jueves, 17 de octubre de 2013

A mis alumnos




  Hoy, a esta hora precisa, es la segunda vez que se encuentran con que no estoy al frente de nuestra clase de los jueves. Ya no volveré al instituto ni tampoco a la enseñanza, al menos en lo inmediato. Las razones son de índole personal. Algunas las conocen y otras las irán conociendo a medida que vayan creciendo y se enfrenten con las realidades del mundo laboral que nadie puede ni debe enseñarles.

 Quiero que sepan que mi vida este año ha dado un giro trascendental. Sobre algo de esto ya les he hablado. Soy y seré docente hasta la muerte, y agradezco todos estos años de enseñanza, porque la que más aprendió de ellos fui yo. Créanlo, por favor, no es una frase hecha ni un cumplido. Me conocen y saben que soy sincera y que no la voy de amiga de mis alumnos. Es la pura verdad.

  Saben también que me lancé a la aventura de la escritura y que voy detrás de un sueño incierto. También estoy dando mis primeros pasos en un trabajo voluntario de acompañamiento de los enfermos desde la absoluta gratuidad que me hace muy feliz y para el cual me voy a capacitar con profesionales diversos el año próximo. Esto me plenifica tanto como lo ha hecho la docencia durante más de veinte años. Y para llevarlo adelante hace falta hacer espacio y tiempo, hay que trabajar duro, aprender mucho, leer y tener el alma abierta, serena y dispuesta: vuelvo a hacer una alumna como Ustedes, y eso me entusiasma.

  Dicen los que estudian el devenir de la vida de las mujeres contemporáneas que muchas de nosotras a la mitad de la vida cambiamos radicalmente de rumbo para retomar sueños truncos o para embarcarnos en aquellos que no nos animamos a concretar a la edad en la que se toma la decisión de una profesión, la que hoy tienen Ustedes. También sucede que a esta edad se puede descubrir una nueva vocación: algo de eso me pasó. Ojalá todo este cambio me encuentre en la mitad de mi vida, porque en esto no hay garantías, y hubo golpes en estos años pasados que me lo hicieron ver muy claro.


 Yo he intentado en cada uno de nuestros encuentros enseñarles algo más que inglés. Espero que les sea de utilidad en la vida. Como alumna he tenido la enorme fortuna de tener profesoras que me marcaron a fuego. Es mi más profundo deseo haber sido para Ustedes algo de lo que esas Maestras a quienes les estaré eternamente agradecida fueron para mí.

 Lamento haber dejado el curso a tan pocas semanas de su culminación, pero estoy segura de que todo lo que hemos trabajado juntos dará buenos frutos y de que lograrán alcanzar la meta que se han propuesto con éxito. Les dejo algunas frases inspiradoras de regalo que me enseñó un joven, Javier García, de quien me hice seguidora en Google+, y que me acompañó con sus frases haciéndome de maestro durante todos estos largos días de trance entre una vida que dejo y otra a la que me lanzo sin divisar ningún puerto seguro. La vida es eso, queridos alumnos: navegar las aguas a pura intuición y siguiendo el llamado del corazón, que cambia como la marea de acuerdo a la fuerza de la luna.

 Mi viejo tiene ya 76 años y lo visito menos de lo que quisiera por falta de tiempo. El otro día, en medio de la confusión, la angustia y el insomnio que me produjo tomar esta determinación, mi papá, un cardíaco caminante, me envió un mensaje de texto a mi celu, parafraseando la letra de una canción que canta alguien que quizás Ustedes no conozcan: Joan Manuel Serrat. En esta canción, Serrat se inspira en un poema del gran poeta español Antonio Machado, y dice:

"Caminante no hay camino
se hace camino al andar."

 Su mensaje decía algo que me gusta aún más que la bella y honda frase de este inigualable poeta, tal vez porque viene de mi padre:

Caminante no hay camino
se hace vida al andar...


 Como también escribió Machado en otro poema que hace ruido en esta primavera, A un olmo seco (una obra), les digo:
   
"Mi corazón espera
también hacia la luz y hacia la vida
Otro milagro de la primavera."

 Sigamos esperando hacia la luz y haciendo posible nosotros mismos otro milagro de primavera. Los guardaré en el recuerdo y en el corazón mientras haga mi propia vida al andar. Les deseo lo mejor y les comparto las frases de mi joven maestro, autor del blog Entre Llamas


¡Gracias, maestro Javi!



