martes, 11 de junio de 2013

Historias de madres invisibles entrelazadaylazada

Para Mariela...


Dalilán Kifki, Capítulo 41, María Elena Walsh





Cuando el arte se rige por las normas del marketing, se obtienen cosas como estas:


Femme (1981), escultura de Joan Miró en la Casa de la Ciudad de Barcelona.
  Cuando el deporte se rige por las normas del marketing, Independiente se va a la B, y mi hijo lo llora sin al mundo lograr entender. Y al día siguiente, muere un hincha de Lanús, ya que el fútbol se ha corrido a horarios insólitos y se le da manija marketinera, mediática y política para tapar a Jorge Lanata, que sale los domingos a las 10 por TV abierta y tapa al "fútbol para todos y todas", destapando ollas que huelen muy mal.



Y esto sale en la sección "Deportes" del Clarín de ayer...



  Cuando la política se rige por las normas del marketing, se gastan fortunas en "fútbol para todos y todas", y se tienen que importar gas y combustibles líquidos al país porque no se ha invertido en la exploración de lo que nuestra noble tierra nos daría si trabajáramos en su explotación todos y todas, en una década a la que llaman "la década ganada"...

  Cuando en un blogcito como éste no se le da importancia a lo que, según los expertos del marketing, hay que hacer para lograr un mejor "posicionamiento" en las redes, pasan cosas como esta historia que te voy a contar mientras sigo tejiendo a dos agujas...


 "Ella es una de esas mujeres argentinas pensantes y preparadas que se siente un bicho raro. Y es además madraza. Googleando desde su angustia de mamá desesperada por el paso traumático de sus hijas en el estreno de su escolaridad formal, se encontró una noche con otra madre, bloguera, pensante y preparada, que pasó por lo mismo y escribió mucho al respecto, sin pensar en números ni en posicionamientos, sino en su necesidad vital de comunicar y ecos lograr encontrar. La mamá lectora le dejó un comentario que la bloguera encontró de madrugada. Y la bloguera sintió que había sido vista en su invisibilidad por un alma que, sin dar nombre, por fin habló fuerte y claro desde su patria querida, en la cual, según los números, es donde más se la lee  (¿?), pero menos se la sigue y se la comenta, cosa muy argentina que responde al maldito "No te metás" tan nuestro.

  Al día siguiente, la bloguera se encontró con un mail en su casilla de correo de esta mujer y madre, preparada y angustiada. Le daba su nombre completo, amén de más información y profuso agradecimiento. Se estableció un intercambio que ya lleva varias semanas, con algunos silencios y pausas porque los hijos son los que mandan. Y ellos se enferman, tienen pruebas, actos escolares y tareas, demasiadas.  Las madres hacemos viandas, sacamos punta a los lápices, ayudamos a completar o a rehacer tarea que viene bochada, bajamos fiebres, sacamos piojos, lavamos medias, limpiamos zapatos hasta de madrugada, aunque todo ésto y mucho más que hacemos no salta en los motores de búsqueda ni hace números, es invisible, pero nuestros hijos lo aprecian y lo necesitan.

  Y a veces esos "educadores" que deseducan respondiendo a las reglas del marketing educativo, y que lamentablemente abundan en nuestro paradigma educativo, nos hacen ir al colegio a asistir a una reunión, porque ellos también se rigen obtusamente por los manuales del marketing, y consideran que nuestros hijos son bichos raros porque no recortan derechito o no pintan bonito, porque no hacen "linda letra", o porque son dispersos,  "desprolijos". Ven sólo el lado vacío del vaso, no dan el sabio refuerzo positivo que como profesora aprendí que debe ser dado desde el profesorado, y los señalan con saña, mezquinándoles la nota con "plus" o "minus", "más" o "menos",  o lo que es aún peor "Rehacer" o "Do it again", sin mediar un "Por favor"... Y nos preguntamos qué es eso de nunca pintarles una carita feliz como premio al logro del camino recorrido, remando a veces con medio año de desarrollo neurológico de desventaja frente a la media, que es baja, por haber llegado al mundo muy deseados pero antes del 30 de junio. Siempre les hacen sentir que faltan 20 pa el mango. Perplejos acudimos a esas reuniones grotescas, donde hay que enseñarle a la escuela desde nuestro rol de padres a ver las cosas desde la altura del niño que todos fuimos, desde sus zapatitos que aprietan. Reuniones en las que terminamos enseñándoles desde nuestro rol de padres presentes y amorosos a estos "educadores" que las riquezas de sus alumnos no están siendo explotadas, como los recursos del país, sus verdaderas y singulares habilidades están siendo ignoradas, como las del artista cuando crea para vender. Pero el marketing propone que los hagamos adultos, que les demos "spa de princesas" para sus cumpleañitos y si no, sos un bicho muy rarito...
  
