lunes, 24 de junio de 2013

Historia reeditada: "Todos podemos brillar"







  Hoy, comienzo de una ardua semana de pruebas decisivas para nuestro porvenir como familia, necesito reeditar esta historia como homenaje a un grande de la cultura contemporánea cuya luz jamás se apagará, y como un recordatorio a mí misma, a los míos y a todos los que tienen a bien leer este blog de nuestro inmenso valor como personas protagonistas de la historia que nos toca vivir y moldear. El texto no es de Mandela, pero sí su ejemplo de vida. Vaya a él mi homenaje en estos días en los que está peleando su última batalla pacífica por la dignidad de la VIDA.


                                                                     8 de mayo del 2012



                                                                                                                
  Esta es una de esas perlas del collar de los escritos que atesoro que me regaló desde su blog, “Despertar y Crecer”, María Guadalupe Buttera, quien además entabló una abierta y franca relación de cercana amistad virtual conmigo y yo con ella. Mantiene el clima que intenté generar a través de las últimas entradas, cierra y abre bien una semana, que fue intensa, y fue para mí un texto muy movilizante en el momento en que lo recibí. Hoy necesito recordarme estas palabras, y de paso se las recuerdo a  María, y las transmito porque valen y empujan hacia adelante:

 "Todos podemos brillar"  de Nelson Mandela

"Nuestro miedo mas profundo no es creer que somos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es saber que somos poderosos más allá de la mesura.
Es nuestra Luz, no nuestra Oscuridad, lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para sentirme brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?
Pero en realidad ¿quién eres tú para no serlo?
Tú eres un niño de Dios.
Tu juego a ser insignificante no sirve al mundo.
No hay nada de iluminación en hacerte menos, con el fin de que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor.
Todos podemos brillar, tal como lo hacen los niños.
Todos nacimos para manifestar la Gloria de Dios que se encuentra en nuestro interior.
Esta Gloria no está dentro de unos cuantos, está dentro de todos nosotros.
Y cuando permitimos que nuestra propia Luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras personas para hacer lo mismo.
Conforme nos vamos liberando de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros automáticamente."

 

¡Y lo dice así: A boca de jarro!        



* FE DE ERRATAS del 16 de mayo del 2012.


Buscando el texto en inglés, me encontré con esto en la web:

*Esta cita inspiradora es de Marianne Williamson, tomada de su libro A Return to Love: Reflections on the Principles of "A Course in Miracles", Capítulo 7, Sección 3 (pág. 190-191), Harper Collins, 1992. 


*Nota acerca de la autoría del texto de Nelson Mandela

Esta cita se encuentra a menudo en Internet incorrectamente acreditada a Nelson Mandela en su discurso de inauguración presidencial de 1994, especialmente la última frase de la msima: "A medida que nos liberamos de nuestro propio miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros." 

Como referencia, aquí están los enlaces a dos sitios oficiales del gobierno de África de 1994:


*Texto original en inglés:

"Our Deepest Fear"


Our deepest fear is not that we are inadequate. Our deepest fear is that we are powerful beyond measure. It is our light, not our darkness that most frightens us. We ask ourselves, "Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous?" Actually, who are you not to be? You are a child of God. Your playing small does not serve the world. There is nothing enlightened about shrinking so that other people won't feel insecure around you. We are all meant to shine, as children do. We were born to make manifest the glory of God that is within us. It's not just in some of us; it's in everyone. And as we let our own light shine, we unconsciously give other people permission to do the same. As we are liberated from our own fear, our presence automatically liberates others.
 
¡A boca de jarro hoy!

