jueves, 20 de diciembre de 2012

El fin de los tiempos...



  
  No entiendo bien por qué razón en nuestro mundo occidental judeo-cristiano está mal visto hablar del Libro del Apocalipsis, el último de La Biblia, el best seller más rotundo de todos los tiempos por alguna razón, a pesar de la mala prensa que ha tenido por siglos, mientras todo el mundo se tragó el sapo de las predicciones Mayas, con todo el respeto que este pueblo aborigen mesoamericano me merece. Mis hijos este año han aprendido más acerca de los Mayas y han visto más videos aparentemente serios y cientificistas que dan prueba del fin del mundo según lo vaticinaron ellos de lo que han leído La Biblia, siendo que ambos asisten a un colegio parroquial. Paradojas del posmodernismo que me superan.



   21 del 12 del 2012. Las profecías Mayas son 7, la Bestia es el 66, los jinetes del Apocalipsis son 4. Digo, para los que quieran jugarle a algunos numeritos, tienen para entretenerse. ¿Quiénes, cuántos y por cuánto son los que estudiaron las profecías Mayas, a qué credo, dogma o secta responden, y cómo llegan a la conclusión de que aquella alta cultura americana se vio venir el fin de mundo justo ahora? Hablan de tormentas solares cataclísmicas, debido a que el sol está que arde en este ciclo, que nos dejarán sin electricidad y por ende sin agua y sin combustible en poco tiempo a los malos que vivimos en la civilización y le dimos la espalda a la naturaleza, como si se tratara de una decisión personal. Por lo tanto, los únicos capaces de sobrevivir a este fin mentiroso, ya que daría paso a un nuevo comienzo, serían aquellos que viven en aldeas o comunidades alejadas de la perversas urbes, prescindiendo de la electricidad y en armonía con la naturaleza que, según esta gente, los citadinos irresponsables y ávidos de poder y dinero hemos desbaratado, metiéndonos a todos en la misma bolsa de gatos para  que nos quememos en el infierno a partir de mañana. Somos los responsables de los desastres que tenemos, los cambios climáticos, los altos niveles de basura y polución, la violencia y la maldad descarnada en la que subsistimos, etc. En fin, somos los malos de Sodoma y Gomorra remixados versión siglo XXI.



   Según ellos, con esa casta impoluta que vive alejada de la urbe se producirá un nuevo amanecer que sincronizará a todos los seres vivos y les permitirá acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades, en las cuales el cambio será la clave. En lugar de internet nos comunicaremos a través del pensamiento, encontraremos paz interior sin necesidad de ansiolíticos ni psicólogos, elevaremos nuestra energía vital prescindiendo del Viagra y de los antidepresivos, llevaremos nuestra frecuencia de vibración interior del miedo hacia el amor sin usar ningún botón ni tecla, ni iPad, ni iPod, ni iPhone, ni Smart o Touch screen, ni mp3, 4 y 5 y lo mejor de todo será que podremos captar y expresar mensajes a través del pensamiento en vez de usar el mail, Messenger, Facebook, SMS, WhatsApp y What the Fuck... Lástima que parece que toda la gilada que está leyendo esto y quien suscribe no entremos en el número selecto de seres responsables que han vivido en el lugar correcto para salvarse de la catástrofe de la que ya sabían los Mayas unos siete siglos atrás. Nótese la importancia del siete en todo esto: hay que jugarle al siete...
 

  La energía de "un fogonazo desde el centro de nuestra galaxia, la vía láctea, activará el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta" (¿?), y esto traerá la paz a los hombres y ampliará la conciencia de todos acerca de lo que La Biblia viene diciendo hace más de dos milenios: que hemos sido hechos a imagen y semejanza de un ser supremo que nos ama y que espera que amemos a nuestro mundo y a nuestro prójimo tanto como a nosotros mismos. ¡Chocolate por la noticia Maya, entonces!

