ Θεὸς ἦν ὁ Λόγος."

             "En el Principio era la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios y la Palabra era Dios"

                                                   (Evangelio de Juan, 1:1)
  

  Hace unos días un autor de blog a quien admiro y valoro, Spaghetti, no sólo por su bitácora (tal como me enseñó a llamar a los blogs otro amigo, Luis Antonio, un purista de la lengua de Cervantes), y por su alma azul, que se transluce en sus escritos que cobran vuelo poético y dan rienda suelta a una imaginación potente para la ficción, sino además por cada uno de los comentarios que tiene a bien verter en este jarro, aunque no sean siempre complacientes con mis opiniones a boca de jarro, como pasó cuando dejé de fumar. Con el cariño que impregna su visión de subjetividad lo que aquí lee, como nos suele pasar a tantos que blogueamos con el corazón abierto, encariñándonos con quienes interactuamos virtual pero profundamente en nuestros espacios de libertad expresiva y creatividad sin límites, me prodigó elogiosas palabras, de las cuales en verdad no me siento merecedora, acerca de una entrada que le gustó. Comentaba algo así como que mis letras "son un ejercicio literario tanto en el fondo, como en la forma, que todo sigue una línea clara" y que, como escritor que es, sabe "lo muy difícil de escribir tanto y tan intenso" y que sólo lo podemos hacer quienes tenemos "ese don que nos dio el cielo". Yo no me siento escritora, pero sí creo que tengo un don para la palabra que me ha dado Dios, a quien concibo como fuente inagotable de amor. La palabra es amor y escribo por amor a la palabra.

  Como es costumbre de la casa, le contesté profusamente, diciéndole que valoro inmensamente este intercambio nuestro y que siempre recuerdo lo que me costó lograr hacerle venir a este jarro que moldeo a pura intuición. Admito que a veces salgo a buscar a ciertas personas que realmente me interesa tener como comentadores dado que los considero un lujo, como a Isabel Martínez Barquero, con quien no me animaba, ya que es escritora de verdad. De letras no estudié más que lo que me enseñaron a admirar lo que hacen ciertos grandes escritores. Tuve la fortuna de dar con buenos maestros de literatura en mi paso por el colegio secundario y el profesorado de inglés, quienes me educaron para ver las maravillas que se construyen a base de palabras, a deleitarme con esas poderosas obras arquitectónicas con todos los sentidos. No me siento una trabajadora de la palabra, aunque enseño inglés: siempre me gustaron, siempre me atrajeron, mucho más que tantas otras cosas que intentaron enseñarme en vano. Entablo un juego amoroso con ellas que me divierte y me sana.

  Lo que más disfruto en realidad es la enorme libertad que me permiten de expresarme y de comunicarme con almas sensibles y afines, muchas menos de las que se cuelgan debajo del la imagen de Dalí a veces simplemente para decir "Aquí estoy", o que eligen leer en silencio sin comentar, lo cual no juzgo: cada quien tiene su modo de bloguear. Algunos de los que aportan significativamente aquí ni siquiera figuran en ese cuadro de seguidores y no me importa en lo más mínimo: es el caso de Joselu, un hombre con quien he tenido acuerdos y desacuerdos siempre respetuosamente y quien, además de enriquecer mi visión del mundo, recomendarme buenas lecturas y enviarme links y mails, me ha enseñado mucho sobre el arte de bloguear de manera absolutamente desinteresada. Otro así de valioso es Dr. Krapp, que tiene una visión clarísima de mis sombras que inevitablemente se filtran en mis escritos, y nunca yerra ni en el diagnóstico ni en el tratamiento para los males que ventilo aquí, como buen médico de almas. También él me deja regalos en forma de videos para ver que he colgado varias veces después de publicar una entrada por lo que suman a lo que he intentado plasmar. Debo nombrar a Julia, seguidora desde hace tiempo, que me sorprende con sus destrezas manuales, don que me ha sido negado, y que ofrenda sabias palabras de mujer a mujer en cada aporte aquí y regala poemas y extractos de libros desde su lugar que luego obtengo, leo y disfruto enormemente. No me puedo olvidar de Rosa, simpática, empática e incondicional en sus intentos por enseñarme diferentes saludos en catalán, a Alson, de pocas y contundentes palabras, pero de férrea presencia, a Maru, que me enseña tanto de arte en su interesantísimo blog, a Lore, que me banca desde el principio y siempre tuvo palabras de afecto, apoyo y contención, tanto como Moni, que hace tiempo que no viene, igual que Neuriwoman y Víctor, y me tienen preocupada, no porque no vengan o publiquen asiduamente, sino porque me sucede que pienso en ellos y los imagino en el mundo real, tal vez con dificultades que los apartan momentáneamente del virtual, y me interesa saber de ellos como seres humanos. Me pasa eso: soy querendona y no puedo evitar entablar un vínculo afectivo con ustedes, y eso es lo que más valoro de llevar un blog.
  
  Sigo con interés blogs de ficción que leo con cholula admiración porque, como dije, nunca pude escribir nada que no estuviera basado en una vivencia real, tanto que a veces me siento demasiado expuesta en lo que plasmo, porque es mi vida: es el caso de Mirella, de Dana, a quienes me cuesta comentar porque no sé si aclaro u oscurezco. Hay poco que agregar a ese mundo de fantasía invaluable. Del mismo modo me sucede con los de vena poética o metafísica, como Marinel y Antonio, con los bastiones de la sabiduría, madurez, sencillez, la humanidad más enternecedora, el sentido común y la opinión concienzuda, como Lola, Manuel, Pedro y el temido por mí Temujin, a quien le voy perdiendo el miedo y se me hace un tierno de opiniones fuertes y acertadas, y con jóvenes brillantes y soñadores pero que pisan fuerte y tienen un promisorio futuro con las palabras, como Diego.

