martes, 22 de enero de 2013

De ángeles y signos


William Bouguereau, "The first kiss",1873.


"No vemos a los ángeles, pero en las oscuras avenidas de la angustia,
           se acercan y nos llaman. 
¡Se parecen a ellos las personas queridas,
           y no son sino ángeles los seres que nos aman!”

         Pedro Miguel Obligado.

                                              Mamá
  

  Chequeo mails el domingo y me encuentro con este escueto mensaje de mi mamá, que jamás me había enviado un mail ni se hizo seguidora del blog porque no tiene idea de cómo hacer esas cosas. Pero sabe acariciar mi alma y poner la oreja a mis asuntos todos los días. Mi mamá conoce bien las oscuras avenidas de la angustia y es un ángel de la guarda para mí y para toda la familia. Además, sabe que estoy enojada, muy enojada con todo y, sobre todo, con todos los Santos del cielo a los que solía prenderles velas, así que los ángeles encarnados en quienes me rodean para aferrarme a ellos son bienvenidos.
  
  La llamo y me dice que es una cita que tenía recortada de no se acuerda dónde, tal como me pasa a mí cuando leo algo que me pega y lo guardo, y que la lee junto con todas las otras que atesora de vez en cuando, como hago yo también, como si se tratara de una colección de frases inspiradoras autopublicada. Indago sobre el autor y me encuentro más o menos con esta descripción:

"Podríamos definir las letras de Pedro Miguel Obligado, argentino y porteño (1892-1967) profesor, ensayista, conferencista, guionista y sobre todo, poeta de raíz hondamente romántica, con esta expresión titular: Historia de una melancolía. Historia, pues exista o no una realidad episódica en la inspiración personal, aquella poesía evoca para nuestro bien la eterna emoción humana, compuesta por la repetición del mismo caso, que así es histórico en todos y en cada cual."

   Melancolía:" La eterna emoción humana... en todos y cada cual" a flor de piel por estos días. Dos días antes, el viernes por la tarde, la homeópata a la que fui a pedido y sin mucha convicción me había dicho con vehemencia: "¡Entregate!". Soy hija de médico clínico especialista en cardiología. Para mí ir a un homeópata es cuchillo de palo, y la tipa se dio cuenta al toque. Pero el que pidió que fuese es mi arcángel, el que me quiere y me banca y me explicó que con probar no pasaba nada, que era todo natural, que me iba sentir escuchada como no suele sucederme con los médicos tradicionales. Y le hice caso, porque sin él me hundo. Y sé que él sin mí también se hunde, por eso fui. 

  La señora, de aspecto nada esotérico ni hippie y absolutamente distendida y afable, me escuchó durante cuarenta y cinco minutos y me interrumpió unas tres o cuatro veces para reparar en mi lenguaje gestual, en el tono de mi voz, en lo que se escucha más adentro de las palabras. Y con lo poco que dijo tocó fibras que resonaron por lo identificables que resultan, aunque nunca lo había visto tan claramente así. Justamente se llama Clara.

  Supo hacer una radiografía emocional traslúcida de mi persona y me dejó más tranquila. Me recetó unos globulitos para tomar una vez por día. Los fui a buscar hoy a la mañana y empecé. Me dejó su teléfono particular, su celular y su mail, e insistió en que, ante cualquier duda, la contactara, cosa que nunca antes ningún médico, ni los obstetras que me atendieron, hicieron conmigo. Igual sigo sin creer en los milagros.

  Cuando salí de la consulta, me acordé de que hace unos días recibí un comentario en una entrada vieja del blog que agradecía una traducción que hice de una canción de Sting, tal vez el poeta y músico contemporáneo que más admiro en inglés, que me fascina: "The Book of My Life" ("El libro de mi vida"), ese libro que escribimos todos y cada cual día a día. Y el fanático de Sting que me lo dejó me pidió si podía traducirle "Let Your Soul Be Your Pilot" ("Deja que tu alma sea tu piloto"), porque no abundan traducciones decentes de las letras de Sting online. Le prometí hacerlo, pero al intentar traducirla, destrozo la poesía y me da mucha pena. Lo más maravilloso de todo aquello que nos conmueve es que es pura poesía. Así que le doy una señal de qué trata el tema y dejo que su alma lo guíe en descifrar su significado. Es como un signo, porque sí creo en los signos y creo además que son los que mejor nos guían cuando estamos un tanto desorientados:

"Cuando todos tus secretos quedan expuestos (...)
Cuando tu mapa te conduce a la duda
Cuando no hay información
Y la brújula gira en dirección incierta
Deja que tu alma sea tu piloto
Deja que tu alma te guíe
Te guiará bien"


   El alma en inglés es de género masculino: "He´ll guide you well". Digo porque ésto sucede con muy pocos sustantivos en ese idioma que adoro: ¿otro signo? El domingo, antes de chequear mails y llamar a mi ángel guardián materno, cuando escuché las campanadas de la parroquia de acá a la vuelta, me puse la remera nueva y colorida que me compré y fui. Fui con la intención de mirarlo a los ojos y decirle que estaba decepcionada, enojada. Fui para hacer como Él hizo una vez en su desesperación y preguntarle: ¿Por qué me abandonaste? Pero no pude. Porque me regaló un signo, otro entre todos los que recibí por estos días: convirtió el agua en vino para una boda. Al principio no estaba muy convencido, dijo que no tenía nada que ver con eso, que no había llegado su hora todavía. Pero se lo pidió la Madre. No estaba en juego la salud de nadie, como otras veces, como cuando yo me acuerdo de ir a pedirle o como cuando Sting encontró su inspiración poética para escribir su bella canción. Era simplemente el reclamo de lo que debía ser, ya que una fiesta no es fiesta sin vino. La vida no es vida en seco, sin una alegría. Por eso no busco un milagro, pero encuentro signos como éstos que traen alegría y luz a las oscuras avenidas de la angustia.

                                      Sting,  "Let Your Soul Be Your Pilot"

A boca de jarro
   

23 comentarios:

  1. Un relato muy emocional y lleno de sensibilidad Fer, cuantas cosas bonitas dices en él...

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me siento por estos días, sofya: emocional y sensible.

      Gracias y un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Bendita la persona de fe; lamentablemente no pertenezco a esos elegidos, pero no por eso dejo de envidiarlos -sanamente-. Mi mente necesita pruebas y la fe no necesita de pruebas. Ir a la iglesia a reclamarle a Dios es un acto de fe, porque nadie reclama a quien se cree inexistente, luego, Fer es una persona de fe, punto para Fer.

    Fui varias veces a homeópatas, creo en ellos y resuena en mí su postulado básico no hay enfermedades, hay enfermos" . Estoy de acuerdo, cada persona es un mundo y procesa de forma distinta. Además, Doña Clara parece encarnar al profesional que entiende a la persona como un todo. Punto para Clara y punto para Fer que aceptó consultarla. Tengo referencias de personas que le ha ido excelente con la homeopatía. A mí no me fue ni bien ni mal, pero seguiría yendo si eso te dice algo.

    Es inevitable pelearse con la vida cuando las cosas "vienen de culo" y el enojo es la reacción más humana. Supongo que de a poco uno se va acomodando a la realidad y lo que en un momento pareció una montaña oscura se termina disolviendo en la aceptación.

    Mal de muchos consuelo de tontos, pero muchas veces viene bien tomar perspectiva. Cuándo algo de mi salud me preocupa se me da por pensar "menos mal que me toca a mí y no a mis hijas". Tal vez sea un pensamiento pelotudo, pero qué puede esperarse...

    Vuelvo a insistir con lo de los budistas el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional

    Seguimos en contacto. Me interesa lo que te pasa

    Un beso grande






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto eso de que "no hay enfermedad, hay enfermos". Clara no me lo dijo, pero me trató respondiendo a esa premisa.

      Mi fe, querido James, es una fe miedosa, no sé si es como para ganar puntos. Y algo tibia, porque de otro modo debería también agradecer y no solamente pedir o enojarme cuando no se hace mi voluntad, sino aceptar la voluntad del barba... Pero me revelo. ¿Llegará el momento de la entrega y la aceptación? Espero que sea pronto.