  Esta mamá le confía a la bloguera otra noche, tiempo oscuro para pensar pero bueno para enfrentar con un alma que se abre de par en par a los fantasmas de la angustia, que días pasados reía viendo los trabajitos de una de sus nenas: lectura comprensiva y preguntas al respecto. Una de piratas... La nena, cursando su primer mes de su primer grado, contestó naturalmente que el pirata buscaba un tesoro. La seño corrigió, tachó tesoro y escribió "cofre" en su impecable letra cursiva, que poco les servirá a esta generación digital, excepto para ser filtrados por expertos en marketing y psicólogos en futuras entrevistas de trabajo donde se les darán pruebas escritas luego de largas entrevistas, a pesar de años de estudio con honores, un buen currículum, experiencia laboral relevante y comprobable por referencias notables, cuando aspiren legítimamente a progresar en su trabajo... Es decir, piensa Mariela, que así se llama esta madre, pareciera que la comprensión en el colegio no apuntara al aspecto conceptual sino a la literalidad de la palabra.

  Cuenta Mariela, con total libertad, que ésto le hizo recordar una anécdota personal que la marcó como alumna, a pesar de que llegó a titularse en la universidad y a obtener una beca para seguir aprendiendo en los Estados Unidos muchos años después de ésto. Recordó que en sexto grado una seño le puso un 5 en la evaluación de mitad de año porque, de 2 problemitas, ella había hecho uno mal. Volvió llorando desconsoladamente a casa, como les pasa a sus hijas y a la mía hoy en día. Sus padres miraron el examen y le dijeron que el problema lo había resuelto bien. Y resultó que su padre era amigo de Jorge Sábato, el hermano físico de Ernesto, el gran escritor argentino que escapa a todas las normas del marketing en su genialidad literaria. Le llevó a él su prueba, y éste dijo que el problema estaba perfectamente resuelto. Había un camino fácil para resolverlo, sentenció Don Jorge, pero Mariela había llegado al mismo resultado aunque de una forma más compleja e indirecta. Sus padres la defendieron a capa y espada en la reunión escolar que solicitaran, y la seño, después de un arduo debate, se vio forzada a enmendar, a cambiar 5 por 10, y así empezar a aprender a enseñar de una buena vez. Esta experiencia fue para Mariela traumática en su momento. Recuerda haberse sentido humillada, expuesta y vulnerabilizada. Pero rescata la intervención de sus progenitores, quienes jamás antes habían ido al cole a hablar y, tal vez, gracias a ellos y al ejemplo con el que la educaron, hoy se enfervoriza con estas cosas por las que atraviesan sus hijas.
 
  Además de madre, Mariela es... ¿ casualmente?... profesora universitaria.  Cuenta que justo por esos días tuvo una reunión en la universidad por la reformulación de planes, donde ella planteó ante sus obtusos colegas  la reformulación de todos los planes para lograr una mejor estructura posible, pero el problema es que escasean docentes que se puedan correr de la transmisión de contenido, arremangarse y laburar. Plantear espacios de trabajo conjunto se hace muy complicado. Sus alumnos le enseñan que no temen hacerse cargo y tomar las riendas de sus vidas, pero los profes no lo aprendieron todavía. Tienen un sentido territorial arraigado en donde se privilegia el saber y no la construcción del mismo. 

  Cuenta Mariela que además de su problemática particular y personal, el tema de la educación le preocupa en tanto ciudadana de un país que cree bastante quebrado. Ve una desintegración social tan grande que no puede evitar pensar que es la educación la que está en la base de este penoso proceso que lleva décadas perdidas. Ella, como la bloguera, vio "La educación prohibida" y le pareció interesante. Y le deseó buena suerte a la bloguera esa noche, previa a una reunión a la que ella acudiría a la mañana siguiente con la seño de mates por un tema con su propia hija...