  Algunos de ustedes tienen en sus espacios libros enteros absolutamente publicables, letras pulidas que vuelan y estremecen. Éste, en cambio, es un simple jarro de barro que voy moldeando con mis manos a fuerza de pura inspiración, vivencias y opiniones. Mis entradas ahora suelen arrancar temprano a la mañana, cuando hay aún silencio y tranquilidad en el hogar, los días en los que no salgo a trabajar al instituto. Parten de un sentir, una idea que me asaltó antes, de vuelta del trabajo la noche anterior, sentada frente al televisor, con un libro en la cama, leyendo el diario o en sueños. Me siento frente a la compu entre medio de mis quehaceres cotidianos, escribo, voy y vengo por una taza de café o té, o por un cigarrillo (porque lamentablemente, he vuelto a fumar, en un intento erróneo por torear a mi dramatizada enfermedad y hacerme humo cuando me entró el agua en casa, lo confieso, aunque sé que decepciono a unos cuantos al hacerlo...). Lo que empecé a escribir antes del desayuno, lo releo y hago un alto. Preparo el desayuno familiar y las colaciones que se llevan, comparto el desayuno con los míos, les digo chau, un besito y sigo. Me quito el pijama, me meto en ropa cómoda, salgo a barrer la vereda, pongo a lavar la ropa, releo y continúo. Tiendo la ropa al sol y me desperezo en la terraza, me como una galleta dulce, a veces toca otro lavado extra y voy cerrando. Busco imágenes, ya después de alguna compra, la limpieza básica de baños y acondicionamiento de habitaciones, mientras preparo la comida y antes de que lleguen los chicos del colegio: eso me insume tiempo, pero me fascina. A veces llego un poco tarde al cole a retirar a la más chica porque me olvido del tiempo. Es maravilloso lo que las imágenes pueden decir, tanto más que las palabras. De eso ustedes también saben y algunos mucho. Todo este proceso no me resulta ni difícil ni trabajoso: fluye. Necesito expresarme así y comunicarme con seres afines tanto como un jarro necesita de agua para no estar vacío y meramente de adorno. Sé que me entienden bien en esta necesidad. Tan poco trabajo me representa llevar adelante el blog que comenzó allá por el 2011 por falta de trabajo, justo después de que a mi compañero de vida desde hace veinte años y padre de mis dos hijos lo echaran a la calle sin previo aviso un fatídico 27 de diciembre. Desde entonces, no paré de escribir. Escribo para refugiarme del trabajo y del mundo allá afuera y pensar sobre él desde un lugar calentito que se me hace seguro y con la distancia óptima que me ampara de su vorágine desde mi ventana.



  El mayor placer llega al concluir la entrada y apretar la opción "Publicar", absolutamente gratuita y orgásmica. Es un momento de enorme alivio y alegría por la culminación, probablemente comparable a lo que sentiría John Milton, aunque salvando la abismal distancia de tan gran escritor de lengua inglesa, cuando decía que se levantaba temprano por la mañana a escribir "wanting to be milked" ("necesitando ser ordeñado"), y eso que era hombre y jamás había amamantado, pero escribía en la campiña, rodeado de naturaleza, como tantos soñamos poder hacerlo. Ahora, como adulta, pienso que además hay una sana connotación sexual y sensual en su metáfora. He ahí el poder de la palabra y el enorme  privilegio de escribir. Y finalmente llega el deleite, que se va paladeando de a poco como el buen vino y nutre como el guiso de mi abuela, de recibir comentarios y ver qué efecto causó lo que una dejó fluir libremente en medio del trabajo cotidiano. Mis respuestas a los comentarios suelen ser tan extensas como mis posteos, y es que me encantaría charlar horas enteras con personas como ustedes en un café o en un bar, pero sólo está Blogger: mejor dicho, por suerte está Blogger. Lamentablemente, es difícil encontrar en el mundo real gente con quien me entienda tan bien y me sienta tan a gusto, y eso que somos tantos.

  Así es que hoy, en el día en el que el mundo celebra el trabajo, que en casa agradecemos ahora que lo tenemos y lo valoramos porque ha faltado, como les sucede a millones de almas con quienes me hermano hoy y cada día, yo celebro lo que hago cuando no trabajo y que ustedes enaltecen al pasar por aquí y al darme cabida en sus propias bitácoras, simplemente por amor a la palabra. Por todo eso les doy las GRACIAS a todos, a los que han quedado enlazados a estas palabras y a los demás, a los de ahora, a los de antes y a los de siempre, y les deseo un buen descanso en el Día del Trabajador.


A boca de jarro

44 comentarios:

  1. Gracias por nombrarme, Fer, un honor, en serio, que me consideres así.
    No tenés que inhibirte para comentar, expresá lo que sentiste, sin grandes análisis, que yo tampoco sé hacer.
    Muy afectuoso el post de hoy, hacia todos tus amigos virtuales. Es verdad, se llegan a formar lazos muy entrañables con gente que no se conoce, pero forma parte de la vida de una y cuando no aparecen, se los extraña. A mí también me ocurre.
    Seguiremos en contacto, con gran alegría. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El honor es todo mío de contar con alguien tan valioso como vos, Mirella. No soy muy inhibida que digamos, pero a veces es difícil agregar, sumar, a quienes tienen esa capacidad innata que admiro para la fantasía. Una interpretación personal o un eco con una vivencia o un sentir propio es lo que me sale y no sé si es lo más apropiado. No me gustaría tirármela de crítica literaria porque aprendí también que los críticos suelen ser escritores frustrados, sobre todo cuando son despiadados o rebuscados sobre la obra de algún autor.

      Es cierto que hay afecto verdadero en este mundo virtual. A veces también hay broncas, como en el mundo real. Tal vez muchos no lo comprendan. Hay que meterse acá y llevarlo adelante para sentirlo más allá de intentar racionalizarlo.

      Seguimos en contacto, claro: no me pierdo tus palabras como pájaros que me hacen volar, con esas citas geniales como broche de oro.

      Gracias y un beso grande!

      Eliminar
  2. Mil gracias Fer, por tu encantadora referencia a mis comentarios. Como tú, yo también creo en el halo mágico de la palabra escrita y ciega que crea empatía entre personas que no nos conocemos.
    Leyéndote es inevitable que se despierten sentimientos comunes como el cariño, pese a que nunca nos hayamos visto y ni siquiera podamos identificarnos por la voz, ni por ninguno de los sentidos...podemos sentir ese afecto cercano, y querernos como se puede querer sin ojos, sin boca, sin manos...Como explicar si no, el amor de la bella Roxana a Cyrano de Bergerac.
    Muchas gracias otra vez, por todo lo que escribes, por tu creatividad y los momentos tan interesantes que me haces pasar leyéndote.
    Seguimos con las letras Fer.
    Un bsazo.
    pdta. Ahora estoy enredado con una nueva historia de XIII capítulos (El soldado) que puedes seguir en mi blog.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil de nadas, amigo: ¡usted lo merece!

