martes, 9 de julio de 2013

¿Día de la Independencia?




  Hoy, 9 de julio, se celebra en mi país el Día de la Declaración de la Independencia, cuyo principio fundante, allá por 1816, fue la decisión de romper cadenas con España, de donde vinieron mis cuatro abuelos dos siglos más tarde a hacer la América laburando, y todavía hoy, a un gallego que conozco, digno trabajador en edad de jubilarse, algunos argentinos maleducados cuando se los encuentra cruzados lo llaman "gallego de mierda", como premio por haber trabajado para la nación argentina y haber traído hijos y nietos al mundo acá en esta tierra. La idea en 1816 era romper lazos con España en nuestra condición de colonia, así como de toda metrópoli extranjera, para construir "una nueva y gloriosa nación coronada su sien de laureles y a sus plantas rendido un león", como reza una de las estrofas originales del Himno Nacional Argentino.

  Lo cierto es que esta reflexión va muy cargada de sentir en caliente. Vengo de un tiempo en el cual me sentí muy maltratada en esta nación "in the pendiente", como diría el magistral Quino, hoy más vigente que nunca. Desde abril de este año me han llegado tres intimaciones por correo y un centenar de llamados a mi domicilio particular, laboral y a mi celular, de dos firmas de abogados diferentes, reclamándome el pago de una deuda inexistente con una empresa de telefonía celular móvil con la que jamás he tenido vinculación alguna, con mi nombre incompleto y un número telefónico que jamás ha sido propio. Luego de haber constatado telefónicamente con la empresa en cuestión, como suelen hacerse las cosas en este país "in the pendiente", "impersonalmente", y de haber sido informada de que el número del reclamo es "inexistente", después de lo cual me cortaron en la oreja, lo comenté con la gente hasta en el colectivo, rumbo al trabajo, donde lo único que tengo, mi buen nombre, ha sido manchado. Y me entero de que le pasa lo mismo a mucha gente. Investigando en internet descubro que se trata de una organización delictiva que "levanta" datos de bases que se venden por dos mangos, sobre todo de ciudadanos sin obra social, es decir, lo más vulnerables. Y caigo en la cuenta de que mis datos pueden haber sido tomados de internet misma. Somos todos pescados en esta red.
 

 Varios ciudadanos dignos y decentes de esta nación "in the pendiente" me han aconsejando que no les prestara atención, que hiciera como si nada o que pagara lo poco que se me pedía y los dejara conformes, cuando hasta los domingos por la tarde recibía mensajes de voz y llamados grabados en mi celular, que me vi forzada a apagar y a bloquear, y hasta tuvieron el descaro de llamar a mi casa paterna y alarmar a mi mamá, jubilada de 76 años de edad. ¿Conformar a delincuentes de guante blanco? Nunca, ni muerta. Me hice asesorar por un abogado, quien me guió en la redacción de algo que jamás había escrito y no quisiera volver a escribir, porque mi genuino deseo es el de escribir más alto del ras del suelo por donde se arrastran los gusanos. Pero me tildan de loca por eso, aún en el seno de mi propia familia. 
 

