martes, 22 de diciembre de 2015

Desahogo antinavideño




        Te escribo porque ya no aguanto más la Navidad. No aguanto más esto de tener que celebrar porque lo dicta el calendario. No soporto estos días de calor pastoso en Buenos Aires, cuando la gente se pone más loca que de costumbre en tiempos que, se supone, son de paz, te cuerpea alevosamente por la vereda, te tira el auto encima por la calle para llegar más pronto a no sé dónde, llena los centros comerciales, hace cola en todas partes y para todo, compra todo tipo de artículos de lo más innecesarios hasta de noche, escucha música de lo más pedorra a toda hora, manda salutaciones con brillitos cuando ni se acordaron de tu existencia en todo el resto del año y te invita a reuniones donde lo único que se hace es comer y chupar como si llegara el fin del mundo. 

Yo ya estoy avivada hace rato, ya sé que vos no existís, pero es un tiempo en el que hacemos de cuenta que estamos todos contentos, que nos cae bien todo el mundo, que somos todos buenitos, así que permitime que haga también de cuenta que vos sos real, que vivís en el Polo Norte y que vas a leer esta carta. Permitime este desahogo antinavideño por un rato aunque más nos sea. En las últimas semanas me tuve que fumar tres fiestas de graduación al hilo: la de "egresaditos" de mi sobrino, que terminó la sala de cinco, la de mi hija menor, que terminó la primaria, y la de mi varón grande, que egresó de la secundaria, aunque todavía debe un par de materias. Todas las celebraciones son espantosamente predecibles y cortadas por la misma tijera. Arrancamos con las banderas de ceremonia y los aplausos para los abanderados entrantes y salientes, desafinamos el himno, nos tragamos los discursos alusivos y los videos lacrimógenos que dan cuenta de lo mucho que van creciendo los chicos y lo viejos que nos vamos poniendo nosotros - que ni figuramos en ellos - y seguimos aplaudiendo hasta que el último diploma puramente simbólico ha sido entregado. Todo esto con treinta y cinco grados de calor y siempre en los mismos patios mal ventilados del colegio. Ya no me dan más ni las manos, ni los pies, ni la paciencia para festejos. Ni hablar de la billetera...

Hace un mes que recibo llamados a horas extrañas de parte de mi vieja y de mi suegra a ver con quién vamos a pasar las fiestas. ¿Con quién va a ser, digo yo, con el embajador de Bélgica? ¿Y qué toca este año: vitel toné, matambre o nos matamos con un asado en medio de la ola de calor? ¿Celebramos en mi departamento de tres ambientes, o mejor, si te parece, en tu casa, por si se corta la luz como el año pasado y nos quedamos sin aire y sin ascensor? ¡Basta, por favor, ya basta!

Anoche mi hija me dejó una extensa misiva con sus pedidos navideños sobre la mesa de luz: vos me dirás de dónde saco la guita yo para comprarle un secador de pelo con iones y turmalina (¿¿??), un epilady de última generación, un palo para selfies, un par de anteojos de sol Ray Ban originales y un celular de quince lucas. ¿Y a mí quién me va a regalar algo, eh? ¿Cuándo voy a ligar yo? Te digo lo que yo quisiera para las benditas fiestas: un pasaje de ida a cualquier parte, donde corra un poco de aire fresco, por favor, una habitación con una heladera llena, para evitar el supermercado hasta el dos de enero, de ser posible, unas buenas pelis que no sean navideñas, y un par de libros de esos que no tuve tiempo de leer en todo el año. Y de yapa te pido que me lo mandes a mi esposo, que hace quince días que no lo veo: no hace más que ir de reunión en reunión.





Publicidad RIBEIRO Navidad 2015 - Vicky Xipolitakis - #Arre"Reinos" 


A boca de jarro 

23 comentarios:

  1. Por fin, alguien para quien la Navidad debería celebrarse en un refugio en la montaña escuchando el canto de los pájaros, leyendo, horneando pan, sin televisión, ni envoltura de regalos, ni visitas al peluquero, con buenas lecturas y compartiendo con hijos y nietos.!Salud! Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Salud, María! Muchas gracias, muchos cariños y muchas felicidades de todos modos.