      En realidad, fuiste tú la fuente de inspiración de este escrito, que me diste el pie con tu comentario acerca de que te parecía que ésto me daba trabajo. Para mí ésto es un recreo de todas las otras tareas rutinarias y cotidianas que sí son trabajo.

      Muchas veces pienso que sería interesante saber cómo escriben ustedes, porque pareciera que algunos no lavan un plato, ni agarran una escoba, ni salen por un kilo de pan y están ahí escribiendo como cualquier Hemingway, de día y de noche, conectando con las musas...

      Hay muchos vínculos epistolares, históricos y literarios: creo que nosotros encarnamos la versión 2.0 de aquellas epístolas a través de las cuales se forjaron muchas buenas amistades.

      Seguimos con las letras, con las palabras y con tu soldado: te seguiré en esa historia y en todas las que pueda, querido Spaghetti.

      Un bsazo para ti (¡qué lindo está este saludo: cool!)

      Eliminar
    2. Fer querida, yo salgo a por el pan cada día, coso y remiendo mis trajes de payaso, llevo el coche al mecánico cuando no puedo arreglarlo yo, cuido de mi casa y doy de comer al perro, cocino, me tiro en la ducha diez minutos o más y escribo...escribo dossiers para las escuelas, los nursing homes, y preparo mi espectáculo para eventos y fiestas privadas...es verdad que a veces no me queda tiempo para comentar los blogs de los amigos, aunque el tuyo siempre lo leo...pero robando horas a las noches de inspiración, puedo seguir escribiendo mis historias...unas veces sólo unas letras, una línea y otras, hasta doce páginas o más si me pilla la vena inspiratoria, luego las separo y programo para que entre un capítulo cada día. Así es como escribo yo. Nunca me he preguntado cómo lo hacía Hemingway aunque supongo que cada cual tendrá su sistema.
      Un beso grande querida musa, eres tan prolífica en letras como en sentimientos.

      Eliminar
    3. Haces igual que yo, entonces. De carne somos, después de todo. Hemingway escribía de noche, de pie y bebiendo. Cada cual como puede... Pero no somos Hemingway, por suerte!!!

      Un beso!

      Eliminar
  3. "el temido por mí Temujin"... jajajajaja. La verdad es que Fortuna te ha sonreído con el arte de escribir, no es mi caso y no lo digo por "auto miseria", lo digo porque es verdad. Yo escribo por que me gusta, porque en la vida real, por mi trabajo, las conversaciones tienden a ser monotematicas y porque encuentro una válvula de escape en ello.
    Tengo poca audiencia, tampoco la busco, dejo colgados mis pensamientos en el aire eléctrico e impersonal de internet como un mensaje en una botella.
    Que Fortuna te sonría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo escribo por las mismas razones que tú, Temu. Si te llamo "Temu" y no miro tu avatar, se me quita el miedo ;) !

      Tengo una compañera de trabajo con la que comparto el viaje de vuelta a casa, un viaje en ómnibus (=colectivo), de más de 30 minutos. Tiene mi edad y dos hijos, como yo, compartimos profesión y ámbito laboral, los mismos jefes, las mismas satisfacciones y frustraciones laborales, y sin embargo no logramos hablar más que de trivialidades, mayormente escucho en realidad. No hay verdadera interacción humana que me resulte significativa en el trabajo y lo lamento tanto.

      Por supuesto que ésto resulta una gran válvula de escape y un cable a tierra. No creo que importen los números, Temu, sino la calidad de los intercambios, al menos eso es lo que valoro. Yo salgo a cazar presas que me nutran, eso sí lo hago y no me avergüenza decirlo porque es lo que busco: gente valiosa como tú. Y la encuentro, en eso Fortuna me sonríe.

      Un abrazo!

      P.D.: Tu nombre de pila es precioso, lo descubrí ayer, Daniel, pero tu nick me lleva a asociarte con el guerrero Gengis Kan, no puedo evitar temerle, porque yo me apellido Paz por alguna razón...

      Eliminar
    2. ES que asi se llamaba Gengis Khan, por eso el nombre. Maria me llamaba de todo trimijin, tramujin y demas... jajajaja

      Eliminar
    3. Pues que ya lo sabía yo...

      Haré entonces como María, con tu permiso, Temu, así ya no te temo ;)!

      Otro abrazo!

      Eliminar
    4. jajaja es verdaaaaaad pobre TEMU, al principio me montaba un lío tremendo con su nombre, él decía que le ponía nombre de detergente jajaja y es verdad, que a veces ni adrede me salen las cosas más enrevesadas, al pobre LUIS ANTONIO también le he cambiado el nombre doscientas mil veces otro santo Job encantador el pobre:-)

      Así que tú no te asustes si un día te llego y te digo tooda convencida, holaaaaaa MERCEDES jajajaja... no serías la primera :-)

      Lo de TEMU es muy apañado, con solo cuatro letras es difícil enredarse, pero vaya, lo dicho, es otro cielazo le llames como le llames, lo soporta tooodo estoicamente, es un guerrero curtido:))

      Eliminar
    5. Ya me voy dando cuenta. Gracias, Mercedes, quiero decir, MARÍA ;)!!!

      Eliminar
  4. Pues mira te voy a quitar una preocupación...Aunque tienes razón, diferentes avatares (más en cantidad que en calidad) me han tenido un tanto ocupado y no he podido seguir el mundo virtual lo que me hubiera gustado. Lo cual explica que tampoco haya escrito nada (de lo cual han salido beneficiadas un par de películas que hubieran recibido un muy severo correctivo).
    Pero de todo se aprende. A ver, esto es entonces ¿una bitácora? vaya, como los cuadernos de bitácora. A mi la nomenclatura virtual no me preocupa, ya que el formato creo que es lo de menos, me interesan más los contenidos.
    Pero ya que vengo te voy a reñir un poco. Por ejemplo:Dilatar las visitas y los comentarios con personas como Isabel Martinez Barquero, por favor, solo redunda en tu propio perjuicio amiga Fer. Esos lujos hay que disfrutarlos y compartirlos a tiempo completo.
    Sinceramente cuando comencé a escribir, nunca pensé en el apartado comentarios, que ciertamente proporciona sorpresas y encuentros francamente interesantes. Y no es solo que permita conocer otros puntos de vista y se abra cierto sano debate. Es que además das con gente realmente especial y que merece mucho la pena. Y con la que apetece ese café sin prisas del que hablas. Tal vez sea cuestión de sintonía, de afinidad o justamente como es mi caso de valorar mucho otras perspectivas vitales, otros sentires.
    Por mi parte, encantado de compartir contigo, y por hoy termino diciendo que lamento decirte que no hay suerte, no te has librado de mi. Ni mucho menos.Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, qué alivio, Víctor, apareciste y estás bien!

