jueves, 18 de abril de 2013

En la cara

   

Dicen los que saben acerca de la naturaleza humana, como decía mi abuela materna, y como me enseñó a pensar su única hija, mi mamá, a quienes les estoy profundamente agradecida por haberme legado el sentido común, que todo lo que somos en esencia lo llevamos pintado en la cara desde pequeños. Con los años se aprende a verlo claramente. Se me podrá tildar de prejuiciosa, pero estoy convencida de que, sobre todo después de cierta edad, nuestra cara revela todo lo que somos, para bien y para mal. 



Ayer, observando ciertas caras de adultos que nos representan por televisión, gente que seguramente nunca me cruzaré por la calle, ni en una tienda, ni en un restaurante, ni en un viaje, se me abrieron los ojos a esa sabiduría de la que habla la gente simple, como era mi abuela, como mi mamá. 

Para colmo, al devenir adulto y al vivir inmerso en una sociedad de consumo, se pierde la inocencia y se aprende a mirar más que la cara: se mira la ropa, su brillo, su textura; los zapatos, la fineza de su cuero y de su hechura; se imagina el aura del buen perfume importado. Se detienen los ojos propios en sus gestos, en sus ampulosos teléfonos celulares, en sus exorbitantes joyas, sus retoques estéticos y sus detalles caros. Se ve tanto a través de esos detalles, tanto más que lo dicen sus discursos televisados. Se llega a palparles el bolsillo. Entonces no hace falta que nos informen lo que roban y han robado con total impunidad: lo vemos aún sin jamás haber visto ni poder siquiera imaginar tanto dinero junto como el del que se habla.





Son caras que hablan de vacuidad espiritual, de ambición desmedida, de amor por el poder, el dinero y la ostentación, de egolatría y engreimiento, de lujuria, de falta de escrúpulos y de vergüenza, de ganas de atropellar a todos en nombre de ese poder que pretenden perpetrar para ser cada vez un poco más impunes en sus indecentes miserias. 

Los ojos dicen mucho: hay también ojos transparentes, que dejan al desnudo emociones nobles y genuinas, que llevan gafas simples, para ver más claro, como las que compramos en la óptica de la vuelta de casa. Hay además miradas limpias que se sonríen y que transmiten la paz de las conciencias que los dejan dormir tranquilos. 



En cambio, otras miradas son opacas, como intentando ocultar esos rasgos oscuros que todos tenemos, aunque en ellos se han oscurecido más, dejando al alma desnuda en las sombras en las que habitan, sombras que habitan toda alma humana, aunque afortunadamente en muchos quede velada a pura fuerza de luz. Y no hay gafas oscuras que oculten la oscuridad de sus más íntimos deseos, por más lujosas que sean.




Hoy saldrán muchas caras a la calle de mi ciudad y de mi país. Imagino que la mayoría serán caras anónimas de gente común que aún tiene sueños y no desea que se los roben, gente que trabaja a mano limpia para conseguir lo que tiene y que se entera de que estas otras descaradas gentes andan juntando millones con manos enfundadas en guantes en bolsas que van pasando de mano sucia en mano sucia hasta ponerlo a resguardo en algún puerto que asumen seguro. Dinero espurio que brota con la podredumbre de la alcantarillas cuando llega el temporal, y que, para su mal, no se pueden llevar con ellos cuando les llega la hora final, por más que construyan obscenas bóvedas en vida o despúes de muertos para resguardarlo.

Esta tarde noche saldré sin temor, a cara lavada, con mi familia, la que vive aquí y la que creo con el alma está en otro lugar mejor y vive en mi corazón, a cacerolear en protesta, con esas cacerolas viejas que me legó mi abuela de su humilde y noble cocina, la que alimentó mi dignidad, para que llegue el laterío a las orejas ensordecidas de soberbia de esas otras caras que ayer vimos por televisión en su intento por perpetuar su impunidad. Será un mar de ojos, caras y manos. Asumo que se verán las ganas de luchar en paz por la dignidad en las caras con las que me encuentre entre el ruido y el destello de las cacerolas de la gente de mi pueblo. Porque, como reza el eslogan del gobierno nacional, Argentina es un país "de buena gente", todavía y a pesar de todo. Pues bien: se los haremos saber, una vez más, en la cara.