  -"¡Buena semana y adelante con la quijotada!", le deseó de corazón. "Quijotada": ¡Sí señora! Quijotada es defender calidad sobre cantidad, es querer luchar contra los molinos de viento que imponen en nuestro tiempo mirar los resultados sin valorar el proceso, es defender el conocimiento que no se adquiere, sino que se construye, capitalizando y no tachando el error, si es que lo hay, entendiendo que se trata de un proceso dinámico que necesita un sustrato de afecto, confianza, y empatía. Quijotesco resulta luchar sin armas más que el amor y la comprensión para impedir que pisoteen la unicidad y la riqueza individual  de nuestros hijos alumnos en pos de estandarizar hacia una media mediocre que luego falla en la universidad y que obtiene paupérrimos resultados en las mediciones regionales y mundiales de PISA. Quijotada es crear arte no para vender, sino por amor al arte, y saber disfrutarlo aún a los cinco años. Es escribir entradas tan largas como ésta desde un blogcito de poca monta, usar títulos largos y sin gancho comercial, dar opiniones jugadas, sinceras, auténticas, y es no seguir la manada. Quijotesco es pretender que quienes dirigen los rumbos de la educación no sean expertos en marketing, sino docentes con las manos ajadas de tiza y las suelas de sus zapatos gastadas de su paso por las aulas. Quijotesco es también seguir esperando que un país sea gobernado por personas con vocación de servicio que hagan lo que deben hacer porque para eso han sido votadas."

  Ojalá existieran más Quijotes en la tierra del Martín Fierro y de los premios Martín Fierro... ¿Pero quién soy yo para dar consejos, tan invisible en mi visibilidad online, aunque tan inmensamente feliz de protagonizar historias como las que termino aquí de contar, entrelazadaylazada?
 
GRACIAS, MARIELA!!!


A boca de jarro

22 comentarios:

  1. Deja mucho en que pensar. Pero cabe preguntarse quien es invisible. Vos o quienes no te ven? como esas películas en la que los protagonistas se dan cuenta de que ellos son los fantasmas y que a quienes le temían eran en realidad personas de carne y hueso. El dilema es que los fantasmas se den cuenta de que lo son.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo, celebro el arribo al puerto a bordo de la Fragata Sarmiento, "which has never set sail", de un amigo bloguero argentino y bilingüe: Welcome aboard, Mark!

      Es cierto, cabe preguntarse eso y mucho más. Esto visto desde la lógica se denomina "burda generalización", y por ende, carece de veracidad de acuerdo a los parámetros lógicos. En inglés sería "hasty generalization".

      Se trata en verdad de una reacción hiperbólica aunque con hondos tintes de verdad y realismo, en mi modesto entender, a tanta imposición de lo que hay y lo que no hay que hacer para supuestamente "ser visible online" y en el mundo real, según dicen los expertos.

      Yo me siento muy visible y corpórea como la voy llevando, haciendo lo que me gusta desde este pequeño jarro navegador.

      Muchas gracias, Marcos!

      Un saludo!

      Fer

      Eliminar
  2. La crisis es de larga data. En la educación y en las otras áreas de la vida. Para mí, aunque no tengo hijos, las más preocupantes son las de educación y salud.
    Como anda la educación no la conozco por experiencia directa, pero por lo que cuentan -y lo que contás en tu espacio- veo que no difiere gran cosa de las viejas metodologías usadas en mi época. El alumno no existe, es invisible, es apenas un nombre y apellido.
    No todos los chicos son iguales, no todos tienen las mismas respuestas o llegan a la solución por el camino esperado (¿o será el único conocido?) por el docente.
    Y se llega a la triste conclusión que cada mínimo acto cotidiano, que se salga de ciertos parámetros, es toda una "quijotada".
    Te(nos) deseo éxito en tu(nuestro) raid de quijotadas de cada día y te felicito por el post: excelente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mire. Lástima que sospecho que no estaré aquí en este mundo para ver un leve cambio de actitud al menos, no pido una reforma educativa, porque ya sabemos lo que eso implica y en qué termina...

      Un beso!

      Fer

      Eliminar
  3. Querida Fer en tu caso se suma el ser madre y profesora, así que tienes doble visión para abordar el tema.
    Los niños son demasiado importantes para quedar en manos de docentes que no ven más allá del plan de estudios, baremos, medias, estadísticas y otras lindezas de la teoría. Todos y cada uno son diferentes, especiales, “raros”, con distintas capacidades y ritmos. Quizás alguien de la clase llegue a ser un gran científico, una escritora importante, un pintor conocido, un político honrado, . . . pero la realidad es que estáis formando a los futuros adultos y eso no se puede hacer pasando el rasero y uniformizando todo.
    A través de los años de estudios de los hijos te encuentras de todo, hay cursos que estas deseando que terminen, en cambio hay profesores/as a los que no olvidas.

    En cuanto a lo que comentas sobre la visibilizarían y márquetin son importantes según lo que pretendas “vender”, pero las mejores cosas nos salen cuando el corazón, y nuestras tripas que lo que nos sale de ahí tan dentro acostumbra a ser sincero, mandan sobre el cerebro. Por algo lo llaman la materia gris jejeje

    Que será?? Una bufanda roja??