26 comentarios:

  1. Mi querida Fer!!!!

    Gracias por el mensaje de vitalidad y optimismo, por la fuerza de las palabras que se transmiten y se sienten.
    Vaya pues también para ti, esas palabras, lleva tu Luz a todas las personas que conoces.
    Y no quiero seguir llorando, así que te dejo un beso enorme y toda mi gratitud, muchas gracias, querida amiga!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Estrella, por agradecerme a mí, que no merezco las gracias. Es a seres como Mandela a quien hay que agradecer y homenajear en Vida. Porque luego de su partida, ganada con dignidad y valor inquebrantables hasta sus últimas horas, todos van a salir a decir lo grande que ha sido: eso es muy fácil, muy comercial, tiene gancho y trae números... Pero es en Vida cuando debemos decirle a un líder de la Paz mundial cuánto nos ha valido y cuánto necesitamos líderes como el en tantos rincones del mundo. Un grande entre los grandes, como el texto inspirador, que aunque no es de su autoría, merece estar ligado a su legado de Vida.

      Deja ya de llorar, mujer, y sonríe, que la Vida es para ser gozada en sus sombras y en sus luces: te lo dice una llorona especializada en lágrima fácil ;)!

      Un beso y buen comienzo de una nueva semana!

      Fer

      Eliminar
    2. Se me olvidó decirte que estás preciosa, bueno es que tú lo eres por dentro y se transmite al exterior.
      Ya no lloro, ea!!
      Mandela es una persona irrepetible y su legado no se olvidará.
      Besos guaaaaaaapppaaaaaa!!!!!!

      Eliminar
    3. Pues haces muy bien: hay quienes no merecen ni una lágrima tuya, Estrella. Si hay algo para lo que esta cita, sea de quien sea, sirve, es para darnos el crédito que merecemos por ser quienes somos, con todas nuestras humanas imperfecciones, pero niños valiosos de un Dios piadoso, que es en el que creo yo, y seres luminosos más allá de la mesura.

      Besos y gracias!

      P.D. Ahora estoy más bonia que en esa foto. Ya me verás, el día último del mes, cuando publique una entrada para festejar mis 45... ;)

      Fer

      Eliminar
  2. La muerte es ese estadio donde se fusiona todo,cualquier desigualdad reinante en vida,acaba diluida en ese más allá tan hartamente temido y/u odiado.

    Como decía Manrique en las Coplas a la muerte de su padre:

    Nuestras vidas son los ríos
    que van a dar a la mar,
    que es el morir.
    Allí van los señoríos
    derechos a se acabar
    y consumir.
    Allí los ríos caudales,
    allí los otros medianos
    y más chicos.
    Allegados, son iguales
    los que viven por sus manos
    y los ricos.

    Mandela conversa ahora con la dama incógnita, tras una vida aferrado a la justicia y su lucha entablada en favor de ella, ha vivido de todo en propias carnes y es un hombre de los que hacen historia.
    Sus palabras, como siempre,son reivindicativas, valientes, llenas de Fe y de luz.
    No sé cómo acabará su crítico estado, pero lo cierto es que su estela luminosa jamás será apagada ya.
    Besos miles, Fer.

    Oye, qué guapa estás ahí en Bariloche,lugar que conozco de las series argentinas para niños que hacen aquí,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi querida poetisa. Pasa en un rato tu bella cita a mi página de citas que tienen a bien verter en este jarrito mis amigos y que he creado para que no se vayan de aquí, de mis aguas, tan nutricias para mí, con el debido crédito, claro, eso ni que decir.

      La muerte nos engrandece, pero éste es un grande en Vida, y el homenaje lo merece hoy, que la está peleando cara a cara con la parca:

      "...la muerte, ¡desdicha fuerte!
      ¿Qué hay quien intente reinar,
      viendo que ha de despertar
      en el sueño de la muerte?

      Sueña el rico en su riqueza,
      que más cuidados le ofrece;
      sueña el pobre que padece
      su miseria y su pobreza;
      sueña el que a medrar empieza,
      sueña el que afana y pretende,
      sueña el que agravia y ofende,
      y en el mundo, en conclusión,
      todos sueñan lo que son,
      aunque ninguno lo entiende.

      Yo sueño que estoy aquí
      destas prisiones cargado,
      y soñé que en otro estado
      más lisonjero me vi."



      Así diría Calderón de la Barca, ya que "La vida es sueño", mi querida Marinel, hasta para los luminosos como él, que no cesará de brillar y se hará aún más inmortal de lo que ya se nos ha hecho.