A boca de jarro

30 comentarios:

  1. Ciertamente la vida va dejando su impronta profunda sobre lo que hemos sido, sobre lo que somos. El rostro infantil es magnético y atrae las miradas de los adultos que ven allí reflejada la inocencia, la página en blanco, especialmente en los bebés. Todos se detienen para decir que es muy guapo o muy guapa. Todos los bebés son guapos (o deberían serlo). No hay mayor elogio a la madre que decirle que es muy guapo. Y se les acostumbra a decir a ellos que son así. Es inverosímil decirle a un niño que es feo sino es como broma. Ser guapo o ser feo, he ahí la cuestión. En la vida adulta nuestro físico ha recibido todos los sentimientos que nos han habitado, toda nuestra generosidad, toda nuestra bondad, también nuestra maldad, retorcimiento y crueldad.

    En los últimos meses de la vida de mi madre, que estaba en una residencia la iba a ver con frecuencia y la fotografíaba sin cesar, cada visita. Ella había sido muy guapa en su juventud, pero sus fotos de dicha etapa me resultaban abominables por guapa que estuviera. Yo no la veía guapa ni me importaba que lo fuese. Ella no había sido buena, y sí más bien todo lo contrario. Entiendo que los seres humanos son así, esquivos, confusos, turbios (incluido el papa Francisco), contradictorios, extraños. Mi madre era todo eso y más. Yo quería fotografiarla para captarla en su fragilidad final, pero el rotro humano es terriblemente ambiguo. Le hice muchas fotos que conservo con afecto porque la sabía ya inofensiva y frágil. Y nunca me pareció más bella. Al final me reconcilié con ella y la perdoné, tal vez nos perdonamos. Y ciertamente no sé qué reflejan los rostros. Querría pensar que es lo que tú dices y expresas ladinamente (la fealdad retorcida de Cristina Fernández y la belleza de Francisco). Puede ser, pero la verdad nunca es tan evidente. Los peores sentimientos y las peores acciones pueden estar alojados en un rostro hermoso. Ahí tienes a Margaret Thatcher, un verdadero monstruo político, que era hermosa. No sé si se leer muy bien los rostros. No me atrevería. Cuando veo el de mi madre no sé qué leer en él sabiendo lo que sé que fue durante su vida. Y contemplo el mío y tampoco sé. En definitiva la vida se reduce a que digan de ti, con más o menos sinceridad, que eres muy guapo, y de ello se deducen sus consecuencias. Todos querríamos ser guapos, pero…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por todo esto que tú tienes a bien exponer comienzo diciendo que se me puede tildar de prejuiciosa. En ello va mi fealdad, pero siendo adulta, no la oculto, la asumo, como finalmente debemos asumirnos todos frente al espejo y bajo la luz de nuestra conciencia, y hacer igual con todos, para perdonarnos ante todo a nosotros mismos.

      Como simple ciudadana, observo, opino: el juicio debe quedar en manos de la justicia. El domingo pasado se divulgó un informe periodístico serio en el que se habla de bolsas de millones de euros que los testaferros K han hecho salir del país luego de que Néstor Kirchner tuviera esa ponchada de billetes en bóvedas que hizo construir para resguardarlos. Y ayer se atentó contra la transparencia e independencia del Poder Judicial en la Cámara de Senadores de la Nación, en mi modesto entender, claro, y de acuerdo a la opinión de muchos expertos en la materia, incluido el mismísimo Horacio Verbitsky, llamativamente, el mismo que alzó su dedo para acusar a Bergoglio de colaborador de la dictadura militar.