    Una abraçada,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso igual que tú: lo mejor nuestro sale cunado no nos ceñimos a ninguna receta predigerida, cuando rompemos el molde, cuando la mirada está puesta en el corazón y las tripas y no en la repercusión ni en la firma. Y cuando no hacemos lo que hacemos simplemente por vender, por complacer el gusto o el criterio de otros que lo intentan imponer sobre el propio, o por hacerle honra a un nombre que ya se ha agotado y cansado de hacer.

      Una abraçada de miércoles ya...

      Fer

      Eliminar
  4. Hola Fernanda
    Tu "invisibilidad" aúna invisibilidades. En este rejunte invisible, nos juntamos y podemos compartir y sentir que no estamos solos en nuestras pequeñas, ínfimas, inaudibles luchas de cada día pero que no por ello son menos importantes. Gracias por visibilizar mi impotencia y por poder sentirme reflejada en tu espejo.
    Un beso quijotesco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así entretejimos esta historia cotidiana que va a tener buen final, Mariela: estoy segura de eso.

      Gracias a vos por darme letra sin cobrar los derechos de autor ;)!

      Tu historia es una perla que también me sirvió de espejo a mí. Sólo faltaba encontrarle la vuelta para contarla aquí. Me llevó tiempo releer cada comunicación, me conecté con tu audible silencio también, o al menos eso intenté, y el de tantas mamás como nosotras, que seguramente las hay y deben ser muchísimas, y así salió, de un día para el otro. La entrelacé con retazos de nuestra realidad social que a vos tampoco se te escapan. Justo salió la nota del spa de princesas como moda que se impone para cumpleaños de nenas el domingo, y te recomiendo que no dejes de leerla: hice el link directo a Clarín, que al menos en eso no miente, lamentablemente...

      Fue sumamente enriquecedor en lo personal, y te lo agradezco profundamente. Sólo espero que no se termine acá, que sigas en contacto de tanto en tanto, ya no para pasar letra, sino por el mero hecho de comunicarnos, que es lo más valioso para mí de esta historia de llevar un blog.

      Otro beso quijotesco para vos y tu bella familia!!!

      GRACIAS OTRA VEZ!!!

      Fer

      Eliminar
  5. Fer veo que sigues en tu cruzada para defender la singularidad de tu hija...bien por ti...ella aprenderá de ti a defenderse cuando crezca, y se sentirá orgullosa de sus padres...y seguro que llegará lejos, porque no sera manada...será única...y eso es lo que cuenta, se que el camino no es fácil para esos niños, pero encontrar por si mismos en tesoro, este dentro de un cofre o no...
    Me voy unos días de vacaciones...me perderé por los palacios de Catalina La Grande, en San Petesburgo...y veré las grandes avenidas que creó el comunismo el Moscú...y vendré con historias en la valija para compartir con ustedes, y para contar a mi nieto...al que le enseñare a buscar tesoros, sin necesidad de que se haga pirata...
    Y en cuanto al marketing...¿que es eso?...
    Un abrazo y nos leemos a la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia querida: ¡Te has puesto al día con todas las novedades a pesar de esa gran noticia que la cigüeña te ha traído como regalo de vida! Gracias, de verdad. Hoy te contesto ésta, mañana sigo pa abajo.

      Lo único que deseo en la vida, tanto como Mariela, es que nuestras hijas e hijos sean valorados en su unicidad, cosa difícil de lograr en la escuela y el mundo laboral local. Los niños son el tesoro que los adultos necios tachan y cambian "tesoro por cofre" para atiborrarlo de chucherías que les muestran como valiosas. Desde luego, hay excepciones, como en todo, pero con esta mamá argentina compartimos la generalidad de la escolaridad de nuestros hijos, y nos ha resultado esclarecedor y valioso.

      Te deseo unas muy felices vacaciones en ese bello lugar, Julia, y espero que a tu regreso nos deleites compartiendo tu cosecha de fotos y souvenirs ;)

      No te puedo contestar a tu última pregunta porque desconozco la respuesta y ni siquiera me interesa conocerla... Soy así de necia, pero siempre auténtica...

      Un abrazo y hasta la vuelta!!!

      Gracias mil!