      ¿Estoy guapa en Bariloche? Fue un verano muy especial, de negro como mi ropa... Ahora visto de colores y estoy surfeando las olas de los mares de la angustia.

      Un beso enorme y GRACIAS, mi querida poetisa y musa inspiradora!!!

      Besos mil, mi Marinel, a ver si te saco buena en las usanzas porrteñass!!!

      Fer ;)

      Eliminar
  3. No sé si estoy muy de acuerdo con lo que dice el hombre que trajo la luz al gran pueblo sudafricano. No sé si estoy de acuerdo a pesar de sus animosas palabras, ya que lo que más tenemos presente los seres humanos, aquellos que yo conozco, son nuestras insuficiencias, nuestra precariedad, nuestra incapacidad para dominarnos y dominar nuestro entorno. Las de Mandela son palabras bellas pero semejantes a las que un entrenador de fútbol dirige a sus jugadores antes de un partido contra un equipo infinitamente superior.
    "Sois los mejores. No hay nadie como vosotros. Los vais a destrozar"
    Palabras que ayudan pero que en raras ocasiones dan verdadero resultado.
    ¿Por ello hay que asesinar la esperanza?
    No, por supuesto que no, pero al menos debemos tener una buena red debajo para no sucumbir tras una posible caída.
    Muchos besos, San Juan todavía está con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No compararía a Mandela con un simple y marketinero entrenador de fútbol, a pesar de la marca de la película "INVICTUS". Les va bastante mejor de lo que fue a él en términos materiales: no terminan en prisión por defender sus principios, si es que los tienen, y están en muchos casos respaldados por las armas,al menos en mi país... No es el caso de este hombre, cuya vida se apaga, pero no deja de brillar en la estela de la Paz. Y nos deja como legado mucho más que Copas y triunfos deportivos esponsoreados: nos lega su Campaña de Desobediencia Civil de 1952, y el Congreso del Pueblo de 1955, en el que la adopción de la "Carta de la Libertad" provee el programa principal en la causa contra el apartheid.

      Madiba, según Wiki, "fue encarcelado en la prisión de Robben Island, donde permaneció durante dieciocho de sus veintisiete años de presidio. Mientras estuvo en la cárcel, su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica. En prisión, él y otros realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas. Los prisioneros fueron segregados por raza y los negros recibían menos raciones. Los presos políticos eran separados de los delincuentes comunes y tenían menos privilegios. Mandela, como prisionero del grupo más bajo de la clasificación, sólo tenía permitido recibir una visita y una carta cada seis meses. Las cartas, si llegaban, eran a menudo retrasadas durante largos períodos y leídas por los censores de la prisión."

      ¿Te parece realmente justa tamaña comparación?


      De todos modos, éstas no fueron sus palabras, sino las de una gurú espiritual norteamericana, en cuyo caso, debería aceptar tu comparación, porque se me hace más semejante a la de un coach profesional en el arte de hacer guita.

      A mí hoy me sirven igual, vengan de quien vengan, como una especie de arenga para los corazones dormidos de este mundo que nos ha tocado vivir, Krapp, y el homenaje a Mandela lo considero merecido en Vida y a las puertas de la muerte, que es una cuestión inminente.

      Mandela peleó el Buen Combate con sus principios e ideales, y se bancó la injusticia saliendo de ella lleno de fortaleza espiritual y sabiduría para enseñar al mundo, y sin resentimiento alguno, lo cual ya es decir mucho, y nos debería enseñar una lección a varios, por empezar, a mí misma.

      Ya lo creo que San Juan está en nosotros, amigo!!!

      Sacamos chispas de este fuego ;)!!!

      Gracias totales!

      Fer

      Eliminar
  4. Esperemos que nunca se apague esa luz. Es uno de esos faros que tanto nos hacen falta para navegar las aguas de esta vida. Que siga brillando siempre.
    Muchas gracias por compartir!
    Saludos
    Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya pasó a la historia de los Luminosos, aún antes de su muerte. A mí me gusta darle a la gente valiosa el homenaje que merece en Vida. Ojalá en nuestra Argentina tuviésemos un Mandela ahora... ¿Te imaginás que kilombo? Tenemos un Francisco en la Casa Santa Marta, que no es poca cosa: es cuestión de darle tiempo, a Francisco y a la historia ;)!

