martes, 13 de octubre de 2015

Truman: Somos Vida y Muerte











Todos somos eso: Vida y Muerte. 



 Vida y Muerte nos habitan. 

Son un misterio que nos excede. 




A ciertas alturas del cauce de una 
es preciso ir irrigando la otra,
ir abriendo camino para que las aguas confluyan
en armonía, 
regando la vida que continuará 
fluyendo hacia el mar de la existencia.





Solo aquellos que tienen la certeza de estar cerca de su propia muerte saben cuáles son aquellas pequeñas cosas por las que vale la pena vivir la propia vida.




Un verdadero aprendiz de su propia muerte sabe dar 
valiosas lecciones acerca de cómo vivir la propia vida.


Es posible que sea más fácil aprender a morir 
que aprender a vivir. 



Sería buenísimo que la muerte nos sorprendiera tan gratamente como me ha sorprendido el libro, el tono, el ritmo y el final de esta buenísima película que es "Truman", del director catalán Cesc Gay. Sería buenísimo que todos pudiéramos ser tan sensatos cuando nos llegue la hora del último viaje como es Julián, el personaje que interpreta, de manera soberbia, Ricardo Darín. Sería buenísimo que tuviésemos la lucidez de decidir cómo queremos vivir nuestros últimos días sin joderle la vida a nadie y que arreglásemos nosotros mismos lo que deseamos se haga con nuestros restos mortales, aun siendo incapaces de concebir esa última transformación. Sería buenísimo que todos intentáramos acompañar a nuestros amigos y seres queridos en el abordaje de la partida como lo hace el sobrio y medido Tomás, interpretado por un brillante Javier Cámara, un ser que irradia todos sus sentimientos a través de la mirada y que, desde el amor y la admiración, respeta y ennoblece la inobjetable lucha de su amigo por morir con dignidad. Sería buenísimo que en nuestra propia película vital pudiésemos hablar a bocajarro de nuestra propia muerte como propone adultamente Gay, sin dramatismo, con una pizca de humor, con honestidad y sin pasar facturas impagas a nadie, mucho menos a nosotros mismos. "Truman" es una película buenísima, una de esas rarezas cinematográficas de inusitada belleza donde lo mejor es que el perro es protagonista sin comerse la película.




Reflexiones suscitadas por la película "Truman".




“…Pudieras, renaciendo en la vejez,
ver cálida tu sangre que se enfría.”

William Shakespeare

A boca de jarro

11 comentarios:

  1. Tengo que verla, sin duda, porque me hablaron de ella con tan buenas vibraciones como tú lo haces, así que tengo ya unas ganas tremendas de ver y sentir esa otra mirada hacia la otra vida, esa continuación existencial tan ignorada y temida, sí, temida.

    No voy a mentirte...a mi la muerte me duele hasta mencionarla...me comenzó a acorralar a los 19 recién cumplidos con la pérdida de mi padre, luego vinieron con el tiempo las pérdidas de otros tres hermanos y mi madre...
    La he visto remolonear tanto a mi alrededor que me espanta.
    Yo quisiera aprender a morir, a hacerlo con naturalidad y sin aspavientos, pero sinceramente...soy muy vivaz, amo vivir hasta cuando me duele hacerlo, así que no sé si seré buena aprendiz.
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le temo a la muerte, Marinel, aunque me sucede algo curioso: temo mucho más a la muerte de quienes amo que a la mía. Este año ha sido particular para mí: he trabajado muy poco fuera de casa, he superado mi adicción a los ansiolíticos luego de un marcado síndrome de abstinencia y he transitado un duelo. Falleció un vecino nuestro muy querido por todos, más o menos de mi edad, de un cáncer con metástasis terminales. Todas estas situaciones me han hecho pensar mucho en la muerte, aunque me siento más contenta. Miro a la muerte de una manera más realista y pienso que si me sucediera lo que a mi vecino o lo que al personaje de Darín, yo elegiría disfrutar de mi último tiempo sin luchar, entregándome a la ley de la vida dócilmente. Ya bastante se lucha para vivir, no creo que valga la pena luchar para morir. No me gustaría que prolongaran mi agonía en vano, que sufrieran viéndome marchita quienes amo, sino que mi tiempo real fuese respetado. No me gustaría volver a depender de drogas para vivir: se vive mucho más intensamente sin ellas aunque se sufra. Amo la vida yo también, por eso no me gustaría vivirla a medias y creo que preferiría dar las hurras a tiempo.