      No obstante, hay voces enfervorizadas con respecto a lo que se votó ayer que aseguran que estaremos en la gloria. Otras, en cambio, insisten en la anticonstitucionalidad del hecho y el deseo de mayor impunidad para los sospechados de corrupción en las altas esferas.

      No soy jurista. Te dejo un link para que saques tus propias conclusiones si te apetece, aunque se trata de un tema complejo y altamente politizado: El Senado debate la polémica limitación a cautelares y amparos. Mientras tanto, las denuncias no se han tomado en cuenta y los delincuentes siguen sueltos, haciendo de las suyas de forma cada vez más descarada,temible e impune y lastimando y matando a ciudadanos comunes sin protección alguna.

      Por eso me fío simplemente de impresiones informadas, como me enseñó mi abuela, una mujer decente y sencilla, como su nieta, que hoy, día estipulado por autoconvocatoria popular como 18A, siguiendo la línea de los indignados españoles a quienes admiro, se tomará el derecho y la libertad de salir a la calle a dar la cara pacífica y ruidosamente ante quienes parecen haberla perdido.

      Gracias por tu aporte, siempre tan lleno de íntimos, luminosos y sombríos detalles de tu tránsito por la vida, Joselu.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola mi querida Fer!!!!
    He leído tu anterior entrada y me ha emocionado mucho, siento la pérdida que habéis sufrido, sobre todo por los fallecidos, por los que aún no han aparecido, siento mucho que se hayan quedado sin sus casas, enseres, recuerdos, todo por lo que han luchado en su vida el agua se lo ha llevado, siento el caos que se produce después, la ayuda oficial que no llega y si lo hace es insuficiente y tarde, siento tanto que te haya tocado a ti...que lo hayas sufrido en tu casa,en esos momentos das gracias a Dios de que todos estáis vivos, para a continuación poneros manos a la obra para achicar agua y salvar cualquier mueble o electrodoméstico, sé que las calles se llenan de barro, hojas, coches, troncos,cubos de basura...es todo un desastre y solo se salva que es cuando el ser humano saca lo mejor que tiene dentro de sí, su solidaridad, todos ayudan a todos en lo que pueden, es lo único de admirar en esos momentos, lo sé porque en esta zona suele ocurrir y en algunas otras ciudades españolas, por eso te comprendo muy bien y entiendo tu indignación por los gobernantes que solo quieren hacerse la foto y todo son excusas, ellos nunca tienen la culpa de este tipo de catástrofes, pero con los medios que hay sí se puede predecir y evitar daños mayores con un buen alcantarillado, si no se construyera en zonas claramente que son ramblas para la salida del agua y demás.

    Esta noche en mi corazón estaré contigo.
    Un beso enorme y mucho ánimo y fuerza!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, luminosa mujer. A Dios gracias, mis pérdidas no han sido nada comparadas con las de tantos. ES bien cierto que lo principal lo hemos mantenido intacto: la salud y la vida.

      Gracias también por acompañar de corazón esta noche. El mundo estará observando nuestros rostros y deseo que todo sea para nuestro bien y el de esta bendita tierra, hambrienta de paz,justicia y progreso para todas y todos.

      Un beso grande!