  A boca de jarro: Fer

35 comentarios:

  1. Enhorabuena por la decisión de tomar las riendas de tu destino y mis mejores deseos para el valiente camino que vas a emprender en este momento de tu vida. Ya sabes que también me siento alumna tuya por lo mucho que aprendo contigo y de ti. Un abrazote gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bella mujer. Tú me has adentrado en las enseñanzas del misterio de la enfermedad, tú has sido y eres también una maestra ejemplar en el arte de la vida y de las reflexiones compartidas, y el agradecimiento es mío, a la vida, querida Neuriwoman, por tener la dicha y el privilegio de poner en mi camino seres luminosos y sabios como tú que me hacen sentir acompañada en esta maravillosa travesía.

      Un abrazo gigante como tu alma es gigante.

      Fer

      Eliminar
  2. Todo cambio tiene algo de incierto y algo fascinante a la vez, como si entrásemos en una nueva vida.
    Muchas personas sueñan con ese cambio que les aparte de su doméstica rutina, pero solo los valientes se aventuran. Porque los humanos tienen un espíritu conservador que los lleva hacia lo familiar, hacia lo conocido; y el miedo al cambio les inmoviliza. Por eso quiero felicitarte, por tu valentía y por tu decisión. Espero que lo que has decidido sea lo mejor para ti y los tuyos. Que estés donde te necesitan y que seas feliz por muchos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cambio es la constante en la vida, querido Spa. Lo sabemos todos pero preferimos aferrarnos a la rutina. Es muy humano: la mayoría de nosotros no tiene otra alternativa, y entonces nos apoltronarnos en la comodidad de lo conocido, aquello que hemos identificado como nuestro propio "yo". No me siento valiente por enfrentar esta incertidumbre de la aventura que elijo. Sí me siento agradecida por la sabiduría que otros me han legado con el ejemplo de una vida y que me susurran la misión para la cual siento que he nacido.

      Gracias por tus buenos deseos para mí y los míos: te los retribuyo porque sé que tú también haces una elección de vida al servicio del bienestar de quienes necesitan de una sonrisa, un método formidable para sanar almas, igual que tus maravillosas letras, que nos regalas desde lo más profundo de tu alma azul.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
    2. Fer, te respondo desde aquí, la última entrada en tu "boca jarro" que tengo. No entro a beber en otros manantiales, sobretodo por falta de más tiempo, pero soy leal a mis amigos e intento responder a todos cuando puedo. No abro el google + ni otros chats, foros o lo que sea, por desconocimiento y porque no quiero saber cómo funcionan más cosas de las que necesito.
      Te agradezco tus interesantes comentarios y el enlace a "La Nación" en el que data que los tiempos del "Cambalache", aún siguen presentes.
      Me alegro de los cambios en tu vida y de tus filantrópicas decisiones que hacen que los últimos momentos de la vida sean un poco más felices.
      mil bsazos

      Eliminar
    3. Haces bien en preservarte de todo lo que te distrae de tu arte: la escritura. Te agradezco los buenos augurios y te los retribuyo.

      Gracias por tu lealtad, amigo Spaghetti.

      Un fuerte abrazo!

      Fer

      Eliminar
  3. No te deseo suerte en tu nueva singladura porque no la necesitas. Cuando alguien da convencida ese paso, la felicidad le espera cada mañana. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo. En verdad me siento afortunada ya que siento que he encontrado el camino que conduce a la felicidad, si por felicidad se entiende cumplir con los designios del propio corazón, así como también estoy profundamente agradecida a la vida por estar aprendiendo a paladearla.

      Un fuerte abrazo.