      Entiendo perfectamente lo que dices, porque me sucede a mí. Cuando aprieta el zapato en la vida real no hay tiempo ni energía para andar leyendo, comentado o publicando, es tal cual.

      Tienes razón en que la nomenclatura no importa, pero valoro cada cosa que aprendo de cada uno de ustedes. Tanto como valoro todo lo que tú me enseñas de cine, que yo jamás sabré tanto y me encanta el cine aunque desde una ignorancia e ingenuidad mayúsculas.

      Es cierto también que no tendría por qué achicarme, como decimos los porteños, con gente talentosa como Isabel, pero está en mi naturaleza. Nos acercamos primero a través tuyo por Google+, y luego me animé a apuntarme a uno de sus blogs y a hacerle un breve comentario. Con el tiempo me iré soltando. Me pasó con varios.

      Isabel tuvo la deferencia de invitarme a la presentación de su último libro en Valencia, aunque como le dije, no me dejaba bien ningún colectivo (=ómnibus)... Me habría encantado ir para obtener un ejemplar autografiado de su libro y poder conocerla personalmente, leerlo y de paso visitar esa bella ciudad en la que tuve el privilegio de pasear cuando aún podía hacerlo. Así es que me quedé con el lujo de apuntarme a su blog y leerla allí y ella tuvo a bien corresponderme con su seguimiento.

      Me alegro de que hayas vuelto y espero con ansias tu próxima reseña, aunque sea impiadosa, si así debe ser, de alguna nueva película. Me pasó últimamente con "Perfume, Historia de un asesino" y "Efectos secundarios" ("Side Effects"). Cada vez que veo una peli pienso en tí y me encantaría charlar al final de la vista sobre la experiencia con alguien como tú con un cafecito de por medio y un alguito más: una rica porción de torta o una medialuna con jamón y queso calentita, de las porteñas. Así que como eso no es posible, sigámoslo disfrutando virtualmente, cada uno desde su ordenador.

      Un fuerte abrazo, querido Víctor!

      Eliminar
  5. Fer...qué linda entrada!
    Muchas gracias por tu mención y por leer lo que me sale, jajaa.
    Cuando descubrí tu jarro quedé muda, en serio, nunca jamás podría escribir así.
    Se me ocurren increíbles ficciones -por no creíbles digo- pero no podría hacer lo que vos haces aquí.
    Me encanta tu forma y me parece tan accesible a todos, es muy fácil leerte y entender. Puedo estar de acuerdo o no, puedo preferir algunos temas, pero me sacude, me provoca algo y eso está buenísimo.
    Coincido con Mirella, comentá como sea lo que sea si tenes ganas.
    A mí me hizo muy bien encontrar un grupo virtual tan rico en historias, narraciones, fotos. Me incentiva.
    Un placer enorme haberte "conocido".
    Beso!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a vos por tus amables conceptos, Dana. Vengo de tu último relato: me tocó al fin. A veces falta tiempo, energías también. Otros días una está más receptiva, más descansada.

    Los creadores de ficción me admiran pero me inhiben un poco a la hora de comentar, es la verdad. Pero digo siempre lo que siento y pienso, por eso creo que es cierto que soy fácil de leer y de entender, aunque larguera...

    A mí también este mundo calentito que creamos entre todos aquí me alegra el alma y hace de mi vida un lugar mejor.

    Un placer y sigamos conociéndonos!

    Beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Mi experiencia con la bitácora es positiva en todos los sentidos. Comencé el año 2007 escribiendo todos los días. Ni recibía comentarios ni los hacía yo. Era una especie de autodisciplina que me había impuesto y que no me causaba ningún problema acatarla. Luego me entró curiosidad por visitar otras y de ahí surgió poco a poco el intercambio de visitas y comentarios. Bajé el ritmo en mis entradas para dar tiempo a los visitantes a que visitaran mi espacio.

    La relación con algunos blogueros (¡qué palabra más fea...!) se intensificó hasta el extremo de llegar a conocer a algunos de ellos. Cuando visité Argentina en el año 2009 hicimos mi esposa y yo una extensión a Rosario para conocer a unos amigos, también docentes y casados, que tenían sus respectivas bitácoras. Con ellos compartimos un viaje a Iguazú que nos dejó un gratísimo sabor. Seguimos comunicándonos por Skype con cierta frecuencia y confiamos que a no tardar mucho nos devuelvan la visita. También he conocido a algún otro que frecuenta tu propio espacio, Fer. El conocimiento directo ha mejorado la relación siempre. Decepciones, ninguna hasta la fecha.

    Con la bitácora, que comenzó como una actividad meramente lúdica, he aprendido mucho. Intercambiar opiniones es enriquecedor a todas luces. Me encanta proponer temas de debate...entre otros de variada índole. Llevo más de 800 entradas y, aunque en algún momento me han asaltado las dudas, hoy por hoy pienso seguir...Sin embargo, si algún día se convierte en un menester ingrato, lo dejaré...

    Veo que, igual que muchos, has tenido oportunidad de verificar que en estos espacios se abordan temas muchos más variados, profundos e interesantes que en las relaciones cotidianas... Sólo por esto ya vale la pena.

    Gracias por citarme en tu entrada, estimada Fer. Es un honor.

    Te mando un fuerte abrazo con mis mejores deseos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta aprender de tí tanto como sabes de la lengua española. Hace mucho que estás en este juego, que como bien dices cala hondo en afectos con el correr del tiempo. Y eres prolífico como autor de una bitácora de escritos de calidad. Me encantan los debates que propones, pero a veces no alcanza el tiempo y la energía para todo lo que a uno le gusta, mi querido Luis Antonio. Aunque te sigo.

      Nada que agradecer: el agradecimiento y el honor es mío. Eres todo un caballero español y te valoro mucho por eso.