      Gracias, Marcos!!!

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  5. Tristemente es cierto, Mandela pelea su última batalla, y como tu dices, por la dignidad de la vida, pero también de la muerte. Mucho vivió y mucho luchó, tiene derecho a un descanso, sentiremos pena de que se vaya un gran hombre, pero es la vida, la tenemos muy ligada a la muerte aunque no lo aceptemos. El escrito es muy hermoso y como tu dices, puede empujarnos hacia delante, todo depende de nosotros.
    No conozco Bariloche, pero la foto es preciosa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo que sea triste, Rita: es ley natural de la vida, y en esta última batalla hay mucha dignidad también. Lo triste habría sido una muerte temprana, a destiempo, un suicidio depresivo o un asesinato cruento, que bien podría haber ligado en la ruleta de la vida. Le tocó la enfermedad, que es camino de crecimiento personal y elevación espiritual para los sabios de corazón como Mandela.

      El descanso lo va a tener, como que hay un Dios, Rita. ¿Si no él, quién?

      Igualmente, se me hace un hombre que siempre durmió con la conciencia tranquila, que es el mejor de los descansos durante los días de nuestro paso por esta vida.

      Venite a Bariloche, Rita, que es precioso y te favorece el cambio ;)!!!

      En invierno bien emponchada, y en verano con calorcito y fresquito por la mañana y la noche: una belleza!!!

      Un abrazo y muchas gracias, dignísima jubilada Rita!

      Fer

      Eliminar
  6. Fer:
    Tu blog es muy especial para mí, no sólo me saca de mi círculo vicioso, sino que (y principalmente) me muestra una faceta esperanzadora de la vida.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Humberto, muy amables tus palabras. No siempre estuve tan esperanzada: me agarraste en una etapa nueva, tan nueva que hasta yo me desconozco gratamente ;)!

      Un beso.

      Fer

      Eliminar
  7. Fer, fue bueno releer el texto de Mandela, porque hoy se necesita de esa luz que cada uno lleva adentro para aclarar tanta noche y oscuridad que se ha abatido sobre una humanidad, que yo siento como extraviada.
    O tal vez esté haciendo una proyección y la que se siente extraviada dentro de esa humanidad sea yo.
    Un gran abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fijate qué interesante: no es de Mandela el texto, sino de Marianne Williamson, una gurú espiritual norteamericana que vende libros como pan caliente con este tipo de mensajes esperanzadores y vigorizantes, muy necesarios por cierto, pero no sé si su vida condice con lo que escribe y vende.

      De Mandela, en cambio, no me cabe duda alguna: su vida es un ejemplo de lo que este mensaje porta. Por algo se le atribuye a él, que tal vez se inspiró en este texto para su Discurso Inaugural Presidencial de 1994, dos años después de la publicación del libro de Williamson. Eso e lo que parece indicar la pequeña investigación que hice en la web, lo cual no es evidencia suficiente de todas formas.

      Más allá de la autoría, que quedará como anécdota, lo que vale es la palabra y sus implicancias en nuestra circunstancia personal e histórica, como bien apuntás.

      Cosas de escritores, Mire ;)!

      Un abrazo grande y buena semana, aunque te voy a visitar antes de que se acabe la semana, y no me acuerdo si te mandé una invitación: ahora chequeo y si no lo hice, te la mando al toque!

      Gracias, amiga!

      Fer

      Eliminar
  8. A mi siempre me convencio más Stephen Bantu Biko.
    No se porque Mandela, nunca ha sido santo de mi devoción, puedo estar equivocado, no lo se, pero me parece un producto de mercado...
    Y entre Martin Luther King y Malcom X, me quedo con el segundo.
    Unos tiran las piedras y otros cogen las manzanas, dijo alguien cuyo nombre no me quiero acordar...

