jueves, 15 de agosto de 2013

¡Que viva la imperfección!


Cortito hoy
porque no hay tiempo
porque el tiempo del día se me hace imperfecto
porque las imágenes de casi setenta entradas 
se me piantaron todas por mi imperfección

¡Que viva la imperfección!

Porque quiero enraizar y me voy por las ramas
porque quiero escribir y leer y no duermo en el vano intento
porque hay que lidiar con el trajín cotidiano 
porque hay que poner prioridades para elegir despiojar a la hija
de la perfecta imperfección

¡Que viva la imperfección!

Porque quiero abarcar más de lo que puedo apretar
porque no duermo lo suficiente
porque no pienso claramente
porque me dejo llevar por el caos de la acción en el amor
porque me hundo y me salvo en cada latido de mi imperfecto corazón

¡Que viva la imperfección!

Porque se me fue el corrector al demonio
porque me enfrento sin miedo a la imperfección ortográfica
sintáctica semántica 
métrica higiénica sanitaria
estética y la de puntuación

¡Que viva la imperfección!

Y así me encuentro cara a cara con mi propia imperfección:
¡Que viva la imperfección!

Imperfección que me enseña a no obsesionarme 
con lo inalcanzable, con lo que no es humano
con lo que dicta el mercado con lo que manda el experto
con los resultados con los éxitos huecos 
con hacer más número con dejar de ser yo

¡Que viva la imperfección!





A boca de jarro

34 comentarios:

  1. Que viva la imperfección! Ser nosotros mismos, es lo mejor que se puede ser. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú me lo has hecho ver y te lo agradezco, Javi. Siempre es el joven quien educa al adulto, o el mayor que en espíritu es joven aún, en su defecto. Es siempre aquel que sigue enamorado de la vida quien imparte las grandes lecciones, quien es capaz incluso de desaprender lo aprendido y ayudarte a hacerlo, quien la acepta tal como es, quien la disfruta en el presente con toda su enorme cuota de perfecta imperfección. Como madre y profesora estoy cansada de saberlo, pero me alegra que el hecho de que me suceda no deje de sorprenderme y de enardecerme: ese es el preciado efecto de todo gran aprendizaje, y humildemente creo que es la conciencia de esa maravillosa revelación la que ha quedado plasmada en esto.

      Gracias, Javi: ¡un maestro!

      Un beso grande.

      Fer

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Yacoriki, querido amigo: ¡gracias! Compartida y asumida la perfecta imperfección. Sin embargo, continuamos luchando día a día contra ella en vano, dejamos que nos taladre el cerebro, que nos perfore el sentir, que nos demande resultados eficientes libres de defecto y que nos impida disfrutar de ella, que es nosotros, tal cual es y tal cual somos. Ya hemos hablado de esto tú y yo en más de una oportunidad y siempre valoro tu presencia, tu apoyo y, ante todo, tu perfecta sinceridad. Pero sigo echando de menos a tu mascota, no puedo evitarlo, Yako... Tal vez por buscar la perfección la hemos descuidado, tú y yo: ¡no te imaginas cuánto lo lamento ahora!

      ¡Gracias amigo, loro africano perfecto ;)!

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  3. grandes palabras, con cada error que cometemos, siempre diciendo "tranquilo, no pasa nada, tiene solución", saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos: es verdad, aunque para mí, todo un hallazgo, te aseguro. Me llevó mucho tiempo desaprender lo aprendido en este aspecto, y aún queda mucho camino por recorrer, hasta que aprenda a andar descalza en pleno invierno, sin paraguas cuando llueve, sin pesadas mochilas cuando emprenda algún viaje, sin las medicinas que cargo siempre por las dudas en mi cartera femenina cuando salgo de paseo... ¡Tanto que aprender de la perfecta imperfección, Carlos!

      Me gustaría, si volvés, si podés y si querés, que me enseñaras sobre este símbolo que utilizás como identificación de tu perfil: tengo una medalla grabada con él en casa, estuve a punto de averiguar al respecto, pero el tiempo es siempre imperfecto para tales efectos, aunque esta oportunidad y vos, que te aparecés por fin acá y que lo portás como emblema, se me hacen perfectos para aprenderlo.

