jueves, 23 de junio de 2016

El buen amor



El buen amor


❤ La noche previa, poner en remojo, en vino generoso, unos recuerdos elegidos de los primeros tiempos del amor con unas ramitas de nostalgia fresca perfectamente picaditas. Echar a volar a la imaginación.


❤ Revisar bien la cocina en busca de las sobras de los guisados del amor de los últimos tiempos. Siempre se encuentran en la heladera o en el horno trozos de carne ya cocida y restos de revoltijos o de verduras a punto de ser desechados. Inclusive, se podría descongelar algún remanente de un cocido que ha quedado congelado y hasta casi olvidado en el freezer del amor. Al contrario de la creencia popular, las sobras siempre resultan fuente de enorme placer y sabor. 




❤ Deshebrar bien la carne y echar todo en un bol, aunque venga con algún grumo de recientes peloteras. Incorporarlos a la mezcla sin dudarlo y revolver enérgicamente. Aquí conviene añadir unas hojitas de hierbabuena.

❤ Deberá tomarse en cuenta que, aunque parezca un plato de sencilla elaboración, deshebrar la carne puede llevar su tiempo y la cocción deberá hacerse a fuego lento para no chamuscar los ingredientes. Se aconseja crear un clima relajado y evitar la constante tentación al picoteo. Para ello,  puede Usted acompañarse con el  trago de su agrado.




❤ Calentar una sartén de la abuela aceitada en oliva y rehogar el preparado con unos dientes de ajo previamente triturados en el mortero de la suegra. De esta manera, quedará sellado todo aquello que había sido deshebrado, se le dará color a lo que parecía nada más que ropa vieja y se le agregará una nota de sabor a lo insípido de la rutina.

❤ En caso de obtener una consistencia demasiado espesa, rectificar con un chorro de caldo o salsa de su preferencia. No olvide revolver constantemente para evitar que la cocción se pegue: nada peor para el buen amor que el pegoteo.





❤ Cerrar puertas y ventanas para permitir que el aroma se adueñe del ambiente y los sentidos. Es conveniente en este punto desconectar los teléfonos, apagar ordenadores y televisores encendidos, minimizar las fuentes lumínicas y ubicar a niños y mascotas a distancia prudencial o en casa de la abuela que ha facilitado la sartén. Cualquier fuente de distracción puede arruinarlo todo.

❤ Escoger música propicia, aflojarse bien la ropa y quitarse los zapatos. Este puede ser el momento del autoboicot: ¡atención! No se deje apabullar si le parece que ha olvidado algún ingrediente, que le falta algo de picante o que le sobran unos años, unos kilos o unos pelos. Apilar esas dudas recurrentes sobre la tabla de picar y filetear en lonjas delgadas para luego incorporar a la sartén.







❤ Agregue condimentos a discreción pero con intención: pimentón, nuez moscada, sal marina o especiada y pimienta negra. Vierta los recuerdos que reservaba en remojo de la noche anterior y ligue con lo más reciente del amor ya calentito sobre el fuego. Perfume con unas gotitas de la imaginación que había echado a volar. 

❤  Esto ya debería estar a punto: pruébelo con un dedo y dé a probar a su acompañante del mismo modo. 

❤  Sirva el buen amor sobre el pan nuestro de cada día.








A boca de jarro

34 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muy agradecida, Mark. Buen provecho!

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  2. Excelente post y muy original, me ha gustado , tienes mucho talento María Paz.
    Que disfrutes el viernes.
    Besosss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carmen.

      Besos!!!

      Fer

      Eliminar
  3. Me quedo con la frase "nada peor para el buen amor que el pegoteo", ¡buenísimo, Fer! Al igual que me ha hecho sonreir lo de dejar a los niños en casa de la abuela que te prestó la sartén. Eres muy ingeniosa y las imágenes son perfectas.

    Me apunto la receta y la clasifico como de ingredientes fáciles, larga preparación y dificultad media/alta, aunque no dudo de que el sabor será exquisito.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni bien la pruebes, Chelo, por favor me cuentas ;)!!!