      Fer

      Eliminar
  6. No tengo hijos y nunca seré madre, pero puedo comprender los sacrificios y tareas que se hacen por educar, por amor a los hijos. Consciente de que no hay un método o sistema universal que sirva para todas las madres y para todos los hijos; padres y madres se esfuerzan según su criterio particular y subjetivo, según sus circunstancias y modo de vida, en esta labor educativa, no siempre valorada ni comprendida por los propios protagonistas a quienes va dirigida.
    Tu labor como madre y educadora es un ejemplo, aunque solo sirva para ti y los tuyos.
    Un bsazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, te ha salido un comentario rimado, amigo poeta. A eso de que no hay recetas en ésto del arte de maternar y paternar apunto, así como tampoco creo que se deba uno ceñir a recetas predigeridas en nada de lo que se hace por pura vocación en la vida. Hay que sacar al artista, al mago, al payaso, al poeta, al filósofo y al equilibrista que todos llevamos dentro de nuestra alma a colores para surcar los mares bravíos de la individualidad que se brinda a los demás, tanto en la crianza como en la educación, en el arte, en el deporte y en la política, que dicen que es el arte de lo posible, y aunque no se ve aplicada esa máxima en lo más mínimo, ya que parece imposible que se equivoquen tanto y tan mezquinamente para su propio beneficio, se me figura bastante cierta.

      No intento ser un ejemplo, en verdad, querido Spa. Mis hijos me juzgarán desde su más respetable individualidad y su factura han de pasar: eso llega con la edad. Sólo me sale de adentro cantar alguna que otra verdad tal como yo la veo, desde mi propia subjetividad. Así también juzgo al arte, la educación, el deporte y la política. Pura subjetividad lo mío. Aunque da la casualidad causal, como digo últimamente, que mi mensaje en una botella un alma afín ha encontrado a la orilla de mis playas con arenas movedizas y en la estela que van dejando mis pasos mientras hago camino al andar. Y eso es de celebrar.

      Me debes aún una aclaración en tu comentario a la entrada anterior, pero no te veo uñas de guitarrero pa continuar esa payada, Otelo ;)!

      Un besazo y gracias!

      Fer

      Eliminar
  7. Vaamos por partes mi querida FER ( como dijo Jack el destripador:-)

    Primero.-
    Totalmente de acuerdo contigo en tu ( vuestra) cruzada en defensa de la singularidad de cada niño, potenciación de su creatividad, su personalidad, su individualidad... del todo de acuerdo con que le buen profesor es aquel que busca la manera de motivar, animar y propulsar a cada uno de sus alumnos intentando encontrar la tecla mágica que activa a cada uno ( porque en todos, absolutamente en todos los alumnos existe) otra cosa es que el interés del profe, el tiempo y las circunstancias meteorológicas ( la mayoría de las veces adversa) lo permitan... con todo de acuerdo, por cier... ¿¿de verdad en la Argentina les montan esas fiestas tan repolludas a las niñas en sus cumples?? xD!! si así se fabrican pequeñas idiotas adultas en miniatura aaayyy!! qué nos va a salir de ahí... en fin...sigo que estoy lanzada, te digo además que cada vez me produce más repelús el uso del marketing para meternos por los ojos lo que los cuatro listos de turno están empeñados que consumamos...he decidio declarar mi particular guerra a todo lo hiper publicitado, si puedo y solo por llevar la contraria me voy a lo que a casi nadie le gusta, no sé si será por mi espíritu medio ácrata conservador jajaja que suelo ir a la contra de lo que todos mandan y te digo más, cada vez descubro más joyas a toodos los niveles, será por aquello de que también tengo un puntito marciana. Bieeen, por no enrrollarme más, bien por ti y por tu amiga MARIELA, a mi me tocó un pequeñajo que se empeñó en que los patos tenían que ser azules ( pico, patas y plumas, todo:-) porque volaban por el cielo y además lo pintaba por dentro y por fuera del dibujo porque necesitaba que cielo y pato fueran iguales jajaja por más que sus profes se empeñaron, no hubo naada que hacer... desde entonces ( de esto hace más de 10 años) en mi casa los patos y casi todo, es azul:-)

    Segundo y fin.-
    ¿Cómo es posible que en una entrada como esta, mi FER, que es un clamor libertario por la creatividad y libertad de los pequeños? ¿cómo es posible preciosa que en medio de este grito tuyo machaques de esa manera la mujercilla de Miro? vale que no te guste, vale que te parezca horrorosa, nada hay escrito en gustos y nada obliga a tragar con lo que no va con el nuestro cielo, nada que decir frente a eso, perooooo...no taches de marcada por el marketing su obras por favor, no hagas eso, te lo suplico, si lo haces todos los argumentos defendidos por ti en esta entrada los tirarás a la basura, porque... más allá del valor artístico de la obra de Miró, más allá de la opinión de galeristas y entendidos que a mi casi siempre me traen la fresco, más allá de si fue o no un brillante creador, MIRÓ, mi querida FER fue...¡¡¡ UN NIÑO GRANDE HASTA SU MUERTE !!! eso fue MIRÓ.