      Un fuerte abrazo y ánimo con el Barça, que volverá a triunfar: a no ser derrotistas. No se puede ganar siempre...

      ¡GRACIAS!

      Fer

      Eliminar
  8. Ayyy FER bonita, es verdad, que tú y yo somos como gaviotas viajeras, vamos, venimos, subimos y bajamos, pero ¿sabes lo que pienso? sabemos muy bien donde plantar el nido al final... este es un lugar muuy confortable cuando tú lo estás, si tú estás bien haces que todos nos sintamos de maravilla y eso es lo importante, que tú estés a gusto con tus letras y las nuestras.

    A mi me ha enseñado muchísimo el blog, tanto que siempre digo que debería pagar por tenerlo, jamás he aprendido tanto en ninguna parte, como aquí. Además a todos los niveles, en toodos los terrenos y más que nada sobre la naturaleza humana, esto es un fantástico laboratorio sociológico. Nos unen las palabras en un primer momento, cierto, pero más allá de las ideas brillantes u opacas que trasladen, más allá de lo habilidoso e incluso virtuoso de su uso, lo que de verdad engancha al final, aquí como en la vida real es el alma de quien las escribe. Ella es la que nos pega a un blog o nos hace huir despavoridos, al menos a mi.

    Ninguna idea llega si quien las escribe no te llega, si ves que escribe una cosa y sus movimientos en letras dicen otra, las contradicen. Hay mucho tolerante en palabras absolutamente intransigente, mucho bal, bla, bla de paz y amor y ves que va directo a la yugular. Toodo, toodo se ve aquí, muchísimo mejor que en ninguna parte en el tiempo. El tiempo, ese juez implacable colocando a cada uno en su lugar, por más se quiera disimular, por más que se diga lo que se diga... las palabras son transparentes para quien quiera mirarlas fijamente, como una mirada, es imposible que mienta o engañe.

    Tú FER, siempre has sido diáfana en palabras, tanto, tanto jajaja que como a mi, se nos ve a la legua y eso meencanta, surjan desencuentros o distanciamientos ocasionales, si el fondo es limpio y de verdad siempre al final hay entendimiento, mil ocasiones para el reencuentro. Esa sensación de volver a casa es estupenda, yo la he sentido contigo y lo sabes, me he sentido feliz de volver a sentirme como en casa, aquí en la tuya bonita.

    En realidad es lo único que busco aquí, sentir que puedo pasar hasta la cocina sin llamar, que hay confianza, que no hay formalidades, ni composturas de visita sentada tiesa en el salón. Eso me agota, me mata al final, aquí, como que en la vida real. Nada valoro tanto como que me acepten tal cual, ser y dar lo poco que haya en mi, sin más. Sabiendo que diga lo que diga, siempre es con la mejor intención y toodo el cariño. Si con eso llega para perdonar mis mil defectos y errores, ese no saber hacerlo mejor a veces, soy feliz.



    Así que mil graacias preciosa, es un gusto enoorme tomar café contigo en la cocina de tu casa, incluso despelujadas del todo ¡¡qué más da!!:-)

    Muaaaaaakkss enoooorme mi querida FER, con todo mi cariño, de corazón.

    Como contigo meencanta tomar café en la cocina de LUIS ANTONIO, el DR KRAPP, TEMU y LOLA... de taanta gente encantadora como hay por aquí, además ellos sieempre han tenido infinita paciencia con mis cafés :-) Graacias a toodos de paso y también muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo tan cierto, tan honesto y tan profundo lo que dices, que tengo poco que agregar: eres tú la que suma y yo la que he restado, pero por suerte, sabes perdonar.

      He tenido un tiempo muy nublado, María, e inevitablemente para quien sabe leer el alma que se filtra entre líneas, por más bellas que sean las palabras, se hace claro como el agua y las nubes todo lo opacan. Hasta lo que leía antes con deleite dejó de deleitarme porque estaba desencantada con la vida. Tu diagnóstico es tan certero como el de Krapp, médico de almas, a quien con ese espejito que lleva sobre su frente no se le pasa una.

      Ya lo creo que ésto es un verdadero laboratorio humano, un lugar de aprendizaje constante sobre quienes somos, sobre los vínculos, sobre lo fáciles o difíciles que resultan según la estación en la que se encuentra el alma del receptor y el emisor del mensaje, que es una mera excusa para entablar el vínculo.

      Como les he dicho a todos y a cada uno, soy yo la agradecida por dejarme anidar en sus corazones como ustedes anidaron en el mío.

      Sigamos tomando café en la cocina, zaparrastrosas o emperifolladas, da igual, mientras lo saboreemos con gusto.

      Muchos besos y mil gracias!

      Eliminar
  9. Has escrito una entrada para enmarcar. define, exactamente, lo mejor de por qué escribir un blog y seguir -tejiéndola lentamente- una red de blogs asociados.
    Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Pedro. Sé que mi estilo tal vez te haya disgustado alguna vez: vuelvo a pedirte disculpas. No era yo, era una que se había enojado con la vida, pero resucité, por eso te comentaba ayer en ese precioso texto extraído de tu libro, que creo que morimos mil veces y resucitamos otras mil. Y aquí estoy, resucitada.

      Te regalaría esto texto enmarcado para que lo colgaras cerquita del cuadro de Dalí que tienes en tu casa y que alguna vez me dijiste que te recordaba a este humilde espacio que adoro, precisamente por la presencia de gente valiosa y talentosa como tú.

      Es maravilloso estar en red y no enredados.

      Gracias a tí por volver y dejarme tan bello comentario.

      Mis mejores deseos y te sigo siguiendo!

      Un abrazo nocturno, como el que siempre nos hemos prodigado.

      Fer

      Eliminar
  10. Querida Fer... qué hermoso todo lo que escribiste... gracias por nombrarme y preocuparte por mí!!
    Es verdad que estuve un poco alejada...y he estado así como leiste en el texto que compartí, que no es mío, pero me reflejaba...un poco "pa´dentro"... y en el medio un ritmo bastante vertiginoso que me mantuvo ocupada...
    Extraño el blog, mi lugarcito... aunque debo confesar que don Facebook me ha ido atrapando... no quiero que la inmediatez me gane... estoy necesitando volver...
    Gracias por pensar en mí... yo tambien pienso en vos, te leo y vuelvo a veces a leer entradas anteriores... gracias por las palabras!!!
    Un abrazo enorme!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras sea por Facebook, Moni, me quedo tranquila. Yo pensaba en tu mamá, que espero que ande bien.