      Un beso grande y muchas gracias.

      Fer

      Eliminar
  4. No hay nada mejor que los ingredientes
    que se tienen a mano...
    Y hacer... Y dedhacer... Con ello
    un sutil y nutrivo
    revoltijo ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra comprobar que los hombres también lo saben cocinar, Raúl ;)!

      Un beso grande y muchas gracias!

      Fer

      Eliminar
  5. ¡Genial! sólo que a las peloteras hay que ponerle BASTANTE hierbabuena mi amooooor.
    Es un post perfecto. Decir que me encantó es poco mi querida María PAZ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha hierbabuena y leche... Muchas gracias, Egle.

      Besos.

      Fer

      Eliminar
  6. ¡Me ha encantado! ¡Qué gran receta! Comparto, me ha encantado.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, María.

      Un besito.

      Fer

      Eliminar
  7. Una receta con mucha imaginación y buen aroma, mejor sabor y el tacto . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias,María del Carmen.

      Un fuerte abrazo.

      Fer

      Eliminar
  8. Me apunto la receta. Y para terminar me tomaré un café en buena compañía con grata conversación y algún beso con sabor a licor embriagador.
    Un abrazo Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Francisco: sin café, sea antes o después, y sin licor embriagador yo no concibo al buen amor ;)!

      Abrazo grande y muchas gracias, compañero.

      Fer

      Eliminar
  9. ¡Excelente, María PAZ!, muy original receta! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias,Poeta Carlos!

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  10. Hola Fer! Que linda sonrisa!!
    Vengo a la hora del almuerzo y me encuentro esta delicia de post.
    Que original bella, me encantó.
    Estaría necesitando una receta de estas.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que justo hayas pasado a la hora de almorzar, Dana!!! Muchísimas gracias.

      Besos.

      Fer

      Eliminar
  11. Hay que prepararlo todo con mucho amor y seleccionar muy bien los ingredientes. Te ha quedado una mezcla bien maja. Jajaja. ¡Y qué buena pinta tiene todo!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buenos ingredientes suelen escasear un poco: de allí la necesidad de reciclar, Angie ;)! Muchas gracias.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  12. Me gusta esa receta con su colorido, su vitalidad y su textura. Me reconforta mucho confirmar una vez más que los mejores platos se hacen con las sobras de ayer siempre bien dispuestas para sorprendernos con aromas audaces e imprevisibles. Algún dái comprenderemos que las recetas de comida a veces son aplicables a la propia vida.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, mi estimado Krapp. Hay unos cuantos que se han llenado de guita vendiendo de esas recetas. Más quisiera ser yo una de ellos!!!

      Besos y gracias!

      Fer

      Eliminar
  13. ¡Pedazo de receta y no las de MasterCheff!

    ResponderEliminar
  14. De toda la receta, muy sugestiva y rica, me quedo con la escena inicial de la cocina...Me sorprende que nadie se refiera a ella.

    Besos, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me retrotrajo a los comienzos del amor. Muchas gracias, Luis Antonio.

      Besos.

      Fer

      Eliminar
  15. Un texto realmente precioso e imaginativo, Fer. Si llevara sombrero me lo quitaría en honor a tu inspiración :) La parte en que uno debe olvidarse de los años, los kilos o los pelos de más ha sido entrañable y maravillosa. ¡Un gran aplauso para tí, me ha encantado!

    Besos y sonrisas, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y que haya sido buena excusa para que vinieras a visitarme con tus piernas desnudas y en plenas vacaciones, mi querida Julia ;)! Muchísimas gracias!!!

      Muchos besos!

      Fer

      Eliminar
  16. Una gran receta, tiene que estar sabrosa y seguro que da resultado!! Una estupenda entrada Fer llena de imaginación y buenos condimentos!!!

    Un besazo amiga

    Mafar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una receta casera a prueba de veinte años de matrimonio ;)! Muchas gracias, querida amiga.

      Un beso!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."