  Cuestión que han disminuido las intromisiones a mi privacidad y las violaciones a mis derechos ciudadanos considerablemente, aunque amenazan con una instancia judicial por considerar mi defensa "improcedente". Gasté más en tiempo, mala sangre y en los benditos formularios para cartas documentos vía Correo Argentino (sin comentarios...), que si hubiese accedido mansamente a tranzar con el delito. Pero no, eso no va conmigo ni con lo que deseo para mi país, en donde viven mis hijos, mis sobrinos, mis suegros y mis padres ya ancianos. Porque yo tengo principios. Seré antigua, seré boba, explotarán mis arterias, pero díganme por favor: ¿En qué país vivimos y qué estamos celebrando hoy? Díganme: yo no lo entiendo. ¿Quién es independiente? ¿El Poder Judicial de la Nación a través del cual una ciudadana decente, con sus cuentas al día, que paga "el impuesto al mono" por laburar, es decir, el monotributo, será eventualmente juzgada por una deuda jamás contraída? ¿El Poder Judicial que aplicó leyes de flexibilización laboral reformadas en los 90, que no contemplan horas de planificación y corrección en la docencia, a la cual me dedico y tengo ganas de plantar bandera, dado que, por si no bastara ya con la indisciplina imperante, la falta de respeto y límites en el aula, el paupérrimo nivel con el que recibimos a los educandos, la falta escandalosa de recursos pedagógicos necesarios en pleno siglo XXI, la pobreza en el bolsillo y la escasez de movilidad, promoción y capacitación laboral, el Ministerio de Educación tiene bajo la lupa? No, me están cargando...

 Mientras tanto, los domingos por la noche Lanata nos hace el show del jardinero y el chofer que se rajaron del Calafate, y andá a encontrarlos, con bolsas llenas de euros, y hasta dijeron lo que pesaban. Y a nosotros, los perejiles, que laburamos de sol a sol para bancar la inflación, sobre cuyos índices "Clarín miente", nos ponen trabas en la importación si tenemos un negocio o si queremos comprar industria de mejor calidad que la argentina, porque tenemos derecho, me parece; trabas en la compra de moneda extranjera para transacciones locales, por ejemplo, inmobiliarias, o viajes al exterior; y si sacas pasaporte para irte a la mierda, como quisiera si supiera a dónde ir, te cobran 500 mangos y te toman las huellas digitales de todos los dedos de las dos manos, como si fueses Scarface. ¿Independiente? Independiente se fue a la B, y lo lloró mi hijo desconsoladamente, mientras Defensa y Justicia juega en la C: ¿se entiende?

 Entretanto, un bloguero argentino, simpático y entrador, a quien hasta le otorgué un premio blogger que carece de todo valor más que el reconocimiento de quien lo ofrenda, se me vino a comentar bajo una identidad falsa, y me confesó por mail que se trataba de él, que lo hacía porque la mujer le controlaba sus cosas y por resultarle divertido, o por un síndrome de personalidad múltiple, cosa muy típica de argentino cagador. Y de paso me tiró la noticia de que su señora esposa era experta en hackear blogs: ¡mirá vos! ¡Qué compatriota independiente y amigo! Ahí se desató mi paranoia: me habían estado tocando controles del blog que yo jamás he modificado, como la opción a comentarios, y me lo hicieron notar comentadores de fierro, que hoy no reciben mis actualizaciones por haberle dado paso a los comentarios de Google+, al cual me tentaron a entrar y entré por creer que iba a estar más cuidada en una red con gente que de ésto parece saber y mucho, al menos mucho más que yo, una mera aprendiz digital, pero ahora nadie me dice claramente cómo volver a salir. Sí, no cabe duda, estamos "in the pendiente".



  Lo que sigue de la historia ya se los conté antes: una noche intenté protegerme de los ataques, cambié mi configuración de fotos, porque manejar todo ésto no es nada fácil cuando se tiene una vida además de un blog, y se me llenó el jarro de agujeritos con una línea en el medio, muy pintorescos, por cierto. Todo el trabajo de elegir y colgar imágenes especialmente seleccionadas, trabajo que lleva horas, se vio borrado de un plumazo en una fracción de segundo, sin que nadie me alertara claramente de lo que iba a suceder.