    ResponderEliminar
  9. No sé quién es Stephen Bantu Biko.Por algo tu nick es "Temujin", en lugar de hacerle honor a tu bello nombre de pila, hombre. Mandela no es ningún santo, no hay por qué profesarle devoción, pero merece admiración por no haber avivado la violencia. Me gusta Luther King, "I have a dream", sumamente inspirador. Con Malcolm X tengo mis serias reservas.

    Han apedreado a tanto santo varón y mujer por tan poca cosa, Temu... Y las manzanas, al igual que la leche de vaca recién ordeñada en Rebelión en la granja, de George Orwell, una distopía que aplica a nuestra realidad y la que enfrentó Mandela en su tiempo, se las cogen los cerdos que manejan los hilos del poder después de la revolución, fijate...

    Paz, Temu, Paz! Ese es mi apellido real: soy María Fernanda Paz!!!

    Saludos y gracias!

    Fer

    ResponderEliminar
  10. Con el aprecio por bandera te daré mi opinión. Debo ser un insignificante miedoso, ya que he leido el texto tres veces y cada vez me lio más. Es más, me parece claramente contradictorio. Pero una vez más será mi mente calenturienta que no digiere bien los axiomas que contiene.
    No creo que nuestro miedo más profundo consista en saber que podemos ser más poderosos que la mesura. Frase peligrosísima. Tampoco creo que sea la luz la que nos asuste. Y eso de que pueda existir gente que juega a ser insignificante y que eso no ayuda al mundo me parece profundamente irritante. Y por supuesto no lo comparto.
    El remate me parece una contradicción en si misma con lo anterior: eso de que conforme nos liberemos de nuestros miedos...¿pero no habiamos quedado en que realmente es la luz la que nos da miedo?.
    Amiga Fer, no hay gente que juegue a ser insignificante, lo que hay es gente que por sus condiciones de vida es continuamente pisoteada y convertida en papel mojado. Sin capacidad de tomar decisiones autónomas. Y que por lo tanto, no está en condiciones de ayudar al mundo, sino de ser ayudada, cosa que Mandela sabía muy bien.
    La llamada voluntarista a brillar contiene una pequeña trampa dialéctica y de subordinación. No es la propia luz natural y autónoma fruto de la reflexión personal y del raciocinio la que se desea que brille, sino una luz proveniente de más altas instancias. La luz de Dios, que se propaga por todos nosotros. Es un brillo en segunda instancia, como que nos ha sido implantado. A esa luz no debemos temerla, dice el texto, y debemos hacerla brillar...
    Pero y el individuo autónomo y libre, capaz de brillar al margen de esa luz...de ser generoso, solidario, humanitario, no por implantación, sino por convencimiento personal tras una larga batalla con la oscuridad...
    Decía Wittgenstein que en cierta medida envidiaba al creyente por cuanto tiene unos principios y unos dogmas dados a los que aferrarse. Incluso en los momentos más difíciles sabe cual es el camino que le proporciona su fe, su doctrina. Y eso en cierto sentido es un salvavidas que marca el camino correcto hacia la luz.
    Pero y el agnóstico...el ser racional que parte de cero y ha de construir racionalmente una ética de conducta desde la nada...ese es un camino en el que cada paso es titubeante y nuevo y para colmo, uno no está seguro de si el paso siguiente será el correcto. Y no lo está debido a que la oscuridad le rodea, y él mismo ha de fabricarse su propia lámpara, su propia luz que le guie más allá de dogmas transmitidos del más allá.
    Como decía Adorno, esa es una labor titánica plagada de incertidumbres y ante la que el hombre ha de forjar su propia moral racional, rodeado de oscuridad y falsos destellos. Es el largo y tortuoso camino que va de duda en duda, de interrogante en interrogante.
    Por eso el hombre está en continua búsqueda, por eso leemos sin parar, vemos películas,rebuscamos en la historia, buscamos respuestas en el arte y las ciencias, indagamos en páginas como esta, e incluso exploramos la fe. El camino nunca termina en ese territorio inexplorado que nos lleva a Conrad, al corazón de las tinieblas para encontrar respuestas, y a partir de ahí una debil luz con la que iluminar una vela que nos permita continuar...Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Los siento, Víctor. Hoy no te puedo seguir con la lógica, el pensamiento y la intelectualización de la cuestión. Hoy soy puro sentir, y estas palabras las siento ciertas para mí hoy. No pretendo que lo sean para tí ni para nadie. No tengo ganas de polemizar ni explicarle más nada a nadie. Estoy tentada de cambiarle el lema a mi blog por "Intentando sentir la realidad que me toca vivir en voz alta", muy tentada. Estoy harta de pensar. Esta cita la necesitaba tanto yo como mi familia esta semana, que es lo que más me importa en el mundo. Me pierdo hoy en tu laberinto de lógica: la lógica no se puede aplicar al sentimiento. Resultaría una falacia. Así que me quedo en eso: en concederme el permiso y el derecho de sentir estas ganas irrefrenables de querer brillar más allá de la mesura, aunque te parezca peligroso. A mí hoy me resulta un desafío imprescindible.