   La verdad es que todo esto me resulta una receta New Age bastante indigesta con una pizca de la Era de Acuario, unas cucharadas de índigos y cristales y el golpe de horno de los oportunistas de siempre, que necesitan de estas creencias para depositar su fe en algo o para lucrar con la incredulidad de muchos de diversas maneras: desde libros hasta remeras y fiestas temáticas. El cuento del nuevo amanecer con una humanidad unida telepáticamente y capaz de prodigar amor y volver a un estado de equilibrio paradisíaco perdido por nuestra culpa, esa culpa que resulta tan odiosa cuando se machaca sobre ella desde lo que muchos llaman "el dogma", suena muy lindo, muy onda Edén, ya lo leí en varios cuentos y lo vi en unas cuantas pelis, pero no creo que pase. 
    
  Por si acaso, volví al Libro del Apocalipsis, el más rico en símbolos y profecías del Nuevo Testamento, y tal vez el más difícil de interpretar para legos y expertos. Llamativamente, el Apocalipsis está basado en una estructura septenaria (las cartas a las siete iglesias, los siete candelabros, las siete estrellas, los siete sellos, las siete trompetas, las siete copas, las siete visiones del fin, etc.), y las profecías Mayas son, casualmente, siete. En el Apocalipsis se habla de la destrucción de Babilonia y de una Nueva Jerusalén, y según esta gente, cuya procedencia desconocemos pero que hasta en Obama se amparan para validar sus presagios, después del desastre habrá un nuevo amanecer. Si hay algo que quienes me enseñaron a acercarme a La Biblia sin temor ni prejuicios me transmitieron acerca de este último libro es que su estilo críptico es todo un género literario, comparable a lo que vemos hoy en películas como justamente "El día de mañana", "Independence Day" o "Soy leyenda", y que nadie conoce ni el día ni la hora de lo que se interpreta como el fin de los tiempos. 
  
  Así que yo propongo dormir tranquilos como angelitos, levantarnos a ver el sol, tomarnos unos mates o una rica taza de café, hacer una caminata, y definitivamente pasar por el puesto de lotería más cercano a ver si nos ganamos el Gordo de Fin de Año con tanto número que especula sobre el fin de los tiempos y nos distrae de los otros números, los que no cierran.


A boca de jarro

24 comentarios:

  1. Salvo lo del Viagra, suscribo todo tu análisis, profundo y simpático. Me atrevería a decir que si hay algo que ha convencido a las deidades vengativas de perdonar -aunque sea momentáneamente- a esta raza de mentirosos y predadores, es el invento de la pastilla celeste. Me imagino que un dios bondadoso -y masculino- habrá pensado: "ahora que le encontraron la vuelta dejémoslos que disfruten". Es así estimada, no hay que agradecerle a Newton, ni a Edison, ni a Pasteur, ni a Einstein, ni al error de cálculo de los amigos Mayas, hay que agradecerles a los buenos de Pfizer, que no sé bien si detuvieron el Apocalipsis, pero a muchos nos alegraron la vida, jajajajajaj
    Qué sigan los éxitos, un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día, James. Uy, ¿qué pasó que no nos comunicamos telepáticamente desde hoy? Bueno, sigamos en Blogger que no está mal. Lo del Viagra es un invento maravilloso y absolutamente antiapocalíptico, estimado amigo. ¡No te olvides que hay Viagra femenino ;)!

      Un beso y que siga rodando el mundo a ver a dónde vamos a parar.

      Eliminar
  2. Pues ahora mismo son las 9,40 de la mañana en la Península Ibérica y ni en el cielo ni en el infierno se ven señales apocalípticas. Como imagino que la destrucción del mundo debería ser universal queda poco tiempo para que las predicciones se produzcan o se desmientan ya que mientras ahí no es de día nuestros vecinos de Extremo Oriente están a punto de pasar la hoja del calendario y llegar al día 22.
    Un día entrañable en España porque es el sorteo de la Lotería de Navidad y después de ver tanto siete en tu magnífica e ilustrativa entrada me da pena no tener más boletos con esa terminación.
    Quizás sea necesarios esta clase de numeritos del que hemos vivido ya algunos -la muerte de los primogénitos, 1984, el fin del segundo milenio, la llegada del Anticristo etc..- como antídoto a nuestro excesivo apoltronamiento en una vida marcada y perfilada de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aquí son las 8 y 15 de una mañana fresca y soleada y lo único que terminan son las clases, por lo que debo asistir al acto de fin de curso de mi peque. No hay signos de tormentas solares ni alerta meteorológica, al menos por ahora. Ayer hubo unos saqueos en unos supermercados en Bariloche, hermoso lugar por cierto, pero eso sí que se les pasó por alto a los Mayas. Se llevaron mayormente electrodomésticos, tal vez para ver el Apocalipsis por TV pero en un plasma Full HD 3D de 152". Creo que llegamos tranquilos al 2013 y da para seguir penando, amigo Krapp. Estás a tiempo de la lotería de Fin de Año: ¡seven up!