      Fer

      Eliminar
  4. Como dice Spaghetti, la valentía suele estar aparcada cómodamente y todo aquel o aquella capaz de desembarazarla de su cómodo refugio para utilizarla en pos de un sueño, merece todo el respeto, los buenos deseos de culminación feliz y naturalmente, toda la admiración.
    Por mi parte además, te dejo todo el cariño del mundo para que vayas haciendo vida al andar.
    Besos,Fer.
    Quería comentarte, que no estoy en otro tipo de redes sociales, ni tan siquiera en Google+, pero que te sigo desde mi blog como siempre y permaneceré atenta a tus pasos.
    :)
    Suerte toda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Marinel: te agradezco todos los buenos deseos, el ánimo, la inspiración, el ejemplo y la compañía. La admiración es mutua, lo sabes: no se trata de tirarnos flores, se trata de empezar a decir en voz alta lo que nos dice nuestro corazón sin temor a sonar poco auténticos, sentimentalistas o sensibleros. Las nuestra son almas sensibles que se nutren del mar de las palabras bellas y de las emociones intensas y verdaderas.
      Recibo tu cariño y te lo retribuyo. No hace falta estar en todas las redes sociales para comunicarnos: entre nosotras no hay compromisos ni cortesías, y es precisamente lo que más valoro de nuestro vínculo. Nos hemos comunicado en varias oportunidades por vías mucho más directas que las redes sociales y esto no se olvida nunca. Yo también te sigo desde mi escritorio porque me haces bien y permanezco atenta a tus pasos de mujer, madre y poetisa entrañable.

      Gracias mil!!!

      Fer

      Eliminar
  5. El riesgo del cambio ya lo has asumido, la evolución del mismo se te ha ido notando, tu fuerza confío que la conozcas como los demás vemos que tienes, AMPLIA muy amplia, fácil o difícil no te importa porque lo quieres y te agarrarás a la superación de cuanto acontezca.
    Seguirán apareciendo ángeles en tu vida, señales , compañías, y refuerzo que se alinearan en tu camino elegido, te auguro el esfuerzo y gratificación, lo difícil que lleva a la satisfacción, el cansancio que busca un reposo de paz y ESO es en mi opinión lo que has decidido hacer , BUSCAR TU PAZ con plena consciencia y de manera consecuente con las necesidades de los demás y las tuyas.
    Es tu vida y es tu lucha, sobre todo es tu elección.

    Cálida caricia, Fer¡¡¡ ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu caricia siempre llega a lo más profundo del alma mía, Teresa, que, como bien dices, ha ido creciendo y anhela la trascendencia, no como se entiende en el mundo de hoy, que quede claro, sino en la huella que el caminante va dejando al andar y en la paz que se conquista en el dar y darse a los demás en el arduo camino del buen amor. Cuenta tú también, Tramos querida, maestra de almas, con mi compañía, no por gentileza, sino porque verdaderamente tú eres uno de esos ángeles guardianes que me guían e iluminan en el camino que he decidido emprender.

      Camino y crezco a tu lado: no dudes en contactarme, que, en lo que pueda, estoy para servirte de todo ♥!

      Sinceramente gracias!!!

      Fer

      Eliminar
  6. Es tu vida y debes de hacer lo que consideres, eres valiente y nunca te arrepentirás de dar un paso adelante si no de todo lo contrario. Te deseo todo lo mejor en esta nueva andadura, y supongo que en tu blog nos harás participe de tus pasos.
    Se feliz, disfruta de todo y la vida no es una linea recta porque la verdad es muy aburrido.
    Un fuerte abrazo y todo mi amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Gracias por tus cálidas y generosas palabras. No sé si me identifico con el calificativo "valiente", siempre lo digo: soy sumamente miedosa y entablo una lucha diaria a brazo partido con todo aquello que a mi y a muchos nos genera esta emoción tan humana que tan mala prensa tiene. Te aseguro que intento ser feliz tanto como intento desterrar el miedo, aunque ambas cosas se consiguen sólo de a momentos, y entiendo la vida como un viaje sin ruta preestablecida, un viaje que se realiza guiándonos con la brújula del sagrado llamado de nuestro corazón.

      Un fuerte abrazo y gracias por tu amor: tú también recibe todo mi amor!!!

      Fer

      Eliminar
  7. Te deseo tanta fortuna como la que yo tuve puesto que permanecí en la enseñanza desde los 18 hasta los 42 más o menos. Sabes lo bien que te entiendo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, eme, me lo has dicho más de una vez. Le he dado vueltas al asunto porque siento que de estas decisiones no se vuelve. Pero me siento confiada, serena y contenta con el presente. Eso es más que suficiente.

      Besos y gracias por tus augurios de fortuna y por tu empatía!

      Fer

      Eliminar
  8. Tremenda enseñanza le dejas a tus alumnos!
    Ayer pensaba cuánto tiempo uno pierde dilatando decisiones, esperando, no se qué.
    Y estaba por compartir una frase en mi perfil que identificaba esa pregunta.
    Machado es más suave, en la voz del Nano es perfecto.
    Me alegro mucho de haber leído hoy esta entrada, te deseo lo mejor Fer. Aunque parezca raro, siento que te conozco desde hace un montón.
    "El hombre ha nacido para morir. ¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar. Esperar el colectivo. Esperar que canten los ratones. Esperar que a las serpientes le crezcan alas. Perder el tiempo."

