jueves, 11 de agosto de 2011

Más síntomas de una enfermedad global: violencia en el Reino Unido


  Me informo en La nación Digital hoy más a profundidad de los disturbios violentos en el Reino Unido que vienen aconteciendo hace cosa de cinco días. No soy especialista en estos temas, soy una simple ciudadana del mundo que contempla con asombro y preocupación lo que sucede en el planeta más allá de los debates políticos por las Primarias del domingo próximo en la Argentina, que es lo que más vemos en los medios televisivos locales últimamente. Y pienso con riesgo a equivocarme que este puede ser un síntoma más de la enfermedad global que requiere medicina urgente. Por supuesto, la violencia no es la respuesta. "Love is the answer", diría John Lennon ("El amor es la repuesta"). Pero no estamos cerca. Se escuchan cosas como ésta:

                             "Nosotros odiamos a la policía y ellos nos odian"

Tras la advertencia de Cameron, vuelve la calma a Londres


   Londres es una ciudad totalmente vigilada por cámaras en cada esquina. No sucede nada sin que quede registrado por las cámaras callejeras. Parecido a lo que alguna vez envisionó George Orwell en "1984": todo controlado por el ojo de Big Brother. Y no puedo dejar de preguntarme:
                                  ¿Por qué sucede lo que está sucediendo? 

  Pues hay un disconformismo de base con  los ajustes económicos, y el gobierno parece tambalear, o al menos eso escuché anoche en televisión. Están los oportunistas, infiltrados y activistas de turno que aprovechan para sembrar el caos y crear el desorden social que genera pánico y estupor. El gobierno y la policía se muestran fuertes y se hacen presentes por centenares con refuerzos policiales traídos desde Escocia. 

Dice La Nación:

"Todo el país está impresionado con las terribles escenas", aseguró Cameron.

El premier advirtió que el Reino Unido necesita "demostrar al mundo que los responsables de los disturbios no representan al país"; vuelve la calma, pero sigue la incertidumbre.

LONDRES.- El primer ministro británico, David Cameron, prometió hoy ante el Parlamento que hará "todo lo que sea necesario" para restaurar el orden en el Reino Unido y que los culpables de los disturbios "pagarán por ello", mientras la lluvia y una mayor presencia policial anoche parecen haber evitado una quinta madrugada de disturbios.
"Necesitamos demostrar al mundo, horrorizado con lo ocurrido, que los responsables de los disturbios no representan al país y a nuestra juventud", y que, a un año de los Juegos Olímpicos de Londres, el Reino Unido "resiste" y "no abandona".
El premier hizo una declaración ante el Parlamento británico, reunido en sesión extraordinaria por la ola de violencia iniciada en Londres el sábado último y que en días pasados se extendió a otras ciudades inglesas, con más de 1000 detenidos.
"Todo el país está impresionado con las terribles escenas de gente saqueando, violencia, vandalismo y robos", indicó David Cameron, que volvió a calificar los disturbios de "delincuencia pura y dura".

Foto: EFE


Cameron consideró "injustificable" la ola de violencia y aseguró que las autoridades están actuando "de forma decisiva" para restablecer el orden en las calles, lo que ha dado como resultado que ayer la noche fuera de calma. La policía seguirá en las calles con un elevado número de efectivos durante este fin de semana, dijo.
"No permitiremos que una cultura del miedo exista en nuestras calles, haremos todo lo que sea necesario para restaurar la ley y el orden, y para reconstruir nuestras comunidades", apuntó.
David Cameron se refirió también a la cercanía de los Juegos Olímpicos de Londres, que se inaugurarán el 27 de julio de 2012 y en los que la seguridad es el gran reto. "A un año de los Juegos, necesitamos demostrar que el Reino Unido no destruye, sino crea; que no abandona sino resiste, y que no mira atrás, sino hacia delante", concluyó.
El primer ministro indicó además que no habrá "complacencia" ante la violencia callejera y que la policía tendrá toda la autoridad legal que precise para hacer frente a los alborotadores, a los que calificó de "delincuentes". "Los buscaremos, los encontraremos, los procesaremos y los castigaremos", indicó Cameron, que en los últimos días endureció su lenguaje ante la gravedad de los hechos que vive este país.
Los tribunales británicos, que llevan dos días operando durante la noche, se han mostrado efectivos en hacer justicia y se les dará todos los poderes necesarios para que puedan seguir haciéndolo, apuntó además el primer ministro.
Una mayor presencia policial y la intensa lluvia que cayó anoche en algunas partes del país parecen haber evitado una quinta jornada de vandalismo en algunas áreas afectadas duramente durante las últimas noches.
Agencias AP, EFE y AFP .
http://www.lanacion.com.arExterior