      Fer

      Eliminar
  2. jajajaja
    si no es la novia de Grinch???
    jejejeje
    relajese un poco, déjese llevar por este espíritu navideño, tómese un brindis y coma cualquier tontera, que importa es Navidad!!!

    saludos!!!
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La del Grinch no la vi: ¿es navideña?

      ¡Salud, saludos y gracias! Felicidades, Carlos.

      Fer

      Eliminar
    2. claro que si, Grinch roba la navidad, deberias verla
      saludos!!

      Eliminar
  3. Me encanta el sentido del humor con que te tomas lo más "molesto" de estas fiestas. A mi me encanta celebrarla tal y como la celebro, qué le vamos a hacer, si pudiera haría regalos todo el año pero como me es imposible, la navidad me viene al pelo. Y me encantan las pelis navideñas, y las castañas, y las felicitaciones... en fin, que para que yo le vea algo negativo me tengo que esforzar.
    Me ha encantado leerte, tus escritos son siempre ágiles y frescos. Un beso enorme, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a las castañas no les rehuyo tampoco, eso tengo que admitirlo. Me arrepiento el dos de enero, eso sí, cuando me peso...

      Muchas gracias, muchos besos y muchas felicidades, Chari ;)!

      Fer

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo .....

    Felices Fiestas...de todos modos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas felicidades de todos modos, Mark.

      Un saludo!

      Fer

      Eliminar
  5. Jajajajajaja, pues a mis hijas les encanta la navidad, bueno hasta hace poco quiero decir. Venía la familia de Galicia y eran distintas, pero ya llevan tres años que no vienen. Sí, son una serie de compromisos familiares que no siempre atraen y el ambiente, las calles engalanadas, la euforia, las compras, las cenas y comidas inevitables. No puede hacerse nada. Yo si pudiera me iría con mi chica al Algarve en el sur de Portugal y sin nadie más que ella me lo pasaría bomba. Pero eso no puede ser. Así que hay que comérselo con patatas. Forma parte del peaje social que hay que pagar. Aun me quedará algo de tiempo para trabajar para después de navidades. Bajaré a Barcelona a comprarme una guía de viaje. Quiero irme a la India solo dos meses el próximo año entre octubre y noviembre. Cuando vuelva será nuevamente navidad y vuelta a empezar. Es el tiempo cíclico, qué remedio. Pero tú que tienes fe podrías encontrar alguna celebración íntima de cristianos de base para conmemorar el nacimiento. No sé. Lo que se me hace raro es que haga calor en Navidad. Eso me resulta increíble. Sé que es así, pero no me lo puedo imaginar.

    Venga, Fer, a cantar villancicos y a cocinar matambre, y a reir con los sobrinos y familiares jajajajajajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena idea la de tu viaje a la India, Joselu! Eso va a ser sensacional. Voy a cantar villancicos, voy a cocinar matambre, voy a reír con los sobris y voy a brindar también por ti ;)!

      Un beso y muchas felicidades, Joselu.

      Fer

      Eliminar
  6. jejeje Yo estoy igual. Normalmente me gusta la Navidad, pero este año estoy hasta el moño. jeje
    Felices Fiestas jeje Ya va quedando menos.
    Un abrazo. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decimos por acá, estamos al horno, Sole ;)!

      Felicidades y un fuerte abrazo!

      Fer

      Eliminar
  7. Un buen desahogo... ahora a disfrutar de la familia q es lo importante.
    Te dejo un abrazo, pero graaandeee pq tiene q llegar hasta donde tu estás ;)
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haré, y los pondré en fila a todos a lavar los platos ;)!

      Un enorme abrazo que cruce los mares para ti también, y una sonrisa con el Alma.

      ¡Felicidades!

      Fer

      Eliminar
  8. La Navidad es una cápsula consumista que nos defiende de la realidad. Me uno al club. Estoy igual.
    Muy felices fiestas Fer y fortísimo abrazo trasatlántico.
    Gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísima definición, Marybel. Bienvenida al club ;)! Muy felices fiestas para ti también y gracias por tu presencia y compañía!!!