    Muchas gracias!

    Un abrazo, el de siempre!

    Fer.

    ResponderEliminar
  12. Mas lo siento yo, que me meto en jardines innecesarios. El texto te gusta y te ayuda. No hay más que hablar. Ni se me ocurrirá entrar en discusión. Eso nunca. Un sincero abrazo Fer y disculpa la extensa parrafada.

    ResponderEliminar
  13. Absolutamente nada que disculpar, Víctor. Es posible que me encuentres cansada y un tanto agobiada, tal vez por eso la necesidad de ésto que se me hace una arenga en mi realidad y la de quienes más amo. Lo leo simplemente como una invitación a hacer brillar esa Luz que siento que es Dios quien nos la ha regalado, y que, muchas veces, amigo, quizás demasiadas, ocultamos por temor a defraudar a los demás y defraudarnos a nosotros mismos en el digno intento de brillar, por temor a no encajar, a ser tomados por locos, delirantes, ambiciosos y vaya a saber cuántas otras cosas más. Y sin embargo, es sólo el legítimo y noble intento de llegar a ser quienes hemos nacido para ser, con nuestra oscuridad y nuestra luz, que creo, de corazón, que no es nuestra y por eso se debe dar y compartir. Recuerdo la canción de mi primer catecismo:

    "Ésta es la Luz de Cristo
    Yo la haré brillar..."

    ¿La conoces? Yo no he leído nunca a Wittgenstein, ni a Adorno, he pasado por las tinieblas del corazón de Conrad (Heart of Darkness), y las del propio así como las de los seres que amo, y he aprendido que esas sí son peligrosas, que allí no quiero vivir ya más.

    Necesitaba este lunes darnos coraje y Luz, Víctor, porque se vive en penumbras aquí, en el culo del mundo, por eso también me uní a la fiesta ancestral del Solsticio desde este corazón mío que ha conectado con su sentir, por fin, Víctor, por fin!!!

    Es probable que notes cambios profundos en mí, en este blog, que es una extensión mía colgada en la nube, y tal vez también es posible que me desconozcas, porque me sucede a mí misma, pero en mi caso me sorprende gratamente este extrañamiento con la que ahora soy. No estás obligado a seguir gustando de esta Fer renacida, florecida, que es mucho más Fer y más auténtica que la de antes, la que vivía en penumbras.

    Estoy llena de esperanza y eso es algo que ningún pensador explica: eso es algo que se siente. Si intentas explicarlo, se arruina el realismo mágico que he descubierto en la vida de todos los días, se apaga la esperanza y se apaga la luz. Y aquí hace falta mucha Luz, querido amigo, mucha Luz...

    Aprecio mucho tu rico y extebso comentario, no lo creas innecesario: me sirve de mucho, tanto como tu noble y dignísimo gesto de empatizar con mi respuesta desde el cariño y el respeto que siempre ha sido mutuo, y eso sí no cambia, querido Víctor: eso es inalterable para mí.