      Un abrazo y gracias!!!

      Fer

      Eliminar
  4. Si señora!!!
    Que viva la imperfección . . . y la improvisación!!!!
    Los errores son una gran fuente de sabiduría pero con un requisito imprescindible: reconocerlos y asumirlos.

    He estado de suerte, ninguno de los dos me trajo huéspedes en la cabeza desde el cole, en cambio ambos se trajeron una bonita varicela ;-))

    Hoy aquí es festivo, mañana "puente" y después el fin de semana, tengo tal cantidad de cosas previstas (el verano es un kaos) que seguro que después de 4 días el lunes estaré relatando lo que no me dió tiempo de hacer, te suena de algo querida Fer???
    Queremos ser la sal de todos los guisos, aunque lo tengamos que ir escatimando de horas de sueño pero eso es vida!!! asi que viiivaaamossss.
    Un petó veraniego!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa querida!!!

      Una de las imperfecciones que no sé cómo solucionar, en este mundo que me supera ampliamente en sus tecnicismos, por su inmensa complejidad y por mi propia imperfección, reside en el hecho de que tu patito identificatorio aparezca con un símbolo de prohibición cuando se visualizan tus comentarios ahora en el jarro. Te juro, Rosa querida, que llevo días y noches, consultas varias con supuestos expertos, pagos y gratuitos, y no logro dar con la solución. Y no me queda otro remedio que aceptar los límites de ese error cometido, hijo de mi imperfección.

      Tus guisos, Rosa, como los míos, como la varicela de tus hijos y los piojos de mi niña, y todo lo que el futuro nos traerá como lección de imperfección, se agradecen, ya que nos hacen replantearnos dónde está la urgencia, la prioridad y el verdadero aprendizaje en este camino apasionante en el que me acompañas hace tiempo ya, que es el del crecimiento personal y el descubrimiento de quiénes queremos ser en espíritu y en verdad.

      Tu verano es imperfecto por el calor sofocante, mi invierno, un caos de frío y viento: ¡que viva la imperfección de las estaciones y los desarreglos climáticos que nosotros mismos hemos generado! Y por la pila de cosas con las que deseamos arremeter contra el reloj de pulsera, de pared y el biológico también. De estas imperfecciones, Rosa, tenemos mucho que aprender, me temo, para nuestro propio bien y el de la Madre Naturaleza, a la que, siendo perfecta, hemos arruinado en aras de la perfección urbana, culta y civilizada...

      Me alegro con tus fiestas, con tus puentes y los propios, y sí, me imagino el aroma perfecto de ese guiso que estás cocinando ahora con los condimentos más apropiados: ¡adelante con él, Rosa! Sólo te pido que me con-vides (=que lo vivas conmigo) cuando lo tengas a punto y servido a tu mesa: ¿me lo prometes, por favor?

      Vivaaaamoss: ¡Siiiiií!

      Un petonazo invernal!

      Fer

      Eliminar
    2. Con lo del patito de mi perfil no te rompas más la cabeza, creo que el problema soy yo xp tampoco lo veo en comentarios en otros blogs. Parece que sea un patito intermitente!!! A ver si soy capaz de encontrar el problema ;-)
      Que bien sabes que he estado cocinando estos días jeje. Por supuesto que estas convidada querida Fer! Pero por ahora tendrá que ser de forma virtual por la distancia kilométrica y climática que hay en medio.
      Mañana (hoy ya) es el cumpleaños del "pequeño" y al ser domingo podremos celebrarlo todos juntos cocinando una paella, que espero compartir contigo aunque sea mediante foto . . .
      Un petonet y feliz domingo,

      Eliminar
    3. Sí, es verdad, Rosa: tu patito es intermitente, lo he notado, va y viene, no como tú, que estás siempre firme ahí ;)!

      Me pasa también que hay varios blogs en los que se han piantado las imágenes del perfil u otras cosas: todo esto me supera, Rosa, por eso digo contenta y más descansada de nuevo hoy: ¡Que viva la imperfeción!

