lunes, 30 de marzo de 2015

La leyenda de los cuatro elementos



"Sé tierra - dijo el maestro -. La tierra recibe las deyecciones de hombres y animales, y esto no le molesta. Muy por el contrario, transforma las impurezas en abono y fertiliza el campo."

"Sé agua - dijo el maestro - 
. El agua se limpia a sí misma, y limpia todo aquello que toca. Sé agua en torrente."

"Sé fuego - dijo el maestro -. El fuego hace que la madera se transforme en luz y calor. Sé el fuego que quema y purifica."

"Sé viento- dijo el maestro -. El viento esparce las simientes sobre la tierra, hace que el fuego arda con más vigor, empuja las nubes del cielo para que el agua caiga sobre la tierra y sobre todo cuanto la habita."

"Si tienes la paciencia de la tierra, la pureza del agua, la fuerza del fuego y la justicia del viento, entonces eres un ser libre."

Versión libre de una leyenda popular.

A boca de jarro

14 comentarios:

  1. Me temo que no tengo ninguna de esas virtudes...Seguiré soñando con imposibles.

    Abrazos, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos lo haremos, mi estimado Luis Antonio. Yo, la primera.

      Abrazos y gracias.

      Fer

      Eliminar
  2. Una leyenda sabia. Cuatro elementos que, si los poseyéramos, la vida sería un paraíso, con hombres y mujeres buenos. Aunque con nuestra imperfección y todo, se pueden cultivar en la medida que nos sea posible.
    Abrazos Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas la razón, Alejandra. Gracias por tu infaltable presencia y tu apoyo, sinceramente gracias.

      Abrazos!

      Fer

      Eliminar
  3. Los cuatro elementos coinciden en que están vinculados a la entrega, la convicción y la trascendencia. Nadie que los quiera emular se detiene a pensar qué dirán los demás, los elementos se entregan por el otro y se olvidan de sí mismos. Me encantó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta mucho olvidarme de mí misma, Javier. Vos más que nadie lo sabés muy bien. Estoy harta de postergarme por los demás, pero comprendo que ahí radica el verdadero amor. Tendré que seguir trabajando para aprender a amar a los demás antes que a mí misma. Cuesta, me cuesta, lo admito, y pido perdón todos los días por eso.
    Me alegro de que te haya gustado . Vos sos mi tierra, mi agua, mi fuego y mi viento, Yo, Sin vos, no soy nada.

    Un beso.

    Tu Fer

    ResponderEliminar
  5. Saludos +María Paz, excelente versión, la libertad es un bien muy preciado que a veces se da por sentada pero hay que cultivarla con virtudes como la que mencionas en tu versión. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mery, por tu amable visita. Me alegro de que te guste esta versión de la consabida leyenda que siempre es bueno tomar en cuenta.

      Bendiciones para ti también.

      Fer

      Eliminar
  6. Que pena la del maestro al ver que solo somos seres humanos, aunque la mayoria con buen corazón.
    Un petó
    Rosa M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un petó, Rosa M. Muchas gracias por tu visita.

      Fer

      Eliminar
  7. Si tuviésemos u fuésemos ese conglomerado de virtudes, no solo seríamos libres, sino perfectos...y, creoq ue hasta me duele decir esto que tú también sabes:
    La perfección no existe, querida amiga.
    Dijo Kant, que la libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las demás facultades.
    Pues nada...sin ella, todo lo demás está por venir...
    Besos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena reflexión. Es como desear la inmortalidad: la vida sería espantosamente aburrida si no existiera la muerte, pero todo es leyenda, mi querida poetisa Marinel.

      Besos miles y mil gracias.

      Fer

      Eliminar
  8. Claro que leyenda.maravillosa e ilustrativa... pero seamos insistentes y leamos una y millones de veces leyendas que nos ayuden , al menos a pensar.
    Te felicito¡¡

    Besos linda Dama,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos besos y muchas gracias, linda tRamos, y muy felices Pascuas.

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."