    Charles Bukowski

    Beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Dana. Ojalá te sirva esta entrada a vos también como a mí me sirven las hondas frases que tenés a bien regalarme. Lo de Bukowski en terriblemente cierto. "Esperar el colectivo..."¿Sabés las veces que me pasé horas esperando el colectivo y preguntándome qué hacía ahí parada esperando, qué era lo que esperaba, a dónde me llevaba y a qué precio finalmente me subía? Y un buen día, no hace mucho como ves, me cansé y me bajé del bondi... Es un alivio indescriptible. Basta de tarjeta SUBE: ahora ando como descalza y a pie. Comprendo que la realidad hace que muchos tengan que seguir subiéndose al colectivo cada día y renunciado a sus sueños en pos de un bien mayor. Pero es imprescindible tener en claro que, hagamos lo que hagamos con nuestra vida, nacemos para morir, pero, ante todo, vivimos para dejar huella al morir, y esa huella tiene que dar el fruto que viene directo de lo que ordena el corazón.
      A mí no me parece raro que sientas que me conocés desde hace mucho, Dana: yo me desnudo en cada escrito porque carezco de la fantasía para escribir sobre otras realidades que no sean la mía, un don que te ha sido dado a vos. Esa es m fortaleza y mi debilidad en las letras, pero es lo que se me ha dado como don para regalar a quien se alegre como vos de recibirlo con gratitud. Yo también te agradezco todo lo mucho que me das en cada huella que buenamente dejás en este camino que se hace al andar.

      Beso enorme para vos también!

      Fer

      Eliminar
  9. Te voy a dejar otra estrofa de ese genial poeta, Fer, que invita a la reflexión de si realmente conocemos el porqué de lo que queremos.

    Bueno es saber que los vasos
    nos sirven para beber,
    lo malo es que no sabemos
    para qué sirve la sed.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Machado es un vaso que rebalsa de sabiduría, Manuel, tal como tú, que me brindas la tuya, sabiduría de una vida bien vivida, en cada uno de tus comentarios en este jarro de barro. Hay un dicho conocido que dice algo así como que a veces no vemos el bosque por el árbol. Otro que dice que vemos las cosas, no como son, sino como somos nosotros. Son dichos, y por lo tanto, encierran la sabiduría de muchos que nos han antecedido en este camino que hacemos al andar.

      Te agradezco tu sabiduría, tu compañía, tu profunda empatía y te mando un fuerte abrazo!

      Fer

      Eliminar
  10. Yo, a los cuarenta y cuatro años tuve que cambiar el rumbo de mi vida y nunca, ahora que voy a cumplir ochenta, me he arrepentido de ello. Ya verá como vas haciendo camino al andar.......... Un beso Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en los 45, Lola. Creo que esta edad en la vida de muchas mujeres suele marcar un quiebre que abre paso a nuevos comienzos. Has llegado a los ochenta, que no es poco, Lola. Te has caído y levantado muchas veces, y me alegra tenerte como faro de sabiduría de vida, guiándome y acompañándome nuevamente. Espero ver el camino recorrido y sus frutos como lo haces tú a los ochenta, pero en esto no hay garantías, como digo en esta reflexión y como le digo siempre a mi padre, quien, como todo anciano enfermo, teme morir por su condición y su edad y está profundamente vivo y enamorado de la vida. Siempre le respondo lo mismo, aunque no sé si es de ayuda. Le digo hasta el cansancio que en ese amor que le profesa a la vida reside su mayor fuente de salud, que viene del alma, y puedo irme yo cualquier día antes que él, ya que nadie la tiene comprada. Por eso, entiendo que se pague un alto precio por llegar a ser longevo, pero debe valer la pena ver "esa senda que nunca se ha de volver a pisar", no sin pena ni una buena cuota de dolor y sufrimiento, desde luego, porque se ama a la salud y a la vida. Pero así es la vida, mi querida Lola: "estelas en la mar".

      Un beso!