      Uff!!! No te imaginas la siesta que me he echado, Rosa: estoy como nueva. Hoy es el Día del Niño aquí, mira qué coincidencia con tu niño, y, en efecto, me ha servido para dormir como cuando era una niña. Así es que estoy con fuerzas de irme hasta allí a comerme lo que sobre de tu paella, a cantar el Feliz Cumpleaños, o el Feliz en tu día, el de Gaby, Fofo y Miliki que cantaba yo de niña, de comerme una buena porción del pastel y volver a dormir en casa otra vez. No te olvides de enviarme aunque más no sea la foto por si acaso en medio del océano me entretengo un poco a causa de su perfecta impefección y no llego a tiempo.

      Un petonazo para todos por allí y...

      "Feliz, feliz en tu día,
      Amiguito que Dios te bendiga
      Que reine la paz en tu día
      Y que cumplas para atrás,
      Así no te jubilás
      ..."

      P.D: Versión de mis peques y de todos los peques aquí, que todo lo hacen nuevo ;)!!!

      Eliminar
  5. Aquí me veo a mí misma retratada, siempre con mil cosas y el tiempo escurriéndose, imperfecta en todo, dudosa... Y es que has retratado muy bien el sentir de muchos, sobre todo de muchas, de esas que no llegamos a nada y corremos tras todo. Somos imperfectas, pero somo, y eso es lo que cuenta.
    ¡Me encantó!
    Un beso, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, querida Isabel, que somos multitud, sobre todo, como bien apuntas, femenina, quienes nos vemos retratados en este sentir imperfectamente plasmado de la propia imperfección. Y no es para nada casual que así sea. Podríamos escribir un compendio de las causas de este fenómeno de masas, pero no haríamos otra cosa más que convalidarlo al intentar explicarlo y justificarlo. Lo importante, para mí al menos, en esta encrucijada vital en la cual me encuentro y que agradezco por ser puro crecimiento y aceptación de mi yo más auténtico, es enfrentarlo y, en la medida de lo posible, desterrarlo de una vez por todas. Tal como dices tú, escritora de preciosas letras con aroma de vainilla perfumadas todas, es que somos en esa caótica y humana imperfección.

      ¡Me alegra que te encante una nimiedad tan sentida e imperfecta! A mí me has encantado ya con tu invaluable libro digital, y celebro tu ser y tu estar en mi vida, Isabel: de verdad.

      Un beso y muchísimas gracias, Señora Escritora Isabel Martínez Barquero.

      Fer

      Eliminar
  6. Lo perfecto, enemigo de lo bueno.
    Me uno a tu canto ¡VIVA LA IMPERFECCION¡

    Genial, Fer pero mucho mucho


    Besos fuertes ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tienes, querida, respetada y admirada Tramos! Toda la razón. El anhelo de perfección es el pecado original encarnado, la soberbia humana de querer ser Dios, ese pecado del cual la humanidad toda es presa, y somos nosotros quienes más necesitamos redimirnos por él antes de aceptar con humildad ser redimidos por el Dios en el que sabes que creo con el corazón y que, de hecho, ya lo ha hecho por nosotros, aunque nosotros sigamos siendo en esto nuestro principal enemigo. En ese intento me uno a lo bueno e imperfecto contigo y con la humanidad toda.

      De genial, nada, Tramos: puro jarro de barro siendo moldeado en cada tramo del camino de crecimiento personal, por la propia humanidad y por la de los demás, como la tuya, que adoro, Tramos, maravillosa en su perfecta imperfección.

      Besos mil y mucho pero mucho ♥ siempre.

      Gracias!!!

      Fer

      Eliminar
  7. Fer pues te ha salido un texto bastante perfecto para hablar de la imperfección....
    creo que esa falta de tiempo, ese sinvivir pensando en hacer, en leer, en escribir lo compartimos...
    y me produce desasosiego la imperfección, de modo que hago y rehago las cosas para que queden como me gusta, para luego descubrir que esa pequeña imperfección solo la ven mis ojos...
    creo que tengo que parar...descansar...liberar la mente de tanto trajín, pero creerás que no encuentro el momento...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia, Julia... ¡Es cierto! No puedo con mi genio. Quería mandar al diablo a los signos de puntuación malditos y terminé poniéndolos al final: ¡maldito perfeccionismo!