      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo creo que todo eso fue un intento de mal de ojo y de asustar a los conquistadores españoles cuando llegaron allá; lo que sucede es que estuvieros poco finos con las fechas.

    12 del 12 de 2012. A ver, estamos en 1697, tengo 32, para 2012 tendre..., Uy, a mi ya no me coge. Venga pa alante -diría el bueno de Martín de Uzúa. Y los Mayas tuvieron el fin de su mundo con un poco de adelanto sobre el horario previsto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, amigo desastre, lo curioso es que el final de su propio mundo los Mayas no lo profetizaron...

      ¡Un saludo y gracias!

      Eliminar
  4. muy interesante una vez más. Supongo que resulta para algunos muy facilón meterse con las Biblia. Normalmente son los mismos que guardan en su casa algunos libros a los que no les basta con admirar sino que los consideran como "biblias" sin inmutarse.
    Esto de los Mayas, bueno,pues parece como no. Lo impostante no es que la prestidigitación les llevase a esa conclusión. Lo peor es lo que tu señalas. Que el asunto ha sido recogido por muchos modernos como el último tema de temporada. Una moda efectivamente muy new age que ve soluciones en cualquier formula alternativa, y que pretenden con ello sorprender y crear nuevas expectativas. Pero lo másimportante eslo que tu señalasmuy bien: que senos pretende vender como mercancía y pensamiento nuevo algo que es antiquísimo, como todo lo referido al nºsiete y sus significados.Algunos creen haber descubierto la piedra filosofal ala vezque desprecian la biblia. Y eso no cuela. Y encima ¿Obama?. Mucha gente debiera leer este texto,es verdaderamente ilustrativo.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resultó interesante, querido Víctor, ponerme a leer de qué se trataba esto con lo que daban tanto la lata y quiénes estaban detrás. No logré averiguarlo. Citan periódicos donde aparecieron noticias del bendito fogonazo que se desprendió del medio de la galaxia y lo ponen a Obama afirmando que entramos en un tiempo de mayor actividad solar: Obaba reconoce formalmente la amenaza nacional de tormenta solar.

      Pero no dicen quienes son ni en qué creen, simplemente expresan su admiración por los Mayas, y mezclan astronomía con astrología y pseudo-religiosidad: todo muy mal redactado, con faltas de ortografía en un .com que no vale la pena siquiera citar como fuente.

      Anoche mi hijo mayor, que está obnubilado con el tema, como tantos adolescentes, me comentaba que hay hasta cruceros de lujo zarpando hoy mismo cual arcas de Noé para que las clases altas se salven de la debacle en medio del océano.

      La verdad es que el texto es un compendio de todas las patrañas que encontré en internet relacionadas con el tema y lo que arrojó mi repaso del Libro del Apocalipsis, que no había vuelto a leer desde mi adolescencia y que sigue siendo tan enigmático como entonces, aunque ya no asusta a nadie luego de haber visto tanta película apocalíptica y leído tanto cuento chino.

      Un abrazo y gracias, Víctor: seguimos comunicados en el mismo mundo.

      Eliminar
  5. Por cierto, ¿Qué diran mañana los Mayas? ¿Tal vez la frase de moda?: Lo sentimos mucho, nos hemos equivocado y no volvera a suceder.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harán como el servicio meteorológico, que tiene poco de lógico y mucho de "mintiorológico", como decimos en casa. Dirán que el viento, que las nubes, que la presión y luego nos saldrán con otra alerta del fin del tiempo en un tiempo.

      Otro saludo y dobles gracias.