    Por eso sus colorines ( algunos dicen que es porque le tiraba mucho su vena Mediterránea) sus pinturas y obras casi Naïf, solo los que conservan la mirada de los niños al mirar lo que hizo descubren que en esa mujercilla que a ti no te gusta naaada y supones producto del márketing se esconde una cicatriz en la mejilla símbolo de sus muchas guerras, un hueco en su vientre de donde sale la vida que da a luz y una grieta en su pecho por donde se el escapa su enoorme corazón ¿de verdad si te digo esto no te sientes orgullosa de pertenecer al género de ese bicho de lata piramidal, con tornillo de nariz?... porque yo, sí .. es que soy muy infantil, va a ser eso:-) ¿Harás el esfuerzo de mirarla con ojos más cariñoso la próxima vez preciosa? sé que sí... a ti se te sale el cariño por todos lados.

    Muuchos muuchos besos, mi querida argentina bleadora:))



    PD
    ¿Has visto lo bien que se me da a mi ir de Quijote? aaale!! ya puedes empezar a darme como a una estera jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sale tan bien la quijotada, pero te diré que por más que me cuentes lo que cada objeto de esa pieza que escu(l)pió Miró, de cuya originilidad y maestría no dudo en su obra en general, yo lo que veo desde mi absoluta subjetividad en este caso en particular es un inodoro, querida María, una mujer reducida a un inodoro rodante y con cabeza cuadrada. Por eso, aún ignorando lo que los 'connaisseurs' y galeristas interpretan, me cago en las interpretaciones de los críticos y te digo que la escogí especialmente como alegoría para defender a "la femme" de semejante semejanza. Con todo respeto y libertad me cago, ya que para eso están hechos los inodoros... Por más que lo mire con cariño, no logro ver otra cosa en esto que una buena imagen para vender "inodoros artísticos". Menudo homenaje nos ha hecho a tantas mujeres que pasamos años de nuestras vidas maternando y limpiando culos por el bien de la humanidad desde nuestra infinita y valiosa invisibilidad. Bastante poco "naïve", en mi modesto parecer.

      Recuerdo haber visto obras de Miró expuestas en el Reina Sofía que me resultaron un insulto al arte y al espectador y admirador de arte, compartiendo el espacio con otros pintores de su raza a quienes deshonra con buena parte de su producción. Lástima que no he logrado encontrarlas online, ni tampoco quise revolver mucho, ya que si de pintores y arte se trata, prefiero pasar por otra sala. He visto allí un lienzo en blanco con un hilo anudado colgando de él y la firma de Miró debajo. Eso cotiza en millones de euros, y es sabido que se le han encargado obras por las cuales cobró fortunas.

      Me quedo toda la vida con aquellos artistas que han hecho arte por puro amor al arte. De todas formas, no soy quien para juzgarlos, ya que "El arte (helarte) es cagarte de frío",como reza un dicho popular y con doble sentido en esta tierra, y encierra, como todo dicho del vulgo, para el cual las interpretaciones de los críticos no sirven a la hora de extasiarse y disfrutar del arte, una gran dosis de verdad. Hasta Quino, el más grande de todos los artistas de humor gráfico argentino, y me atrevería a decir, universal, una vez admitió en una de las pocas entrevistas que concedió en televisión en su vida, que al notar que el merchandising de Mafalda no tenía nada que ver con su arte y que se estaba desnaturalizando la pureza de Mafalda y haciendo dinero a costa de su obra, decidió tomar cartas en el asunto y lanzar su propia línea de productos. Y me parece bien. Por eso a Quino le creo, porque lo ha confesado públicamente, lo ha blanqueado, pero este Miró la fue de artista y de "niño grande hasta su muerte", sin que yo me haya enterado que blanqueara cuánto "arte" había hecho por dinero y nada más.

      En fin, hemos puesto los puntos sobre la ies y me he evitado la acidez que me produce quedarme con una opinión en el buche cuando puede disgustar por desacuerdo a un comentador, en este caso, a una señora comentadora, que no me animaría ahora a llamarte "femme", por las resonancias que Miró le ha "ca(r)gado" a la palabra, una señora que conoce de arte y que es, sin dudas, una de las comentadoras más calificadas de este espacio y tantos otros que pululan por el ciberespacio de habla hispana.

      Muchos besos para tí también, María, y pasemos a otra cosa mariposa, o "bolboreta", que el mundo nos llama a volar, a hacer y a pasar por el inodoro de vez en cuando también, que es lo más natural, como mujeres con cabeza redonda y pensante.

      Gracias también y sobre todo en el desacuerdo ;)!!!

      Siempre tuya!