      Muchos besos y mil gracias!

      Fer

      Eliminar
  2. De Ricardo Darín me gusta todo. No he conseguido entradas para ver "Escenas de la vida conyugal" qué está representando en el Teatro Tívoli de Barcelona con Èrica Rivas y observo que en Madrid, donde todavía no se ha estrenado, ya están agotadas todas las localidades.

    Sé que se trata de una versión que se aparta de la original de Ingmar Bergman y que busca la risa fácil, pero así y todo deseo verla, sobre todo por los actores, pero me temo que va a ser imposible

    Tomo nota de Truman. Tengo buenas referencias, pero me fío más de tu criterio.

    Abrazos, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enormes actores ambos, tanto Darín como la Rivas. Ojalá logres verlos en teatro, y ojalá pronto podamos tenerlos aquí, en calle Corrientes, con esa u otra puesta. Estos actores pueden hacer cualquier cosa bien y pueden darse el lujo de trabajar donde quieren ya que se los quiere bien en todos lados. Y de verdad lo merecen. Me ha encantado Cámara también: ¡dice tanto con la mirada!
      No te pierdas esta película, Luis Antonio. No te defraudará.

      Abrazos!

      Fer

      Eliminar
  3. No vi la película pero tiene buena pinta. De Darín vi "El secreto de sus ojos" y me encantó (por cierto, un post que tengo pendiente de hace tiempo).
    Por otra banda, sería ideal que sucediese todo lo que citas, pero me temo que no va a ser tan sencillo. No le temo a la muerte, le temo al dolor...
    Buscaré la película y ya te diré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dime cuando la veas, Marybel, o postea sobre ambas. Enorme película que merece muchos posts.

      Besos y gracias!

      Fer

      Eliminar
  4. ¡Qué extraño que no hubiera oído acerca de esta película siendo española! Acostumbro a seguir el cine de casa. Me la apunto porque el tema y tu reseña me la han hecho muy atractiva.

    Hoy no tengo ganas de reflexiones profundas. Estoy algo alicaído y entonces las realidades últimas no emergen en las palabras con fluidez. Tal vez en otro momento más sereno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, extraño también que haya estrenado antes aquí que en España, vaya a saber uno por qué. Intentaré averiguar, pero creo haber leído de pasada que estrena allí para fines de este mes. No la dejes pasar, Joselu, y expláyate cuando gustes si te vienen las ganas. ¡Arriba el ánimo, compañero!

      Un fuerte abrazo y gracias por tu visita.

      Fer

      Eliminar
    2. Efectivamente, Truman es estrenada el 30 de octubre en las pantallas españolas. ¡Qué cosas!

      Eliminar
  5. Yo sí había oído hablar de ella, y muy bien... Habrá que verla, pronto o tarde, pero tiene muy buena pinta... Precisamente hoy he visto este fragmento breve de una entrevista que le hicieron a Ricardo Darín, muy lúcido su enfoque: https://www.facebook.com/videozetacom/videos/1201467896546701/?fref=nf

    Y sí, es como dices. Es difícil pero es así, a la muerte, como a la vida, es mejor mirarla cara a cara, sin falsos miedos ni falsas vergüenzas. No es fácil, no. Pero hay que seguir aprendiendo a hacerlo.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el link a la entrevista a Darín. Sirve para seguir profundizando. Esta es una película que voy a volver a ver varias veces, eso lo sé.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."