      Gracias por tu fidelidad desde el principio, cuando ésto era otra cosa totalmente distinta e igual me bancabas siempre.

      Muchos besos, Moni y me alegra muchísimo hacer contacto con vos y tu sonrisa de buena gente!!!

      Eliminar
  11. Fer, me quede sin palabras y solo puedo pronunciar, "Gracias".
    Un abrazo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Pedro, el único perro que adoptaría como mascota, por lo verde ;)!

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  12. En la vida bloguera estoy ya de bajada, habiendo pasado por todas las etapas que perfilas en tu hermoso ejercicio de reflexión crítica sobre el hecho de publicar. Y ciertamente hubo un tiempo en que hacerlo era para mí un momento emocionante y peligroso. Ese darle al botón de publicar. Empecé en un octubre de 2005 pero suprimí unas sesenta entradas por unas críticas demoledoras que recibí sobre mi estilo de escritura. Era inexperto y me sentía muy frágil en la blogosfera. Desde entonces he ido publicando a veces en dos blogs diferentes, a veces he iniciado vidas alternativas en otros blogs que he ido dejando. Profesor en la secundaria es un proyecto ya desgastado por la acción del tiempo y ha perdido el mordiente que tuvo tal vez en otro momento, me cuesta publicar y mantener la dinámica que implica un blog. Por eso disfruto viéndote a ti, con tu espacio, tan ilusionada, tan fresca, tan llena de expectativas, que me devuelve por un momento lo que yo viví en otro tiempo. Mi impresión es que la aventura de los blogs ha entrado ya hace tiempo en una aguda decadencia, y que solo sobreviven proyectos personales por parte de personas ya curtidas por la vida. Los jóvenes eligen otras plataformas que lleven menos trabajo discursivo, más sintéticas, menos reflexivas. Ello no empaña mi enorme ilusión al verme citado tan inmerecidamente en tu entrada última, y sí, es cierto que ha habido a veces opiniones encontradas o distintas sobre algún tema, pero en lo sustancial ambos amamos la palabra y la posibilidad de comunicarnos a través del océano. Yo tal vez sea más descreído y más escéptico, pero aun conservo esa sensación maravillosa de emocionarme cuando se trata de celebrar la aventura de un amigo al que aprecio. Así es, Fer, te envío desde Cornellà un fuerte abrazo, deseándonte que sigas tan llena de pasión en tu espacio y que logres así traspasárnosla a los que nos obstinamos por elección a ver la botella medio vacía.. y reírnos a cuenta de los festivos optimistas que la ven medio llena. Suerte y adelante, Fer, ha sido una gran alegría verme citado por aquí así como recibir tus mensajes tan repletos de cordialidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, parece que me pasó a mí, que se perdió la respuesta que te había dejado al publicar la segunda...

      Decía algo así:

      Querido Joselu: Es comprensible que se pierda esa adrenalina de los comienzos cuando llevas tantos años publicando. Lo que me parece que no se te ha perdido es la inspiración, ya que publicas con una asiduidad pasmosa y siempre de manera brillante, inteligente, sensata, jugada en opinión y con un respaldo de saber y experiencia increíble. Honestamente, creo que tienes en tu blog un libro entero absolutamente publicable sobre las experiencias y los sentimientos reales de un profesor de secundaria que les sería muy útil a muchos, sobre todo a los jóvenes.

      Todos pasamos por diferentes estados del alma. Yo misma acabo de salir de una depresión, Joselu. Intenté comprarme ese libro que me recomendaste alguna vez, el de Styron, pero no se consigue, como tantos otros títulos aquí, por las restricciones a la importación. Hay momentos en que ves la botella totalmente vacía. Así me sucedió a mí y con esa visión también escribía y comentaba.

      Los jóvenes son jóvenes, tienen sus códigos y sus formas, pero no todos son iguales: míralo a Diego, a quien tú mismo me llevaste. Intenté seguirte en esa plataforma nueva pero nunca logré entenderla y realmente me alegró que retomaras tu blog porque, como te lo hice saber, te extrañaba a tí, al escritor maravilloso que eres, al hombre pensante y cuestionador, al comentarista que enriquece y da tanto de sí, a mi amigo Joselu. No podía creer tenerte aquí el primer día en que llegaste a dejarme un comentario y me temblaban las manos sobre el ordenador. Ese día llegué tarde al instituto por contestarte apropiadamente y no me importó nada.

      Yo te valoro enormemente y creo que cuando sentimos que estamos en bajada, necesitamos que la vida nos de un sacudón o bien ponernos metas para ir para arriba. Creo que deberías plantearte seriamente publicar, Joselu, y no es un cumplido, es lo que verdaderamente pienso. Tal vez termines invitándome a la presentación de tu libro en Cornellà y te juro que juntaré los euros que hagan falta para estar ahí.

      Un beso y gracias!

      Fer

      Eliminar
  13. Te he dejado un comentario anterior a éste pero no sé si ha llegado. Sería una pena que se perdiera, y me temo que así ha sido. Ya lo veré si se ha publicado cuando lo autorices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Nada se pierde, todo se transforma": Jorge Drexler - Todo se transforma (video clip)

      Míralo y escúchala, por favor, aunque sé que no te gustan las entradas con una canción. Pero éste es un regalo para tí porque ésto me lo enseñaste a hacer tú!!!

      Un abrazo enorme!

      Fer, la de siempre, ni optimista, ni pesimista: agridulce y a boca de jarro.