      Fer

      Eliminar
    2. Mi querida Fer, pensaba regalarte un Miró por tu cumple, ya veo que no hubiera sido buena idea;))

      Algunas obras de arte, como algunas melodías se aprecian fácil, al primer mordisco te enamoran...otras veces FER, tienes que conocer cual es la evolución del artista hasta llegar a lo que tienes ante tus ojos. Si te descubren ese proceso, puede que siga sin gustarte, pero lo valoras diferente. AQUÍ, en unos 20 segundos y muuucho mejor que yo, te lo explica ;)) ...dicho lo cual, respeto tu opinión, cómo no y mil gracias por tu esfuerzo en letras, tenemos cientos de temas en los que lo vemos más parecido, no pasa nada, en este, querida mía... tiro el rey y te regalo la partida ;))

      Muuchos muuchos besos mi cielo...cuando seas mala conmigo te enviaré anónimos firmados por Miró, sé que se te pondrán los pelos como escarpias:-) ...Feliz noche Muaaaakkss!!

      Eliminar
    3. Desearía de mil amores que me regales un Miró para mi próximo cumpleaños: lo vendo, me hago millonaria, me compro un Dalí o un Klimt, que me encanta, aunque a tí no (que es por los rostros inexpresivos femeninos, que ya me lo has dicho eso también en su momento, aunque le encuentras arte a este inodoro...), dejo el blog, me siento frente a la obra inspiradora y escribo el libro que se convertirá en best-seller: Cómo hacerse millonari@ teniendo un blogcito de poca monta: Recursos de marketing para bloguer@s principiantes, Tomo I, Editorial Miró. Así por fin me haré visible, digo, por Miró ;)!!!

      La verdad es que este Miró me ha causado diarrea, no dispongo hoy ni de 20 segundos para ver lo que me dejas, pero lo haré, te aseguro, con tranquilidad y una vez que haga efecto el carbón que me he tomado :)!!!

      No sabía que estábamos jugando al ajedrez, pero no tires tu rey, que todavía te puede servir. Una nunca sabe, María, cuando llega el Final de partida. Haz como Ham en esa obra de Beckett, aunque te aseguro yo no seré tu Clov, lo siento. Te quiero demasiado como para jugar ese papel.

      No te creía capaz de mandar anónimos, pero un anónimo con firma marketinera tiene otro "level"!!!

      Ay, no puedo más... lloro de la risa ¡Cómo me he divertido con este desacuerdo tan enriquecedor como esclarecedor! Te lo agradezco de corazón al final de un largo día, ya que me espera uno peor. Así que nos veremos el viernes, María, con un poco de suerte y viento a favor. Entonces pasaré por tu casa a visitarte, y prometo no hablar de arte!!!

      Feliz noche y feliz jueves!!!

      GRACIAS!!!

      Fer

      Eliminar
  8. Me da cierto apuro escribir después de leer el vehemente y muy aprovechable comentario de María. Yo no sé si Miro fue un niño hasta el final o en algún momento se hizo demasiado consciente de si mismo y sacrificó su alma artística a los altares de la gloria. No lo sé, yo en ésto concuerdo con mi admirado Proust cuando en su ensayo contra Sainte-Beuve deslindaba la obra de la propia experiencia vital del que la crea.

    Lo que más me gusta de tu entrada es la consciencia de tu personaje, seas o no seas tú, en asumir los diferentes papeles que la vida te otorga intentando compaginarlos de la mejor manera posible. Tengo la sensación de que te produce cierta perplejidad que la gente se olvide de la persona que fue para darle poder a la persona que es.
    ¿Por qué los profesores se olvidan de que fueron alumnos?
    ¿Por qué los padres se olvidan de que fueron hijos?
    ¿Por qué la esquizofrenia llega hasta niveles tan altos como para hacer que los profesores con hijos olviden su condición de padres en el momento en que se convierten en profesores y viceversa?
    No sé la contestación a estas preguntas pero imagino que todo tiene que ver con la asunción de los roles, de la escenografía y del vestuario. Asumes un papel y te lo acabas creyendo. Al final lo haces de forma tan intuitiva que pasas con naturalidad de una personalidad a otra sin que te cueste esfuerzo. Creo que es más fácil adoptar una personalidad múltiple y adaptable a cada circunstancia que consolidar esa que va contigo a todas partes y que huye escandalizada hacia el fondo cuando la aparente toma el mando.
    Yo también me voy por las ramas y tan siquiera tengo el consuelo de resolver el problema, aunque sea de forma distinta.

    Muchos besos, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio, te digo, querido Krapp, que con la historia de Proust has hecho como Pilatos con respecto al juicio sobre Miró, y te has consagrado: "un capo".