      Yo también me considero racional. En este momento necesito respuestas a mis preguntas, explicaciones y soluciones, una brújula para atravesar la montaña oscura. Y soy muy emocional: quiero un alma que me haga de piloto. Por ahora sólo hay signos y ángeles que me contienen, lo cual no es poco, y me siento más bendecida por eso que por mi fe. Al interesarte por lo que me pasa y compartir tus vivencias, vos también te convertís en un ángel para mí.

      Gracias!!!

      Un beso grande!

      Eliminar
    2. Más que un angel, un amigo atolondrado pero, te aseguro, con capacidad de compromiso.

      El miedo potencia la fe ¿qué tiene de malo? Es humano eso y es humana la necesidad de creer. Todo el mundo sabe que hay algo más, muy especialmente los científicos que se supone debieran ser los más ecépticos. Lo que dicen por ahí es que entender la existencia de Dios desde el intelecto requiere un tipo de comprensión que excede a la capacidad humana y tal vez sea por eso que existe la fe, que también excede a la capacidad, que es algo del corazón.

      Y es humano tener miedo -en ese aspecto soy recontra humano-, y más humano aún compartir esos miedos, para eso estamos.

      Un beso grande

      Eliminar
  3. Gracias Fer, por contar tus experiencias, así nos enteramos que no somos los únicos que tenemos ciertas peculiaridades. Yo también busco 'signos' cuando estoy medio perdida o no sé para donde agarrar y si uno se concentra y mira, los encuentra.
    Como dijo James, tampoco tengo esa fe religiosa, puesta en santos, vírgenes, ángeles, etc... pero sí creo en la oculta chispa de la más pura intuición que tenemos adentro, y a la que recurrimos tan poco y no le echamos combustible para mantenerla encendida y que crezca...
    Creo que somos infinitamente más de lo que pensamos que somos, todavía no evolucionamos hacia ese lado, ocupados como estamos en tanta cosa material todavía por resolver. Y cuando me aflojo y le permito a esa chispita que brille en mis oscuridades, es cuando puedo ver los signos que me manda para que siga el camino.
    Un abrazo y mucha suerte con la homeópata, todo está en haya dado con tu
    elemento de base.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, Mirella, por sacar jugo de lo que comparto por pura necesidad de desahogo. Claramente hay experiencias humanas universales aunque las atravesemos debido a diversas causas. Eso es lo que nos hermana. Eso es lo que voy a reconfirmar a la iglesia cuando escucho los relatos de este Jesús que está tan cuenstionado y tan pasado de moda: no es el efecto "Harry Potter" lo que me lleva a Él, sino toda su humanidad con la emoción fuerte y vibrante pero siempre controlada por la convicción de la ley del Amor y el sentido profundo del valor de la vida humana.

      Y anoche el eclipse fue otro signo más para mí, pero no quise llegar tan lejos, aunque nací en el año de la llegada de la primera misión tripulada a la Luna. Así que anoche me hizo un guiño desde el cielo.

      Beso grande y seguimos haciendo arder la chispa!

      Eliminar
  4. El alma, la intuición, el corazón, signos vitales que rara vez se equivocan, nos equivocamos nosotros al no querer escucharlos, insistiendo en cuestionar lo que nos dicen. Y luego están esos ángeles cercanos que nos quieren, tan vivos...tan necesarios también.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angie!!!

      Un beso grande como nuestra intuición!

      Eliminar
  5. Tu alma guía tu pluma o tu teclado, y deja ver detrás de tus palabras una vida intensa, con sus dudas y sus indecisiones pero sigues dejando que el alma te guíe y se ve el amor y la esperanza también.
    Una buena canción de Sting, que siempre inspira algo positivo.
    bssoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Spa. Lo bueno de la sensibilidad de estas encrucijadas de la vida es que dejan de importarte los periódicos... al menos por un tiempo.

      Muchos bssoss.

