miércoles, 12 de agosto de 2015

Argucia de escritor



argucia.

(Del lat. argutĭa).


Real Academia Española © Todos los derechos reservados



Argucia de escritor

Vivimos para encontrar 
esa línea del libro de la vida 
que justifica 
toda nuestra existencia.

Mike Stilkey, Pintura en libros

"Yo había sufrido un accidente y una operación; estuve muy cerca de la muerte sin pensar nunca en ella. Después del accidente, yo no sabía si podría seguir escribiendo. Entonces, me dije, si trato de escribir un ensayo crítico breve y fracaso, sabré luego que no me quedan esperanzas. Si hubiera intentado escribir un poema, eso no me hubiera dicho nada, porque los dones son revelados por la musa o el Espíritu Santo. Así que intenté algo nuevo - un cuento que era un poco una argucia también - y cuando lo logré vi que podía volver a la literatura y ser, bueno, no un hombre feliz, de modo que nadie es feliz, pero al menos sentir que mi vida estaba de algún modo justificada."

           Jorge Luis Borges, El aprendiz del escritor, Sudamericana, 2014

Ekaterina Panikanova, Pintura en libros


A boca de jarro

6 comentarios:

  1. Repito, me encanta esa cita. Es perfecta. Desde luego empezaré con Borges, ya.
    Gracias mil!!!
    Un besazo desde mi ancestral Galicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besazo desde una Buenos Aires fría y lluviosa, Marybel!

      Fer

      Eliminar
  2. Leo estos días mucha información sobre Neuroeducación y preparo mentalmente el curso que viene que comienza en un mes. Me fluyen las ideas, pero tengo que considerar las que son aplicables en las circunstancias que vivo yo. A veces las ganas de experimentar y de innovar me llevan a proyectos que no se sostienen en la realidad de las aulas en que yo estoy. El ingrediente fundamental de la educación es la emoción. La emoción del profesor que se contagia a los alumnos y cubre los contenidos con una luz nueva, como algo realmente sorprendente. A mí me cuesta expresar las emociones si no es de un modo intelectual y eso es un problema. Pienso en Borges al que le pasaba lo mismo. O, digamos, que a mí me pasa algo parecido a Borges. Tenemos emociones intelectuales que surgen como llamaradas cuando descubrimos algo nuevo, algo que parece alumbrar nuestra existencia. Puedo intuir la desazón, el miedo de Borges de no volver a poder escribir tras el accidente. Algo así me sucede a mí. Tras periodos de oscuridad como profesor, algo va surgiendo que vuelve a dar sentido a lo que hago, a lo que pretendo hacer. Puede que sea un cuento corto, un poema, algo breve que revele que todavía estoy vivito y coleando. Tendría que volver a leer a Borges. Sus libros fundamentales me nutrieron ya hace mucho tiempo. Ser argentino es difícil tal vez como lo es ser español. La argentinidad o la españolidad son extenuantes.

    Saludos desde el verano del Norte. Hoy lluvioso y gris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te editaría en solo una línea, con tu permiso, mi querido profesor: "El ingrediente fundamental de la educación es la emoción." Yo re-escribiría esa magistral línea así: "El ingrediente fundamental de la vida es la emoción." Somos mucho más que aquello con lo que elegimos identificarnos un día de por vida. Ahí está. Por ahí pasa la cosa, Joselu,
      Mientras te apasione el nuevo curso que se abre, mientras te apasione algún hallazgo, algún experimento por hacer, algún desafío que juzgues intelectual, encontrarás la línea que da sentido a tu vida aunque sea de momento.Yo hace tiempo que perdí esa línea en las aulas y la sigo buscando erráticamente por varios lugares relevantes para mí. Necesito encontrar mi lugar en el mundo, Joselu. Lo necesito imperiosamente. Temo terriblemente no lograrlo nunca, y sé que eso es lo más posible que me vaya a suceder. Sé también que bien me comprendes en eso. Ese lugar va más allá del país en que nos toca nacer. Encontrar ese lugar es nuestra misión, nuestra entera responsabilidad. En esa búsqueda estoy. No creo siquiera lograr tener éxito en ella, pero no puedo evitar seguir buscando.

      Un abrazo desde el frío y el descenso de las aguas en esta extenuante argentinidad mía y de tantos.

      Fer

      Eliminar
  3. Hola querida amiga! hoy por fin me sacudí la pereza y me he obligado a mi misma a pasar a saludar a mis amigas virtuales.
    Apenas me alcanza el tiempo para mucho, entre unas cosas y otras...los ratos libres leo...eso apacigua mis demonios...que andan un poco revueltos...
    como no soy escritora, me conformo en buscar en un párrafo o en un poema, esas palabras que reflejan mis sentires en estos momentos de proyectos nuevos...no exentos de algunos miedos.
    Debido a la situación de nuestros mayores hemos decidido cambiar nuestro lugar de residencia y andamos inmersos en busca de una casa...y en la venta de la nuestra...una decisión que ha sido difícil de tomar...y a la que aun no le hemos puesto el final.
    Sé que estos días la lluvia os ha dado una tregua...espero que larga para poder solucionar todos los problemas que la lluvia ha causado..
    Espero que sigas adelante con tu proyecto de escribir, pese a quien pese y cueste lo que cueste...
    y que tu vida familiar transcurra por el terreno de la normalidad y todo esté bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia querida: ¡cuánto me alegra saber de ti! No ha de ser fácil ese tramo que estás andando, y se entiende el resquemor y el miedo; es más, Julia, te diría que, de antemano, se comparte. Siempre hablamos en casa que esos tiempos van a llegar, y que habrá que pasarlos, pero que nada ni nadie puede prepararnos para eso, como sucede con todos los demás...
      Haces bien en refugiarte en la lectura, que sí apacigua. Dale tiempo al ajuste, aunque no parezca lo mejor, todo lo nuevo trae consigo alguna cosa positiva, ya lo verás. Y ten presente que estás haciendo lo correcto al dar lo mejor de ti, Julia.
      Y sí, por aquí ha estado lloviendo mucho, nos han cascoteado el rancho, como solemos decir, pero sobrevivimos, Julia, que no es poco. Esta vez el agua en casa les ha tocado a otros, lamentablemente. Tal vez sirva para que todos nos replanteemos el voto.
      Sigo adelante con el sueño de escribir y me estoy capacitando y conectando con gente valiosa que me enseña mucho. Tengo en claro que no he de volver atrás: avanzo a paso lento y a tientas, aunque asumo que no me aguardan fanfarreas. Solamente me dedico a complacer al corazón.

      Un fuerte abrazo y gracias por la visita, que me colma de satisfacción, y gracias por tu interés en mi bienestar y el de los míos. ¡Cuídate mucho!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."