      Eliminar
  6. Gracias por seguir, confirmo, tu blog es muy interesante, pero creo que lo que si comienza es una nueva era, friamente pensemos,teniamos todo, aunque no, lo mas importante. Estabamos en una burbuja que estallo, tenemos que empezar de nuevo,¿como? no se, pero veras como pasado un tiempo, esto se recordara, imaginemos una ecuacion muy dificil, pero se reslvera, faltan los comos y porques, MIS MEJORES DESEOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jesús. Ojalá tu creencia se haga realidad. A mí me cuesta creer en un nuevo comienzo, o al menos creo que los nobles de espíritu estamos siempre empezando día a día desde la pequeñez de nuestras vidas cotidianas y hay poco que podamos hacer más allá de esa gran pequeñez.

      Un beso grande. Retribuyo tus buenos deseos.

      Eliminar
  7. jajaaa wtf!
    Me hiciste reír un poco, no porque no sea serio en serio.
    Ayer veinte, leí esto:
    "En 1947, hubo un estudio de la astrónoma Maud Makemson sobre el calendario de cuenta larga. Según la astrónoma del Conicet Beatriz García, ese estudio fue reinterpretado "de la peor manera y transmitidas a la gente sin ningún tipo de filtro". En tanto, López sostuvo que "la idea de la profecía es parte de una relectura de los movimientos 'New age'. De esta manera, al tomar conceptos de los mayas, estos grupos pretenden dar legitimidad a sus ideas del presente".
    Y también leí esto:
    "Rigoberta Menchú lamenta el mal uso y las burlas hacia el calendario maya. Según Menchú existe "una total ignorancia del manejo del calendario maya", y "el sensacionalismo nos ganó. El 22 de diciembre, los mayas hablaremos de lo que significa el sagrado calendario maya".
    A mí me suena a business...

    El siete me encanta, pero no soy de jugar.
    Un beso grande Fer. Felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no hace falta ser astrónoma del Conicet para oler "Newageism" en esto también. Muero por escuchar a la Menchú, que suena paqueta más que Maya, pero igual me encantaría ver lo que esta Rigoberta tiene para decir, que se lo tuvo bien calladito hasta ahora. Obvio que es business, dear Dana: Money makes the world go round... and stop too!

      Besos y gracias: va un poco en serio, un poco en solfa.

      P.D. A mí también me gusta el siete, pero tampoco soy de apostar porque siempre que lo hice me fue como el siete!!!

      Eliminar
  8. Cada uno tenemos nuestra propia biblia en que creer, al fin y al cabo todo este asunto no deja de ser una cuestión de fe. Cada uno tiene la libertad de creer en lo que quiera. Ya hemos pasado tantas amenazas del fin del mundo que este tema ha perdido la emoción. Algún día será cierto y lo que creo de verdad es que habremos contribuido activamente a destruirlo, poco a poco, con nuestra "vida civilizada" sin pensar en las generaciones venideras, ni siquiera en muchos pueblos que no viven como nosotros y que muchos consideran "salvajes".

    En fin, yo a las 11:10, que decía la BBC que se acanaría el mundo, estaba desayunando un chocolate con churros. Y después a clase. Y mañana será otro día, con la fe puesta en que nos toque la lotería y nos haga esta crisis inventada un poco más llevadera.

    Aprovecho para desearte una Feliz Navidad. Te deseo paz, tranquilidad y armonía.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chocolate con churros en algún lugar de tu bella tierra, querida Angie, sería para mí una maravillosa manera de recibir el fin del mundo.

      Felicidades de corazón para tí también.

      Un beso grande y gracias por los buenos deseos.

      Eliminar
  9. Los que vaticinan el fin del mundo tienen razón, pero esto no ocurrirá hasta después de 4.500 millones de años. El Apocalipsis fué escrito bajo los efectos de algún alucinógeno de la época, y no tendría más importancia que los poemas de Malcom Lorry (escritos en pleno delirium tremens)si no fuera por que alguien de aquel tiempo vió una herramienta fantástica para infundir miedo y temor de Dios y así poder manejar a las gentes a su antojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto: creo que nadie sabe ni la fecha ni la hora. A estas alturas ya muchas cosas me meten más miedo que las visiones del libro Bíblico: lo que veo en los noticiarios, el periódico dominical, lo que veo en la calles de mi ciudad en términos de violencia, atropello, delincuencia... Es posible que el autor, también controvertido, aunque se asume que se trata de Juan, se hubiese tomado unos vinos, como lo debe hacer este que tú dices, que asumo que es Hugh Laurie (Dr House), para escribir tan horriblemente como canta.