      Eliminar
  14. ¿Médico de almas? Es estupendo que me digas algo tan hermoso pero mi conocimiento sobre las enfermedades ajenas solo es el resultado de conocer un poco a la propia...y no saber como curarla de sus males.
    Nos haces un hermoso homenaje a muchos de mis amigos blogeros, a otros que no conozco tanto y por supuesto a mí mismo. Yo también empecé en el 2005 como Joselu pero todavía no he encontrado otro mejor instrumento de expresión ahí fuera, en esa cosa tonta que llaman realidad. Como no lo he encontrado sigo aquí y encima me he duplicado en dos blogs. Puro masoquismo.
    Mi estilo a la hora de leer y escribir en los blogs es mucho más frenético, más a uña de caballo. A veces empiezo a escribir antes de terminar de leer la entrada y odio corregir lo que escribo, de ahí que mis erratas sean tan frecuentes. Soy bastante espontáneo y visceral. Ahora bien, cuando empiezo a leer los blogs y llego al tuyo me permito un respiro. Miro el reloj y me digo: ¿Tengo tiempo de leer "A boca de jarro" o no? Si estoy con el tiempo justo busco otro momento y luego cuando me decido, intento llegar al fondo de cada párrafo de lo que escribes. No quiere decir que no lea con atención el resto pero en tu caso por algún motivo que desconozco prefiero tomármelo con más calma. Seguramente porque me recreo tanto en la forma como en los contenidos y me gusta saborearlo todo intensamente.
    Desde mi punto de vista una persona capaz de escribir una frase como: "La palabra es amor y escribo por amor a la palabra" requiere toda mi interés.
    Muchos besos de fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves que sí, que eres médico de almas, al menos de la mía: no he recibido mejor medicina que ésta en todos estos meses de desfilar por tantos consultorios.

      Sí que soy larguera. Comprendo que hace falta tiempo para esta boca que habla mucho y mucha paciencia. Y tú me los das. No hay muchos médicos así hoy día, te aseguro, Krapp. Y contigo ni siquiera tengo que sacar turno ni viajar en colectivo para la consulta. Eres genial, maravilloso.

      Te aprecio mucho, que se sepa!!!

      Muchos besos y buen finde para tí también.

      Eliminar
  15. Hola Fer!!! ante todo GRACIAS! GRACIAS! GRACIAS! me diste una gran alegría y, una vez más, me emocionaron tus intensas y claras palabras.

    Disfruté mucho leer ese fragmento donde nos contas cómo y en qué tiempos "trabajas" este blog... te imaginé, te sentí, te percibí y me inundó una sensación de vida que se aligera cada vez que logras sentarte y redondear algún concepto de los que pujan por salirse de tu alma,

    Me encantó que hayas iniciado con esa cita bíblica que nos dice que en las palabras está Dios... o que las palabras son Dios... las palabras tienen un poder transformador tan fuerte!! y todos los que tratamos, con ellas, de embellecer la propia vida y la de otros,conectándonos empáticamente desde lo más sensible, hacemos el amor con la existencia.

    Gracias por darme un lugar tan lindo en tu mundo, vos estás en el mío y juntas en la vida que, gracias a las palabras, estamos compartiendo.

    Besos!!!!

    Pd.1. Gracias por ir a buscarme, ando como loca estos días con entregas de informes y me pierdo del espacio blogger. Gracias por tan linda sorpresa.

    Pd.2. Cuando puedas, a tu tiempo, volvé a hacer tu mejor esfuerzo para dejar de fumar. :)

    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te digo igual: GRACIAS! GRACIAS! GRACIAS!

      De verdad creo con el alma, con un alma que necesita de la palabra, que es Dios quien nos habita a través de ella y Dios es amor, aunque suene trillado, es tal cual, Lore. Es además una cuestión de fe. Por eso no me resulta un trabajo: porque es como si viniera de lo alto y me enaltece, me purga, me purifica.

      ¿Quién mejor que vos para explicar el poder de las palabras, Lore?
      Gracias por siempre haber usado tu saber para ayudar y no para etiquetar o juzgar, Lore.

      ¡Qué hermoso lo que decís: "hacemos el amor con la existencia"!
      Me guardo esa frase y te doy las gracias por ella.

      Y gracias también por haber sido la única en recomendarme lo que sé positivamente que tengo que lograr vencer definitivamente: mi adicción al cigarrillo.

      Gracias, Lore y muchos besos y un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  16. Fer me ha costado tiempo leer la entrada...y todos los comentarios y respuestas de todos tus amigos con bitácora...me sorprende que me hayas elegido para pertenecer a este club de escribidores...porque no soy tan ducha con las palabras como todos vosotros...pero estoy encantada de estar entre tus amigos virtuales...
    Pero lo que más me alegra es verte con energías renovadas, con ganas de seguir adelante en está aventura, porque hace un tiempo pensé que te perdería como a otros...y ya veo que la nube negra pasó y que vuelve la Fer que a mi me gusta...directa y al grano, como decimos por aquí...
    Yo llevo en este mundillo poco tiempo, apenas dos años...y al principio la idea era hacer un blog de manualidades solamente, pero poco a poco se ha ido convirtiendo en otra cosa...algo más variado en el que intento plasmar alguna de mis inquietudes...me ha aportado mucho y estoy encantada con ello, es verdad que lleva tiempo, no solo para hacer una entrada coherente, si no para visitar a todo esa gente con la que has creado un vinculo especial...pero a mi me ha merecido la pena y pienso seguir con ello mientras me aporte cosas...no me gusta la inmediatez del face o de otras plataformas porque creo que se queda cortas y se limitan a copiar frases o fotos o mantener lo que yo llamo conversaciones de ascensor...y para esas ya tengo a mis vecinos...
    Yo busco gente que deje parte de su alma en lo que escribe, porque eso hace que me sienta más cercana a ellos...que me recomiende libros que leer...que escriba sobre cosas interesantes...personas con las que me gustaría, como tu dices tomar un café y disfrutar de una charla para hablar de lo divino y de lo humano...eso es lo que tu espacio me transmite...y estoy segura de que si algún día la vida nos pone en el mismo camino, disfrutaríamos del encuentro...
    Tu escribes a lo largo de la mañana, y yo lo hago durante la noche... después de la cena y de un rato de charla o película con marido, cada uno de nosotros se va a su ordenador...el con sus fotos y su música...y yo a visitar amigos...me encanta esta hora en que todo está en silencio...tan en silencio que a veces puedo oír la pelea que entablan mis pensamientos por salir a escena...
    Te recomiendo que vuelvas a dejar de fumar, aunque soy la menos indicada pues soy fumadora...y llevo años intentando dejarlo y nunca encuentro el momento...
    Comparto tu idea de que la palabra tiene mucho poder...aunque en el tema de Dios,no estoy de acuerdo contigo...me falta esa fe que tu tienes, quedo entre los muros de un colegio de monjas haya por el siglo pasado, y no la he recuperado...
    Una frase que escuche el otro día y que me encantó...
    Morimos dos veces...una cuando lo hacemos físicamente...y otra cuando alguien dice tu nombre por ultima vez...
    Gracias por acordarte de mi nombre...eso significa que al menos mi humilde bitácora ha llegado a alguien que de otro modo jamas hubiese conocido...
    Un abrazo Fer desde el otro lado de la mar a nivel físico, pero tan cercana a mi corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres una mujer muy valiosa, Julia, muy íntegra, muy frontal y respetuosa, y te valoro por todo eso, además de valorar tus bellas manualidades y ese algo más que has ido agregando a tu cálido y sumamente concurrido espacio.