      En segundo lugar, me alegra que te guste lo que dices que te gusta de este texto, porque a mí y a esta mujer Mariela también nos gusta asumir conciente y responsablemente todos esos roles que las mujeres del siglo XXI asumimos a diario, a pesar de que atentan contra nuestra salud en muchas oportunidades, por la demanda y el esfuerzo que ello implica. Pero lo hacemos, ante todo, por elección personal.

      La esquizofrenia es un mal de nuestros tiempos, así como lo es la despersonalización y la alienación. No podría yo tampoco contestar a tus hondas preguntas existenciales, pero vale la pena formularlas en voz alta y vivir para encontrarles la respuesta, aunque terminemos por no aceptarla como la verdad con la que explicamos y enfrentamos nuestra propia existencia y la huella que dejamos de nuestro paso por el mundo.

      Muchos besos, Krapp y muchas gracias!

      Fer

      Eliminar
  9. No dejo de darle vueltas a esa meditada idea de tachar tesoro y sustituirlo por cofre. Detras de eso tiene que existir por fuerza una razón de peso...aunque por más que la busco no la encuentro.
    Sobre el marketing, en fin...hay gente que se gana la vida diseñando campañas de esto y lo de más allá. Vendiendo ideas de todo tipo. Y luego la sociedad las compra o no, ya que de eso se trata, un mercado de compraventa de atactivos.
    Otras cosas no van por ahí. Mi equipo también bajó este año. Es el equipo al que mi padre me llevabva desde niño y el que sigo apegado desde hace tantos años, que forma parte de ti, como una extremidad más. Imposible buscar una explicación racional y sosegada. No la hay. Pero bien que lo lamento. Un día hasta me fuí a los exteriores del campo vacío. No hice nada, solo dar vueltas sobre mi mismo sin ningún propósito.
    De Miró mejor no opino, no soy experto en adivinar cada una de sus ocurrencias. Y en arte tampoco. Vaya, creo que ya opiné. Muy interesante texto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido Víctor, por tu sensibilidad y empatía. ¿Será necesario ser experto en arte para opinar? ¿Qué significa "ser experto en arte"? ¿No tiene eso también algo de marketing? ¿No será acaso como empeñarse en hacer que una niña de primer grado sustituya su "tesoro" por el "cofre" de su maestrita? Me quedo pensando. Gracias por siempre hacerme pensar y por pensar junto a mí la realidad que me toca protagonizar. Así no me siento tan sola, ¿sabes?

      GRACIAS POR ESO!!!

      Un beso!

      Fer

      Eliminar
  10. Estimada, estoy de acuerdo en que lo que has transmitido es exactamente lo que sudece.
    No soy, ni por lejos, conocedor de nada que tenga que ver con la educación ni con la psicoligía infantil, pero me pregunto qué importancia relativa puede tener la opinión de la edudadora frente a la opinión de una familia coherente y medianamente preparada. Aunque te toque una energúmena al frente del curso, entiendo que la valoración familiar alcanza para contrarrestar las falencias de la profe. Me pregunto si es relevante que la profesora camie el 5 por el 10. ¿A quién le importa la nota? De alguna manera, buscar el 10, refuerza la cultura de los resultados frente a la cultura del esfuerzo y del saber. "Uno debe estudiar para saber, aprobar es una consecuencia" decía un profesor de Matemática II, del que aún recuerdo el apellido -circunstancia casi asombrosa si se tienen en cuenta que a veces olvido mi segundo nombre-.
    El foco de la valoración debería en el interior de cada uno, y creo que la mejor manera es inculcarlo desde el seno familiar. Si la cruzada es para encauzar a la profesora me parece bien, por más que creo que habría que encararlo desde otro lugar, pero si de lo que se trata es de reforzar la autoestima del niño y evitar las injusticias, no me parece el camino adecuado.
    Todo esto dicho desde el cariño sincero y la admiración al valor y a la claridad.
    Besos & abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, claro que vale. Y no es que en casa les pedimos que traigan 10, sino que aprendan. Pero la autoestima es algo muy delicado que se construye también desde afuera, desde el estímulo y la aprobación que uno recibe de sus guías y sus pares, y esto pesa mucho a cierta edad, aunque tal vez ya no tanto en la universidad. Yo a mis alumnos les transmito el mismo mensaje: "Lo importante es aprender, la nota es una circunstancia". Pero resulta que a la hora de ganarte una beca o de conseguir un trabajo, eso influye, Rick. Por más que los padres no pongamos el foco ahí, la sociedad nos mide así, lamentablemente.

      Ya me estaba extrañando tu ausencia, amigo. Espero que no hayas andado engripado como yo...

      Un beso y gracias por tanto cariño sincero y sinceridad: "Se siente, se siente, Rick está presente!!!"

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."