lunes, 28 de septiembre de 2015

Yo soy





Yo soy.

Comienzo los días

de una vida que, a ratos, se me hace vacía

intentando no identificarme

con aquello que el mundo

dice que yo soy,

con lo que lleva sello en mi documento,

en todos mis diplomas,

en mi libreta de casamiento,

en mi registro de conductora

de un vehículo que yo no conduzco, que yo ya no tengo,

y que no deseo poseer para probar que soy.




Yo soy.

Puedo enumerar una larga lista

de habilidades, de capacidades y de derroteros:

lenguas, palabras, alhajas,

empleos,

nombres, lugares, pinturas,

sabores, olores, colores,

árboles, poemas, todas las canciones

que me subyugaron,

que me prometieron

muchísimo más de lo que me dieron,

y esta soy yo: yo soy la que escribe su definición.



Yo soy.

Yo no soy aquello que decido ser.

Yo no soy aquello que adoro hacer.


Yo no soy quien otros creen que yo debo ser.

Y sé muy bien quien soy

aunque yo no tenga una definición.

Soy un núcleo líquido en el que navego

cuando la marea de esta vida adulta

por fin se sosiega, por fin se me aquieta,

cuando el flujo cede en honda sintonía con mis propias lunas,

y puedo gozar en mis aguas mansas,

y puedo ser yo, desnuda, en mis playas blancas.




Entonces me paro frente a mis espejos

y me veo en todo lo que ahora descreo:

esa imagen vana, que es sólo un reflejo,

y todas las premisas que se me han dispuesto

para ser quien soy,



simplemente eso: yo.




A boca de jarro

23 comentarios:

  1. Me gustó mucho Fer, con independencia de sí es políticamente correcto en cuanto a técnica poética, de momento no es algo relevante, pero el concepto de lo que quieres expresar está. Por desgracia Fer cuando se tiene familia no podemos dedicarnos solo a lo que queremos ser y hacer, primero están los nenes y si hay suerte y pillamos empleo seguro que nos gustevy nos haga bien al alma, pero ambos sabemos que en el 90 % de los casos no se cumple, bingo.

    Espero no haberte molestado con mi comentario, ya te digo, me gustó, pero creo que estos comentarios sinceros son los que ayudan a crecer al autor.

    Un abrazo.
    Una buena mirada hacia el interior. Un placer visitarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí es todo, más o menos, a bocajarro, John. No me molestan para nada tus comentarios. Al contrario, todo ayuda y suma. Gracias por tu visita y me alegra que te dé placer pasar por mi casita virtual.

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  2. Me encantó como esa magia de palabras pretende exorcizar a ese "yo" que busca infatigablemente salir con la suya y burlar ser encasillado, codificado por esa voces que le gritan y le callan.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste. Ese es el sentir, tal cual.

      Un cordial saludo, Adelmo, y muchas gracias por la visita!

      Fer

      Eliminar
  4. No entiendo de licencias poéticas, ni de lo que es o no es correcto, pero me he sentido una vez más identificada con tus palabras. Yo también me paro frente a mis espejos y veo todo lo que ahora descreo...será la madurez, No sé.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no las entiendo tampoco, Marybel, pero me las tomo todas!!! Será la madurez. Si así es, enhorabuena.

      Besos y gracias por tu presencia!

      Fer

      Eliminar
  5. Yo soy
    (creo que soy)
    (siento que soy)
    Pienso que soy)
    (pienso que pienso que soy)


    Un poema sobre la identidad, como más sombras que luces, con más huecos que volúmenes, con más incertidumbre que claridad, más lunar que solar, más meláncolico que dichoso.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pienso que pienso que soy", ¡qué bueno! Así como lo describes, bellamente, así soy, sin más vuelta.

      Un fuerte abrazo y gracias, Joselu.

      Fer

      Eliminar
  6. Magnífico, Fer.
    Por encima de todo, es bueno afirmar nuestra identidad, al margen de lo que otros nos atribuyan.
    ¡Bravo!
    Un beso enorme, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querida y admirada Isabel.

      Un beso grande!

      Fer

      Eliminar
  7. :-) Así es, verso a verso, nos descubrimos y nos decimos...
    O como dijo Saramago en "Ensayo sobre la ceguera":
    "Dentro de nosotros hay algo que no tiene nombre, esa cosa es lo que somos."
    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por esa contundente cita de Saramago y por el honor de tu visita, Ximo.

    Un abrazo ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
  9. Hola Fer...soy yo!!!
    (me tenté...)

    Justo leía sobre quienes se empeñan en reparar lo que el ego de otro no ha resuelto. En vez de usar esa energía valiosa en el respeto propio. Este yo es buenísimo, enfocarte en lo que te haga sentir plena.
    Llevo meses trabajando en validar mis emociones.
    :)
    besos gigantes a tu yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te tiente, Dana, que te sirva, que te ayude a ver que hay que validar todo lo que somos, que no es tanto, y todo lo que sentimos, que nunca es tan terrible.

      Besos gigantes, abrazos a tu yo, y muchas gracias ;)!

      Fer

      Eliminar
  10. Tú, nada más y nada menos que eso: tú
    Y por mucho que descreamos, que el espejo se nos enfrente pretendiendo devolvernos una imagen del revés, nos conocemos lo suficiente para sabernos por todas nuestras caras y cuál o cuáles de ellas son las que son y no las que se nos imponen...
    Y mejor que te sepas, querida Fer, porque de esa única forma puedes curarte de todos los males, decepciones y frustraciones que la vida nos prepara a lo largo de nuestro camino.
    Espero que las tuyas sean mínimas y TÚ, sepas bordearlas, saltarlas o esquivarlas siendo siempre como eres; un encanto, por cierto, poetisa.
    :)
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo más que agradecerte, Marinel. No sólo porque haces exactamente eso que es lo suficiente para que me reconozca "yo" en esa cara que me devuelve el espejo desde que tengo memoria, sino además porque alimentas mi alma, que es tanto más visible ahora que lo invisible que se hace carne en esa imagen que me devuelve el espejo y que ya no puedo ni quiero ignorar.

      GRACIAS. Besos mil ;)!

      Fer

      Eliminar
  11. Hola María Paz, me gusta mucho tu blog y he querido nominarte para los premios Blogueras con buen rollo, cuando quieras puedes recoger tu premio pasándote por mi blog, aquí te dejo el enlace, http://entredoslineas.com/premios-blogueras-con-buen-rollo/ Un abrazo.

    ResponderEliminar


  12. ... uno es su propia respuesta,
    su propio reflejo,
    su propia sombra,
    su propia voz,
    su propio aliento,

    todo lo demás
    pese a que pueda ser real,
    no cuenta,
    menos suma
    frente al espejo personal
    que es la propia desnudez ...

    ResponderEliminar
  13. Me quito el sombrero, Fer. Un maravilloso poema lleno de sensibilidad que define lo que eres mucho más allá de las palabras o las imágenes. Creo que nos dejaste intacta y sutil tu esencia :)

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Julia, pero no te quites el sombrero que te queda muy mono ;)!

      Un abrazo grande!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."