      Abrazo grande!

      Fer

      Eliminar
  9. Todo lo que nos cuentas es la salsa que da vida al acontecimiento, María, qué sería la Navidad sin cuñadas, suegras, sobrinos gritando, etc., sasonado -de paso- con un buen puñado de lágrimas ocasionales. ¡Te quejas de puro vicio! Siempre tienes la opción de venirte para acá, aquí no pasarás calor pero a cambio tendrás que soportar -además de las cuñadas, suegras, sobrinos de aquí-, las insufribles imágnes del pos-sorteo de la lotería de Navidad, las hipócritas felicitaciones de los vecinos, las teribles comidas con los compañeros de trabajo y el inevitable mensaje navideño del Rey... ¿Ves como todo es empeorable? Así que ánimo y a comer como Dios manda que luego tienes todo un año entero para bajar tallas.
    Y ahora, en serio: que el ambiente no te sobrepase y consigas pasar las Fiestas lo mejor que puedas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón, Manuel. La navidad sin todo este salpicón no sería lo mismo, no sería Navidad. Muchas felicidades para ti y los tuyos también y muchas gracias.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  10. Pues lo siento pero yo paso a desearte Feliz Navidad antes de salir de casa, porque yo hoy voy de medio invitada, es decir, que hoy no me toca tema gordo, gordo.

    Un beso muy fuerte. Yo deseo que disfrutes todo lo que puedas y que el 2016 te traiga lo que tú quieras, porque pasarlo, hay que pasarlo.

    Un abrazo muy fuerte, querida Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso sí que está bueno, mi querida Angie. Yo ya tengo todo bajo control: finalmente, he alquilado los salones de la Embajada de Bélgica para la celebración familiar ;)!
      Muchísimas gracias por los buenos augurios: te los retribuyo todos.

      Un beso enorme!

      Fer

      Eliminar
  11. Voy abrir ahora mismo una reclamación en Change para pasarlo a la firma de todos pidiendo a las autoridades en el tema que cambien las festividades navideñas en la parte austral de la Tierra al 24 de junio y días siguientes. Incluso que se termine el año el 30 de junio como corresponde.
    No creo que la gente que montó este tinglado sea consciente de los enormes perjuicios psicológicos que comporta celebrar la Navidad en plena canícula. Tener que ver películas y noticieros donde no deja de nevar cuando estás a punto de marchar a la playa. Comer como un cosaco cuando lo que quieres es un helado y una ensalada de frutas. Al volver de la playa ver películas ñoñas y estúpidas con nieve artificial y a un tipo gordo y moñas, vestido de rojo, riéndose como un gilipollas y subiéndose a una chimenea como un ladrón imposible y celulítico.
    No, no puede ser, hay que cambiar las cosas porque si no lo hacemos jamás lograremos entender porque los argentinos están familiarizados con el psicoanálisis y los divanes.

    Feliz lo que queda de fiestas y mucho ánimo, Fer, para el año entrante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente comentario, Krapp. Me encanta tu aguzado sentido del humor. De regalo navideño, te contaré quién es este cacho de carne con tetas compradas y sin cerebro que aparece en el vídeo de la publicidad de una afamada cadena de electrodomésticos en la Argentina, el segundo lugar más concurrido luego del diván... La Xipolitakis es una de un par de hermanas de ascendencia griega y ganas de ser famosas sin ningún mérito que, para pasar a la historia y cobrar unos buenos mangos, se subió a un avión de Aerolíneas Argentinas con una cámara para dejar testimonio de cómo lograba - a través de sus atributivos femeninos- romper las reglas de seguridad internacionales, meterse en la cabina de comando y tomar control del avión sentándose sobre las rodillas del piloto en pleno vuelo. Así sucedió, así quedó registrado, haciendo que el piloto y el copiloto perdieran sus puestos de trabajo (no sé si de por vida porque esto es Argentina...) Aquí está ella, sacando rédito de su "hazaña", emulando su desliz en una publicidad navideña. Así somos, Krapp, así somos...

      Muy feliz Navidad, amigo, y gracias por visitarme con tanta empatía en este tórrido día!

      Besos.

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."