      Eliminar
  3. Fer eso decía también mi abuela...que la cara es el espejo del alma...
    y mi padre que es muy refranero también dice..."el que de lejos lo parece, de cerca lo es"...
    Ayer comentando con marido, después de ver las noticias...le dije ¿ como es que nadie honrado se presenta para dirigir un país?...
    Haces una visión general a nivel mundial y se te pone la piel de gallina...con todos los ladrones que esquilma los países...y con los que ademas de robar, tienen sueños mesiánicos...y los mirar y dices ¿ de que manicomio se han escapado estos?...
    Creo que deberíamos hacer una cacerolada a nivel mundial...mismo día, misma hora, para ver si provocamos un terremoto que derrumbe a esta panda de payasos desvergonzados que dirigen el mundo...
    Espero que el ruido sea mucho...porque los dirigentes, desgraciadamente son sordos...que digo sordos...sordísimos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las abuelas son sabias, Julia, por algo llegan a abuelas y las recordamos. Muy buenas preguntas has formulado. ¡Pobre marido! ¿Qué va a poder contestar? Aquí estoy viendo por tele a miles de personas protestando hasta donde no he podido llegar por tener que cumplir con el trabajo: el Congreso de la Nación. Ellos tampoco tienen respuesta, pero al menos la buscan, Julia. La buscamos todos los ciudadanos decentes del mundo a quienes estos turbios manejos y sucios negocios con nuestras libertades básicas nos superan a la vez que nos indignan. Claro que deberíamos hacer temblar al planeta con un buen cacerolazo. Aunque parece que nada los inmuta.

      Aquí son las 10:30 pm y hay mucha gente y mucho ruido en las calles, hasta ahora sin desmanes ni violencia, ni infiltrados. Es conmovedor. Espero que se muestre en las pantallas del mundo porque no había visto algo así desde el 2001, cuando lo del corralito financiero y el presidente que voló de la Casa de Gobierno por los aires en un helicóptero. Ese día se quedaron con los ahorros de una vida de muchos argentinos decentes. Hoy intentan quedarse con la suma del poder público, con una justicia que responda al Poder Ejecutivo antes que al pueblo. Es gravísimo y estamos reaccionando ruidosa y mansamente, Julia, dándoles un ejemplo a los sátrapas que nos gobiernan.

      Un abrazo y muchas gracias por tu dignísimo aporte.

      Eliminar
  4. Aquí al que protesta, esa gente que nos gobierna, que cobra un sueldo que le pagamos y que toma sin escrúpulos todo lo que puede, lo catalogan de afín a ETA o incluso el otro día la Cospedal de nazistas. Pero lo mismo da del partido que sean ninguno tiene las manos limpias, han confundido la política con una forma rápida de enriquecerse y entre ellos hay un corporativismo total para cubrirse las vergüenzas, porque esto es un ciclo y para la siguientes elecciones quizás cambien los papeles.
    Que mejor uso para las cacerolas de tu abuela que clamar por las razones que tiene la gente para querer un futuro para sus hijos y una vida digna en el presente. Si me remonto a mis bisabuelos veo que todo y la guerra y la posguerra cada generación a estado mejor que la anterior y cuando veo el panorama que tienen mis hijos, y tantos hijos más!!! Se me parte el alma y no se sí siento más rabia, impotencia o pena.
    Pero bueno ahora durante unos días en este país de sol y pandereta nos tendrá entretenidos con la Champions, la rivalidad del Barça & Madrid o la posible décima del Madrid.
    Durante unos días nadie hablara de los parados, de las preferentes, de los desahuciados, de los niños que almuerzan gracias a que en el colegio se lo dan, del señor de León que murió porque se le reventó la aorta mientras llevaba meses en una lista esperando una operación, . . . y de tantas otras cosas "banales"
    He supuesto que la foto de cabecera eres tu con tu abuela, cara de expresión noble y mirada sincera.
    Al menos que no nos dejen sin el derecho a manifestarnos Fer.
    He ido escribiendo y ahora pienso que quizás no es demasiado coherente, lo siento pero lo dejo así.
    Un petó y cuídate!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Efectivamente: las primeras caras son la de mi abuela y la mía de bebé. Luego le siguen la de la presidenta argentina, los senadores oficialistas Aníbal Fernández y Carlos Saúl Menem, ex-presidente perseguido y encarcelado por este gobierno, quien ayer votó a favor de una reforma impulsada por este gobierno que hará del Poder Judicial el títere del Ejecutivo (inexplicable...); le sigue el vicepresidente de la nación, Amado Boudou, sospechado de enriquecimiento ilícito sesionando ayer como presidente del Senado de la nación. ¡Ay, me da vergüenza ajena, Rosa! Siguen el rostro de Francisco Bergoglio, el Papa argentino ahora pero el pastor de mi rebaño por años, y el amoroso y brillante Rabino Bergman, ejemplos de civilidad, convivencia, tolerancia y amor verdadero y desinteresado por el prójimo. Luego colgué un detalle de unas gafas exclusivas de Cristina Fernández de Kirchner y te cuento que no encontré dos fotos en Google images en las que estuviera con el mismo modelo. Finalmente, se ve la bóveda que la presidenta hizo construir en Río Gallegos para sepultar los restos de su esposo, el ex-presidente Néstor Kirchner, en un mausoleo comparable al de Franco en el Valle de los Caídos, aunque a estos no se les cae ni la cara de vergüenza. Y como cierre se ve al pueblo argentino en un cacerolazo anterior, que no fue tan multitudinario como este de hoy.