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón necesitamos esa luz como la necesitan las mariposas para guiarnos en las tinieblas. Luego podemos ponerles el nombre que más nos convengan: ángeles, gurús, espíritus benignos etc...
    Es esta orfandad antes los misterios de la vida la que nos mata y necesitamos tanta ayuda, quizás también ayudar a los otros para que la cadena no se rompa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi bendición es que no me siento huérfana ante este misterio ya que tanto mis familiares como quienes me asisten médicamente así como ustedes, todos los que desinteresadamente me dejan aquí una palabra de aliento, me hacen sentir contenida y me brindan luz. Ustedes también me regalan signos angelicales.

      Muchísimas gracias, querido Doc.!!!

      Eliminar
  7. Amor, fe y ángeles terrenales que nos recuerdan la divinidad en la creación. Buena brújula llegó a tus manos Fer.
    beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y volviste vos: otro ser angelical que tomo como un signo.

      Gracias, Lore!

      Beso enorme para vos también.

      Eliminar
  8. Pues te envio otro signo y otro angel.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. http://www.youtube.com/watch?v=1UUYjd2rjsE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!!

      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  10. ¿que haremos cuando nos falten las madres-ángeles?...¿habremos educado a nuestros hijos para que ocupen ese lugar?...
    Veo que sigues con el tema salud, puede que las pastillas de Clara no te sirvan de mucho...¿o si?...pero al menos saliste reconfortada de su consulta y eso es algo positivo...
    en cuanto a enfadarte con tu Dios, no creo que sea el mejor camino...
    yo solo tengo ángeles terrenales en los que me apoyo para no caer...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos se están portando como ángeles de la guarda: se preocupan porque voy y vengo al médico y al laboratorio de análisis clínicos y soportan estoicamente mis cambiantes estados de ánimo.

      Yo tampoco le tengo mucha fe a la homeopatía, pero mi arcángel marido insistió, y es difícil negarse a tal pedido.

      No sé cuál es el camino, Julia, eso es lo que sucede cuando te enfermas: pierdes el rumbo, la brújula, el norte, y son pocos los seres angelicales capaces de orientarte bien y contenerte. Por eso te aferras a signos como una moneda que me encontré tirada hoy camino al laboratorio por segunda vez este mes. Eso cansa, irrita y enoja, porque se hace todo incierto y hay que esperar por los resultados. Tu vida normal se ve alterada, quieras o no, con ayunos, madrugones y actividades que dejas de hacer para ir a controlarte. Lo que más me produce es enojo. Y el enojo, según dicen, es la primera reacción. Luego vienen otras emociones y finalmente llegará la aceptación, quiero creer. Ojalá nunca tengas que pasar por ésto para entenderlo.

      Te mando un abrazo y espero cambiar de temática pronto, porque soy conciente de que la enfermedad es un tema poco atrayente para la mayoría de la gente, aunque la mayoría también alguna vez debe enfrentarse a ella.

      Gracias por tu visita y tu aporte.

      Eliminar
  11. A veces nos parece que todo está perdido.
    Nos sentimos enfadados con el mundo, con nosotros mismos, y no vemos más allá, o ni siquiera eso, ni vemos ni estamos interesados en mirar.
    Se nos fue como de un plumazo todo, la fe, la confianza y hasta el humor desfilaron por el desagüe.
    Pero siempre aparece algo, algo que nunca pensamos que podía pasar, alguien que nos encuentra y bucea dentro del alma y sabe tirar, sacar eso que nos hace falta para seguir caminando.

    Cuando todo está perdido, hay que dejarse llevar por el alma, como dicen tus versos de la canción... se puede equivocar, pero es difícil que no nos ayude, porque cuando estamos perdidos, no es fácil encontrar el asa que nos ayuda a salir.

    Besitos mediterráneos.

    Siento no pasearme mucho, necesito un poco el silencio y reencontrar las fuerzas.
    A veces, en ese silencio me acuerdo de vosotros y de las sonrisas que brotan libres al leeros y aparezco, como para tomar aliento.
    Más besos.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te disculpes: llamarse al silencio es también a veces una necesidad del alma y hay que prestarle atención y dejarse guiar por sus necesidades, Gala.

      Muchos besos y gracias!

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."