      En el principio, este espacio también era bien diferente. Tendía a limitarme a la temática de la crianza y la escolaridad de mis hijos y me seguían solamente mujeres con ideas muy marcadas, algunas demasiado dogmáticas en pos del amamantamiento exclusivo, el colecho, el parto domiciliario, etc. Activistas de la teta que no se permiten otras formas de maternar absolutamente observables y respetables, porque lo que cuenta en esto es el amor que se le pone, como en todo.

      Luego evolucioné y me abrí a otros temas de mi interés, igual que tú, y fue entonces cuando comencé a hacer más amigos y llegaron las opiniones masculinas también, para mi enorme y grata sorpresa, que aportan siempre una visión tan intensa e interesante.

      Y al fin llegué aquí y voy por más. Estuve triste, Julia, un largo tiempo, amargada y enojada con la vida y eso se trasluce en las palabras. Ahora siento que salí de un túnel.

      En cuanto a Dios, cada quien tiene su idea y respeto todas. No intento evangelizar, es sólo que en mi vida la idea de Dios es muy fuerte, está presente en el amor que les doy a los míos, el que me dan a mí, en todo cuanto nos sucede, para bien y mal, Dios está conmigo, pero es una creencia personal. No intento hacer un blog religioso, es sólo que La Biblia me parece un libro fenomenal, más allá de sus implicancias religiosas, está cargada de relatos muy humanos, riquísimos y aleccionadores. Hay poetas, locos, sordos, ciegos, leprosos, profetas, pescadores, prostitutas, cobradores de impuestos,poderosos, traidores: como en el mundo real y el virtual. Y de la variedad se aprende mucho. Es una galería de espejos, Julia, un libro que vale la pena leer aunque no creas en Dios.

      Yo me alegro con cada visita nocturna tuya, con cada entrega tuya, con cada intercambio, y es un honor contarte entre mis amigos aquí.

      Un beso de corazón y GRACIAS!

      Eliminar
  17. Gracias Fer por la parte que me toca. En verdad no sé si lo tuyo son realmente palabras a boca de jarro o más bien lo son a fuerza de corazón; porque cuando leo tus entradas es lo que veo: un corazón desmedido, volcado en cada texto, lleno de razones y de cordura, de agradecimiento y humanidad. Y eso no es simplemente escribir a boca de jarro, es algo mucho más sublime.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuel. Son personas como tú, que dejan su corazón en cada palabra que me regalan, aquí y desde sus espacios, quienes me con-mueven, es decir, hacen que me muevan con ustedes en su sentir. No podrían resultarme indiferentes si no tuviesen un corazón abierto y una mente lúcida como tú.

      Un abrazo!

      Eliminar
  18. Muchas gracias, amiga Fer, por esta cariñosa entrada, y en general por todo tu precioso y humano "jarro de barro", que me encanta leer, aunque no diga nada.

    Un fuerte abrazo!

    Antonio HM.
    (metafísico) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mereces la mención, amigo Antonio, ya que no te comento tan a menudo como debería, pero simepre te tengo en cuenta.

      Un abrazo y gracias a tí!

      Eliminar
  19. Ay Fer...eres pura humanidad,una gran trabajadora y estoy segura que además de una gran mujer,eres una excelentísima amiga,madre,esposa y un montón de cosas más,a las que habrá que añadir,escritora.
    No temas-vaya quien viene a dar consejos,ja,ja,ja-el cómo,el qué o el cuándo...sólo escribe de la manera en que lo haces,más allá de tecnicismos y/o perfecciones,con el sentimiento y los sentidos.
    Es lo atrapante de las letras,querida.
    En este mundo,todos aprendemos de todos,unos más que otros,como yo misma,pura aficionada a una poesía que ando muy lejos de alcanzar,pero que me deja quererla y con eso me basta.
    Gracias a ti desde el fondo de mi corazón.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, querida Marinel: pura humanidad y por lo tanto trato lo mejor que me sale en todos esos roles y facetas que enumeras, con todos los errores y flaquezas de mi errante humanidad.

      Escribo porque vuelo cuando lo hago, porque me hace feliz, me sana, me purga, me permite expresar sentimientos, ideas y sensaciones y viajar para tocar almas sensibles como la tuya, que a su vez hacen volar a la mía.

      Te agradezco yo a tí por estar ahí, tan cerca, tan cerca, que casi puedo tocarte...

      P.D.: ¡Qué guapa que estás en tu nueva foto de perfil! ¡Qué bella persona eres, Marinel, por dentro y por fuera!

      Miles de besos y cariños para mi poetisa!

      Fer

      Eliminar
  20. Encantada de la vida de que te hayas acordado de mi y me hayas mencionado en tu post.
    Yo ya no escribo con la ilusión de antes pero me da mucha pena dejarlo por todos vosotros a los que leo con cariño. Me gusta mucho comunicarme... ¡Oh las palabras....! pero mi vena se agota y no sé cuanto tiempo más podré seguir en esto.
    Me encanta ver tu ilusión... y eso se contagia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿cómo no me voy a acordar de tí, Lola? Tú eres única, irrepetible e inolvidable. Podrás seguir escribiendo por tanto tiempo como esté escrito, como todos nosotros. Te digo lo que les digo a mis padres, que comprensiblemente se preocupan por el tiempo y la energía que les queda: lo que vale es la calidad y no la cantidad del tiempo vivido. Yo siento que podría morir hoy, Lola, no me gustaría en lo más mínimo, pero podría sucederme como a cualquiera, y me llevaría puesta la intensa vida, con luces y sombras, como toda vida bien vivida, que quedará escrita en el libro de la vida.

      Me alegro de contagiarte ilusión, que lo más contagioso son las pestes y lo que mata es la humedad, como decimos los porteños ;)

      Un beso y gracias!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."