      Respeto tu posición frente a lo que piensas de la Biblia aunque no la comparto. A mí me han transmitido personas de fe a quienes respeto por el enorme bien que le hacen al mundo la idea de un Dios que es puro amor y misericordia y no le tengo miedo. Desde ya que se ha usado el nombre de ese buen Dios para dominar, se han cometido terribles errores pero también hubo un hombre que tuvo la humildad de pidir perdón por ellos, Juan Pablo II. Leer ciertos pasajes de los Salmos, por ejemplo, me infunde paz y tranquilidad. El creer que hay alguien que es mi roca, mi baluarte, la piedra en que me amparo, mi escudo y mi defensa, mi luz en las oscuras quebradas, me conforta, así como la esperanza de que me espera otra vida. Pero no intento imponerle mi fe a nadie y tengo asumido que hablar de estos temas resulta latoso e invariablemente sale perdiendo la pobre Biblia junto al calefón.

      Besos.

      Eliminar
  10. Deseo que pases unas felices fiestas llenas de amor, paz y felicidad y que el nuevo año venga lleno de deseos cumplidos para ti.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, María. Retribuyo todos tus buenos deseos para estas fiestas que se aproximan.

      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Me encanta tu sentido común y tu apasionado speech. Tantas veces se vaticinó el fin del mundo... y si así fuere, ¿qué podríamos hacer al respecto más que vivir la vida que llevamos lo más despiertos posible?
    Brindo por la lucidez, la serenidad y el tan menospreciado y poco común sentido común. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Victoria. Es cierto que es poco lo que se puede hacer frente a lo inevitable. Tan sólo intentar tomarlo de la mejor manera posible. Brindo con vos también por tu especial sensibilidad.

      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  12. El año pasado estuve visitando varias pirámides de México donde se celebraban sacrificios humanos para complacer a los dioses. Sobre todo al dios Sol...
    Nos anunciaron lo del apocalipsis que tendría lugar por estas fechas. Ni esta profecía ni otras anteriores me han provocado ningún tipo de zozobra... Soy un incrédulo total que llega al extremo de pensar que hay fuerzas ocultas interesadas en angustiarnos de vez en cuando con no sé qué tipo de propósitos...O quizás sí lo sé...

    Si creo, sin embargo, que los seres humanos si no cuidamos más el planeta, cualquier día se puede ir al garete...

    A decir verdad, lo que me preocupa es el día a día y como mucho el mañana. Y lo peor de todo es que sigo sin ver atisbo alguno de luz...

    Seguiremos esperando, sin embargo, que esta acabe vislumbrándose a no tardar mucho.

    Leo con pesar los saqueos que están acaeciendo en tu país, Fer. Que lo siento como si fuera mío...No sé qué pensar, la verdad, pero no me gusta.

    Felices fiestas y mucha salud y cariños para el año que se nos viene encima

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente, Luis Antonio, aquí se siente como el fin del mundo hoy con esta ausencia de paz social, también probablemente digitada por fuerzas interesadas en generar el caos y la zozobra, y al mismo tiempo calles con gente aún haciendo compras bajo pleno rayo del enloquecido dios sol, aunque el dios consumo puede más, en lo que es la más calurosa víspera navideña que recuerdo y, según dicen, en cincuenta años. Hoy tuvimos 51° de sensación térmica al mediodía en la ciudad de Buenos Aires y se esperan fuertes tormentas para la noche, que se supone debería ser Nochebuena...

      Todo esto es sin duda el resultado del cambio climático. Sólo falta que suceda como suele suceder con estas terribles olas de calor: que nos corten el suministro eléctrico por exceso de consumo, sobre todo por los aires acondicionados, sin los cuales estaríamos derritiéndonos como los glaciares y bien podríamos terminar haciendo sacrificios humanos como lo Mayas con los que caigan vencidos por el calor. Al mismo tiempo me informo sobre la ola polar en Rusia que ha causado varios muertos y pienso, como tú, que cualquier día puede ser el último de seguir las cosas así.

      A pesar de todo, yo también te deseo y nos deseo felicidad.

      Te mando un fuerte abrazo y te deseo un mejor año para el que se viene.

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."