      La falta de tiempo, Julia, ¡qué tema! El tiempo no falta: lo que nos falta, estimo, es la humildad de saber que hay un tiempo para cada cosa en el día, el mes, el año, la estación y la vida misma, pero queremos también arremeter contra ese reloj tan sabio y perfecto que indica cuánto podemos asir y cuánto debemos dejar escapar para simplemente disfrutar.

      El desasosiego, la ansiedad, la angustia existencial, la falta de indulgencia para con nuestros propios límites: todo lo vuelco aquí, Julia, y deseo desterrarlo de mi vida igual que tú, porque es claro como el agua que es nuestra percepción la que magnifica la imperfección en todo cuanto hacemos, pero creo que necesitaría nacer de nuevo para lograrlo, o vivir muchos años más, tal vez. Se intenta, que es lo que vale en definitiva, y se comparte la humana experiencia.

      Un abrazo y gracias, maestra!!!

      Fer

      Eliminar
  8. Ay, te quiero!!! Sos tan clara... Me viene bien leer esto... a ver si me contagio y me amigo con la imperfección!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, qué linda, amorosa Moni: yo también te quiero! A todos nos viene bien esto: esto somos y esto hacemos. Amigarnos con lo que somos sería por fin encontrar lo que humanamente entendemos por perfección, pero qué difícil, Moni, qué difícil...

      Contagiémonos, Moni, que esto es mejor que contagiarse los piojos, muy humano también, ¿o no? A buen puerto voy con los piojos yo ;)!

      Besos mil y siempre tuya!

      Fer

      Eliminar
  9. La perfección, desde el punto de vista de esta atea, es otra de tantas creaciones humanas, tanto como potencial de cualidades, como fin de algo... es deseable pero inalcanzable... porque en nuestra mente, siempre habrá un más y mejor!

    Aprender y practicar para aceptar nuestra naturaleza de incompletitud, sobre todo de forma tan lúdica, me parece una sabia e inteligente medida :)

    Te felicito por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristal. Es verdad que, desde cualquier postura humanista, la perfección es un constructo inasible para la mente humana. Aún para quienes somos creyentes, es imposible aprehender lo que envisionamos como la perfección del Dios creador de tanta perfecta y bella, noble y digna imperfección. El aceptar y aprender a amar la imperfección propia y la de los demás es también un intento de elevarme en ese camino de la fe que estoy transitando intensamente en este momento, Cristal. Po tanto, en este sentido, la atea y la creyente se entienden y se hermanan: ¡sabia, inteligente y perfecta imperfección logramos al hacerlo!

      ¡Un beso y gracias!

      Fer

      Eliminar
  10. Joooo,como me anima tu bendita imperfección!!!
    ;)
    Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de animarte aunque sea por una vez, ya que tú, mi querida Marinel, me animas siempre. Mira lo que encuentro cuando googleo ánimas:

      "Ánima significa en latín alma; en la psicología analítica de Carl Gustav Jung alude a «las imágenes arquetípicas de lo eterno femenino en el inconsciente de un hombre, que forman un vínculo entre la consciencia del yo y el inconsciente colectivo, abriendo potencialmente una vía hacia el sí-mismo»."

      ¿Qué tal?

      Por eso y por tanto más:¡GRACIAS!

      Mil besos directo a tu corazón animado!

      Fer ;)

      Eliminar
  11. Todos somos seres imperfectos que queremos ser perfectos... lo que sea: padres, esposos, amantes, hijos, profesionales, escritores... etc.
    Nos cuesta perdonarnos errores y algunos (yo) somos implacables con nosotros mismos, con una exigencia interna que nos comanda.
    Así que Fer, bienvenida la imperfección porque nos humaniza.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Implacables... tal cual, o como diría alguien que conozco, muy gracioso y muy perfecto en su aceptación de su y mi humana imperfección: "talcualmente".

      Humanicémonos mutuamente, ¿dale? ¡Me alegra tanto contar con vos para intentar lograrlo, Mire! ¡Y no te imaginás cuánto te lo agradezco!