 Hoy me pasé el día entero tratando de solucionarlo, yendo de pantalla en pantalla, sin entender un pito. Entre tanto, unos chicos de un jardín de la vuelta de casa pasaron por mi ventana. Me asomé a la vereda y me encontré con la sorpresa de que ayer los basureros no habían pasado porque hicieron paro para apoyar a Moyano, y de que los gurrumines habían colgado una escarapela hecha de papel crepe de mi árbol. Y para coronar la ceremonia educativa para los más pequeños, también descubrí que el perrito de algún vecino que siempre lo lleva suelto me había dejado ésto, amén de que había otros regalitos extra para limpiar con lavandina Ayudín y doble par de guantes naranjas







   Luego del paso de todas las salas del jardín maternal, la cosa quedó así:





 ¿Qué independencia podemos celebrar hoy si necesitaríamos de un papi que ponga límites, que cobre multas por hacer cosas como éstas en la vía pública, que es nuestra, por manejar como enfermos, por atropellar a otros, por matar sin piedad para luego entrar por una puerta y salir por la otra? Si estamos podridos de saberlo. Después nos quejamos de lo que hicieron o dejaron de hacer éste o aquel en el poder que nosotros le otorgamos, mientras nosotros nos cagamos en el derecho del prójimo. Tenemos, sin dudas, el país que nos merecemos. 

 No les extrañe si en un par días no me encuentran en la misma dirección. Igualmente, a los que valen, les aviso a donde voy, aunque quedan advertidos de los peligros de seguirme. Pero hoy, me tomo el día para descansar de manera independiente y en horizontal, contemplando la escarapela, mi árbol y las veredas sucias de mi Buenos Aires querido desde mi ventana.



A boca de jarro

4 comentarios:

  1. Publico yo el intercambio más rico que he conservado y que se ha borrado al cambiar a la configuración normal de Blogger de la de Google+:

    Vale Y
    +1 Hola Fer! justamente debatía por estos días con alguien exactamente eso... que hay algo mal con los argentinos como sociedad que somos, no es cuestión de echarle la culpa a los que nos gobiernan. Creo que los que nos gobiernan son más visibles dada su función y exposición pública... pero después todos sumamos en nuestras actitudes más de la misma roña... como la vecina que te dejó el regalito de su mascota en la vereda, el auto del costado que se te tira encima aunque pongas guiño (y el de adelante que dobla aunque no lo puso), todos los que tratan de hacer las argentinadas cotidianas... en fin... en la oficina me tildan de "talibán" (por lo extremista que me pongo cuando opino de estas cosas) pero está claro... algunos no nos vamos a deslizar por la pendiente y vamos por el arduo camino de trepar (abogado de por medio para responderle a los delincuentes) en vez de usar el cómodo tobogán, pagar la deuda inventada, y terminar traicionando las convicciones propias.

    Bueno, pasé hace unos días y dejé un comentario en la entrada anterior, pero como no entiendo a Mr.G+ creo que me quedó configurado en privado y no sé si se lee. Happy belated b-day!!! Cheers de domingo lluvioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabés lo que valoro tu comentario, Vale, porque siempre es la alumna la que le enseña a la docente ya cansada de serlo, siempre.

      Yo tampoco entiendo a Mr G+ y me equivoqué, estoy intentando enmendar, pero con sus tecnicismos me supera... Necesitaría la ayuda de un experto en informática, inclusive me recomendaron abogados en la materia, de quienes desconocía su existencia, ya que a quienes les consulté para que vinieran a casa a configurarme la cosa, me dijeron que ellos de blogs no entienden nada. Ya se me fue de las manos tanta tecnificación digital y tanto boga, que no es lo que busco para mí, lo mío ahora es escribir. La tecnología y las redes no son para mí un fin, sino un medio, pero me equivoqué... Pasa, viste, como cuando aprendemos idiomas, aprendemos del error, crecemos.

      Mirá cuánto crecimos las dos!!! "Talibán" te dicen... ¡Cuánta ignorancia! Nada más alejado de vos. Pero es una argentinada más.Pasa que cuesta ver la realidad sin resignarse al atropellamiento y la falta de respeto cotidianos, que, como bien decís, empieza por nosotros mismos, por dejarnos tratar así sin decir nada, sin indignarnos siquiera, porque a veces si hablás, te insultan por ser civilizada. ¡Qué ironía y qué desgracia!