4 comentarios:

  1. No puedo hacer un comentario lúcido sobre que le (nos) pasa al mundo. Pero me quedo con la imagen de Mafalda con la que arrancaste el post... qué genialidad Quino y cuánta vigencia de la tira!! No aprendemos más.
    Estoy poco comentadora ultimamente... beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar: yo me animé a pensar en voz alta no más. Sí, totalmente de acuerdo: Quino es una genialidad!!!
    Beso grande, Vale!

    ResponderEliminar
  3. Qué terrible...Una vez hablando con mi psicóloga sobre la generación de mi hija (dos años) y sobre lo diferentes que son a lo que éramos nosotras (30 años) me dijo algo así que la humanidad estaba cambiando y necesitaba esta clase de chicos, con más energía, menos sumisión, mayor intuición, etc., etc.. Chicos índigo, cristal, especiales.
    Pero a veces tengo miedo que toda esa mayor energía y picardía sea usada de forma negativa. Bah, ya lo es.
    También me gustaría ser optimista con que mi hija y su descendencia van a vivir en un mundo mejor, pero con todo lo que se ve últimamente, cuesta! Estamos tan informados de lo que pasa en cada rincón del mundo, que es muy difícil mantener el optimismo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Gi, por pasar y comentar siempre!!! Lo de los treinta decilo por vos: yo ya no puedo cantar 30, canto 40 ... y 3... Será por eso, a lo mejor, que no descarto esa idea de los niños índigo y cristal de plano. Me cuesta creerla, me parece que corremos el riesgo de crear una generación idolatrada y así quemarla,y hay cosas que he leído y escuchado al respecto que no me cierran de estas teorías. Lo que sí te digo es que mi hija hace, a lo Gandhi, resistencia pasiva: si la cosa no le va, no te hace un escándalo (en el cole, en casa es diferente...). Directamente, hace huelga de brazos caídos, o "lentos", se toma su tiempo y tarda el doble, en una forma de protesta. Y cuando llega a casa con algunas cosas sin terminar y le preguntó por qué, me dice cosas tan ciertas y adultas sobre el sinsentido de la actividad, o el sinsentido del apuro y la cantidad, como :"¿Por qué tengo que copiar y resolver 10 cuentas en una hora?", o "¿Por qué los grandes tienen tanto apuro siempre?", que me cuesta discutir con ella para hacerla entender que el mundo adulto tiene sus tiempos, y que si no encaja, la que más pierde es ella... Después de todo, tiene 8 años, y los quiere hacer respetar, después de que tanto le han enseñado sobre "los derechos del niño"... Ella: "Piensa, luego estorba", pero no es de las molestonas indisciplinadas, sino una rebelde con causa y pacífica. Probablemente, la causa es que sus padres son docentes, y saben algo de enseñar, y se la pasan charlando de eso de "calidad" vs. "cantidad", y además viven apurados y apurando a sus hijos, pero porque el tiempo lo impone el afuera, no por elección propia. Estamos también indignados con esto de vivir tan apurados...
    En fin. Un poco de todo: más síntomas de la misma enfermedad. En una de esas, quién te dice, alguno de ellos descubre el remedio... ¡Ojalá así sea, Gi!
    Un beso grande para vos y tu hija,
    Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."