      A escribir pronto entonces que te estoy empezando a extrañar, che. Dejate de perfeccionar y entregá ;)!

      Un beso enorme y buen finde largo, Mire! A disfrutar de la imperfección!!!

      Fer

      Eliminar
  12. no se si cometí un error, juraría haberte posteado y dado respuesta a tu duda sobre el símbolo de mi avatar, pero te lo re-escribo por acá...

    Fer, con respecto a tu duda sobre el símbolo OM, (ॐ) es uno de los mantras más sagrados de las religiones dhármicas (como el hinduismo y el budismo). Simboliza el divino Brahman y el universo entero.

    El cual pronto tengo pensado realizarme un tatuaje con este símbolo.

    Y sobre el blog, si es cierto es estado un poco alejado y tiempo que no te escribía pero te leia y visitaba, cambiaré el habito y más seguido estaré por acá.

    Te envio un fuerte abrazo desde Chile.

    saludos!

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Carlos, muy amable. Así me gusta más que leerlo de Wiki ;)!

    Lo más sagrado, el universo entero... ¿no es acaso uno mismo, en definitiva? Uno como criatura del universo, unido a él, parte de él y siendo en sí mismo un universo en uno mismo y con los demás. Palabras o sonidos divinos y poderosos como el om será entonces, símbolo de lo esencial en el hinduismo, de unión con lo supremo tanto en lo físico como en el plano espiritual. El sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, todas las lenguas, todas las palabras, todos los versos... De ahí venimos todos, Carlos, y de ahí viene todo lo que creemos crear nosotros: del soplo sagrado de lo divino que nos habita. Y hacia él vamos también, ¿no es cierto? Me hiciste el día: te lo agradezco profundamente, Carlos.

    Om...

    Un abrazo, hermano!

    Fer

    ResponderEliminar
  14. Viva la imperfección que ignora su condición porque bastándose a si mismo no ha tenido que compararse con otra para colocarse en un determinado y casi siempre equívoco lugar.
    Besos adecuadamente imperfectos, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo querido, Krapp, doctor del alma mía... Otra vez voy a llevar tu comentario al altar de las frases y citas que me regalan mis amigos aquí. Siempre logras dar en el clavo de mi sentir, amigo, siempre tienes la palabra justa que necesito escuchar, no tan sólo oír. No puedo más que decirte: GRACIAS!!!

      Te quiero mucho, Krapp, ¿lo sabes bien, verdad?

      Fer

      Eliminar
  15. Fabulosas líneas, me ha encantado y me alegro de que sea de lo más leído, a saber por qué... :)

    ¡Un abrazo desde Valencia, no muy lejos!

    Irene.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Irene. Creo que la imperfección puede llegar a ser un gran éxito, sí, no porque estas sean grandes líneas precisamente, sino porque es lo que todos tenemos en común, y a pesar de saberlo, elegimos olvidarlo tantas veces y seguir buscando la perfección hasta el punto de obsesionarnos, como me pasa a mí a diario, sinceramente. A nadie mejor que a mí le viene mejor esta exaltación de lo que somos.

    Un abrazo hasta tu bella tierra, muy cercana a mis afectos, por cierto, que he tenido la dicha de visitar alguna vez, tierra de naranjas, palmeras y sol perfectos ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
  17. Cada día estoy más convencido de que perfección y inperfección son dos términos más confundidos que abstratos, así esta entrada tuya maas es un panegírico a la perfección que a la imperfeción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón: es aquí donde reside toda mi perfecta imperfección.

    Gracias, Manuel.

    Un abrazo!

    Fer

    ResponderEliminar
  19. después de un tiempo de ausencia, heme aquí encontrando las palabras justas para un domingo que se va y una semana que se anuncia muuuuuuy imperfecta! Le pongo unas fichas bien puestas a la imperfección! Gracias, Fernanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve a punto de escribirte pero supuse que, como quien escribe, andabas a mil, como es costumbre en madres como nosotras a estas alturas del ciclo lectivo. Es cuando más se hace necesario decirnos todo el día, como una especie de mantra:

      -¡Que viva la imperfección!

      Un beso imperfecto!

      Gracias, Mariela!

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."