      Fer

      Eliminar
  11. Como siempre impecable y formidable entrada. No quedan palabras por agregar, mas que sigue adelante! O HACIA el costado, hacvia donde mas gustes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Caro! Es una entrada que de verdad escribí para mis alumnos y se las envié por mail. Resume lo que verdaderamente siento y lo que me está pasando, nada más. Veremos si alguno de ellos me contesta algo, aunque entendería que no me comprendan ni me contesten en lo inmediato..

      Para adelante o para el costado, para donde mande la marea, allá vamos, Caro!!!

      Un beso!

      Fer

      Eliminar
  12. Me ha emocionado lo que has escrito María Fernanda, gracias por llegar al corazón. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Pepe. Voy a ver si luego de tanta conmoción me pongo al día con tanta gente que me nutre y me acompaña con su sabiduría y su fantasía desde sus blogs.

      Te saludo y te deseo a ti también un excelente fin de semana,

      Fer

      Eliminar
  13. Hace falta mucho valor, ilusión y confianza para cambiar un camino conocido no exento de problemas, aunque gratificante, por otro supuestamente lleno de socavones, pero que también resultará plenamente satisfactorio si se llega a buen puerto...Te felicito y te deseo toda la suerte del mundo en esa nueva andadura. De corazón.

    Solo un pequeño reproche: no haber finalizado el curso con tus alumnos...Seguro que te echarán a faltar, estimada Fer.

    Un fuerte abrazo y un ruego, cuéntanos...

    ResponderEliminar
  14. Gracias, mi querido Luis Antonio, de corazón. No sería prudente ni oportuno indagar sobre los motivos que me llevaron a abandonar el curso a estas alturas del ciclo, pero motivos hubo, desafortunadamente, y afectaron mi dignidad como profesional de la docencia. De todos modos, este reproche es muy atendible y me lo hago a mí misma más que nadie en el mundo, te lo aseguro. Nadie más que yo los echará de menos a ellos, eso también tenlo por seguro, querido amigo. Cada jueves, alrededor de la hora en que comenzaba mi clase, se apodera de mí una extraña sensación, cierta angustia, pero de esto también se aprende y se enseña que nadie resulta imprescindible.

    Ni falta hace que me ruegues que los tenga al tanto de todo lo que va cambiando: ya sabes que seguiré escribiendo sobre esta nueva etapa, tal vez incluso con mayor asiduidad que antes. Es posible que quienes tienen a bien leerme rueguen que no publique tanto, ya que, de momento, es mi única ocupación aparte de los quehaceres domésticos de siempre, la lectura, que tenía totalmente abandonada por falta de tiempo, la práctica que realizo para un coro al cual me he unido recientemente, algo de ejercicio que cuesta retomar y el acompañamiento de los míos y de los enfermos.

    Un fuerte abrazo, mi querido y respetado Luis Antonio.

    Fer

    ResponderEliminar
  15. Fer seguro que las razones para haber tomado esa decisión son muchas...solo te deseo lo mejor en está nueva etapa del camino..que las nuevas rutas te llenen de satisfación y que puedas cumplir tus sueños...al menos no tendras que reprocharte el no haberlo intentado...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Las dudas son muchas, Julia. Pero "Harta ya de estar harta, ya me cansé..." de postergar mis sueños, porque son el material del que estoy hecha: eso es plagiar a Shakespeare, pero el Bardo no me demandará por autoría.
    Le importaba tan poco como a mí ;)!

    Un beso enorme y gracias por tus visitas, tus mimos al alma y tu compañía de siempre!!!!

    Sinceramente tuya, Julia querida!

    Fer

    ResponderEliminar
  17. Bellísimo y sentido escrito Fer.
    Me alegro de que sigas haciendo camino, una abraçada de tot cor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentido sí, lo he sentido muchísimo y aún perdura el cimbronazo.

      Gracias por tu cariño, Rosa.

      Una forte abraçada de tot cor!

      Fer ;)!

      Eliminar
  18. Espero te guste lo que dice este artesano sobre el oficio de escribir, a mi me ha encantado
    http://tiltide.blogspot.com.es/2013/10/discurso-de-antonio-munoz-molina-premio.html
    Un petonet,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelo a leerlo, Rosa querida.

      Muchas gracias y un petonet para ti también!

      Fer

      Eliminar
    2. Maravilloso, Rosa: ya me he apuntado como seguidora. Gracias de nuevo y mil veces por tanto cuanto me brindas!

      Besos!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."