      De haber estado menos caliente, Vale, me habría encantado escribir lo que escribí como vos lo reescribís en tu precioso comentario: sin guarangadas ni puteadas, con la metáfora del tobogán, esa es genial!!! Pero me salió a mí también la argentinada carajeada porque estoy muy cansada, y esta vez me tocó a mí. No importa: yo creo que todo sirve, de todo se aprende, Vale, de todo.

      Thank you very much for your never -belated good wishes of a b-day which was not that happy, though it has brought me the promise of a happier future in store for me and my beloved lot,God willing!

      Cheers, big hug and tons of kisses!!! Hoy no es domingo, aunque lo parece, más después del tremendo guiso regado con buen tinto y la siesta que nos regalamos ;)!

      Te doy plus one pero vale POR OTRA A, aunque, por fortuna, sé que no te importan estos pluses, como tampoco a mí, porque te aseguro que te desestabilizan y te hacen tomar el rumbo que menos deseás para el camino que tenés en sueños. Lo bueno es que reconecté con los sueños, y por eso y por saber notarlo, Vale, te agradezco de corazón.

      Fer ;)

      Eliminar
    2. Vale Y

      +1Ja !! cierto... no es domingo... my bad! me traicionó la sensación dominical... El genial acá es Quino, In the pendiente estamos nomás... pero qué triste pensar que la genial ocurrencia no la tuvo ayer sino hace décadas!!! Estuvimos y seguimos en la misma pendiente (o tobogán) lo cual para mí es una muestra más de que no es el gobierno de turno. Debemos ser nosotros, porque los partidos cambian, y la pendiente es la misma! de a ratos parece que cambia de ángulo uno o dos grados, pero igual allá vamos.

      Tu +1 es el primero que recibo porque hasta hace pocos días no había activado el G+ (tenía cuenta gmail pero sin el "plus"). De hecho creo que se me activó solo por intentar comentar, nunca fue una desición consciente.

      Tengo tu libro!!! después escribo, a ver si te veo en algún momento o te lo llevo a tu casa, aunque ya suene a verso de tantas veces que lo dije... shame on me. :S

      Eliminar
    3. +Vale Y , ahora ya tenés dos y una mención!!!

      Es muy rico, muy independiente y muy sensato todo lo que decís. Sólo te digo que siento todavía que, afortunadamente, somos muchos los argentinos que pensamos así, aunque tal vez no la mayoría, pero valemos, Vale, y tenemos el derecho y el deber de expresarnos también. Estoy totalmente de acuerdo con vos: Quino es el gran genio que ilumina con una pequeña tira, que prefiero en blanco y negro, la realidad argentina de décadas enteras. Sea el que sea el que esté de turno, somo nosotros los que estamos siempre en la pendiente, y es nuestra la responsabilidad de enderezarnos. Es una enorme verdad la de Quino, nunca mejor resuelta en palabras, y es mi deseo que deje de serlo algún día, por mis posteridad ya más que por mí.

      Mi libro es tuyo, Vale querida, olvidate. Si querés combinamos para ese bendito café que nos debemos en las vacas de invierno, si estás disponible vos. Pero venite sin libro, porque si me lo traés, me vas a tentar a hacer plagio literario: ya te voy a contar por qué con cafecito y un algo rico de por medio ;)!!!

      Nothing is shameful about you, my dearest former student, now a teacher in the art of shedding light on dark days ...

      Te agradezco el esfuerzo de activar el G+ on my account: far too big a price to comment en el jarrito. I shall strive to make amends: promised! Just need time to set it right, to think ahead and to get rid of all the pile of bloddy homework and mid-year tests to be corrected at home and for free, which, to top it all, tend to suck to my own disgraceful shame . Get the picture? Sure you do!

      Besos y que se haga corta la semana ;)!

      Gracias mil!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."