    Un fuerte abrazo, un beso en la frente, y gracias por volver y comprender!

    Fer ;)

    ResponderEliminar
  14. Ay Fer...
    Pero cómo se te ocurre promocionar mis escritos,mujer????
    Si sólo soy una sencilla aficionada,nada más!
    Eres un solete y te lo agradezco porque sé que lo haces de corazón y eso es lo que vale.
    Espero que no entre mucha gente a leerme,si no,perderás credibilidad,ja,ja,ja
    Besos miles,hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marinel: creo que ganamos credibilidad en este mundo de pompa y pura apariencia cuando le damos crédito al verdadero mérito de las personas como tú, que parecen invisibles a la materialidad por estar conectadas a la Luz, y sin embargo, se me hacen mucho más humanas y por ende creíbles que esos ídolos brillosos que convertimos en dioses en nuestros altares paganos, que poco y nada nos dan y mucho de nosotros se llevan.

      Tú me das tu arte, tu humildad, tus historias de madre, de hermana (¡!), de mujer que pasa por la vida intentando dejar huella poniéndole, en tu gerundio que tanto me va, el pecho, las manos y el corazón a lo que venga, tu empatía, tu dulzura, tu enorme sensibilidad, tu sentido común y tu compañía, Marinel: ¿te parece poco? Ves como este texto encierra una gran verdad: tememos brillar más allá de lo que se nos hace mesurable.

      Ser Luminoso no se trata de ser rico, famoso o alcanzar una notoriedad barnizada que poco tiene que ver con la esencia, sino llegar a irradiar una Luz que revela justamente la esencia, la médula, la yugular, la sangre de tus letras derramadas. Tú no necsitas que te lo diga: tú lo encarnas, y ya.

      Te me haces mucho más humana tú en cada entrega que muchos poetas canónicos que me han mandado estudiar y a quienes nunca sentí, enfrascados y arropados como están en su intelectualismo y su propia burbuja de vanidad literaria que no me ha dejado nada más que el sabor de la nada. Tú me das el placer de lo sencillo, de tu humildad, de tu fresca y genuina cotidianeidad, de tu femineidad bien asumida y llevada, de la dignidad y el vuelo lírico de tus letras, sin que medie precio alguno ni billete, ni siquiera el compromiso de devolver la cortesía, y eso es inapreciable en estos tiempos, te aseguro.

      Tú me das de beber de tí misma, y me alimentas desde tu creíble y Luminosa humanidad. Así es que te voy a poner en mi página especial de citas prestadas nuevamente, y posiblemente no sea la última vez, por todo eso que te acabo de explicar, aunque últimamente me pasa que siento que el sentir no necesita de tantas explicaciones, pero no me es fácil divorciarme de tanto pensar y casarme por fin con el sentir del que tanta sed tenía.

      Ya te he dicho que, aún sin conocerte en persona, te quiero mucho, pero siento ganas de decírtelo otra vez: ¡Te quiero mucho, Marinel, de verdad!

      Un beso enorme y mil gracias!!!

      Fer

      Eliminar
  15. Impresionante ... y me quede sin palabras poco puedo decir. EMOCIONANTE
    Que homenaje a un hombre que fue capaz por si solo de cambiar un poco el Mundo.

    Sos muy grande y vos brillas no tengas la menor duda !!!
    Un abrazo enorme y de verdad que placer leer este estupendo post !!!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, Ana Laura, y bienvenida!

    Eres realimente muy amable y generosa; se ve en eso u propia Luz.

    Vaya por este grande de la cultura contemporánea cuya Luz jamás se apagará.

    Yo soy muy pequeñita, y sólo aspiro a hacer brillar mi Luz interior en todo su fulgor, como Dios me la regaló, con humildad y transparencia, en un mundo donde la Luz se confunde con un brillo que deslumbra pero que expone las más oscuras y a veces temibles sombras...

    Gracias y enorme abrazo!!!

    Te espero: este jarro es de boca grande y siempre abierta ;)

    Fer

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."