      Me apena que las cosas estén igual de mal en la tierra de mis ancestros, la patria que amaba mi abuela y a la cual me enseñó a amar, que aquí donde he nacido y donde crecen mis hijos con la misma preocupación materna que tú me cuentas que sientes, Rosa querida. Te entiendo en todo. Acá los que protestamos somos tildados de "fachistas". Pero no me importa. Yo protesto y somos muchos los "fachistas" en todas partes del país que salimos a la calle a darle buen uso a las cacerolas, nuestra única arma contra la impunidad, el descuido por nuestros derechos y la indiferencia hacia nuestras libertades y garantías ciudadanas establecidas por la Constitución, la cual usan como papel higiénico.

      Un beso grande y buenas noches, Rosa! Gracias por permitirme este desahogo.

      Eliminar
  5. Fer, tus letras son un ejercicio literario impecable. Tanto en el fondo, lo que dices, como en la forma, todo sigue una linea clara. Sé que es muy difícil escribir tanto y tan intenso y que solo lo podéis hacer, los que tenéis ese don que os dio el cielo.
    El contenido de hoy, las miradas; limpias y sinceras o ambiciosas y oscuras, es muy interesante. Unos ojos, un gesto, hablan de lo que hay en las conciencias de su dueño; pero también hablan de quien al contemplar esos ojos desde fuera, lo interpreta a su manera.
    Aprecio la coherencia de tu análisis, tu trabajo y el tiempo invertido en responder profusamente a cada comentario.
    Mi admiración por todo lo que haces, por tu conciencia política, y por el amor que profesas hacia los tuyos y hacia todo en lo que crees.
    Mil besos Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, querido amigo. Ya empezaba a extrañarte. Valoro inmensamente este intercambio nuestro y siempre recuerdo lo que me costó lograr hacerte venir a este espacio que llevo con amor y a pura intuición. De letras no aprendí mucho, simplemente lo que hacen los grandes escritores: me enseñaron a percibirlo, a paladearlo. Me siento una trabajadora de las palabras: siempre me gustaron, siempre me atrajeron, mucho más que tantas otras cosas que intentaron enseñarme en vano. Pero lo que más disfruto, honestamente, es esta enorme libertad que me permiten de expresarme y de comunicarme con almas sensibles como tú.

      Si estamos en tren de elogios, te digo que no deja de asombrarme tu capacidad narrativa y tu poder de imaginar historias: tú que tienes allí, en tu alma azul, libros enteros absolutamente publicables, letras pulidas que vuelan y estremecen, elogias a un simple jarro de barro que voy moldeando con mis manos a pura fuerza de inspiración. ¡Gracias de verdad!

      Estas entradas suelen salir así: me siento temprano a la mañana con un sentir, una idea que me asaltó antes, en este caso la noche previa, mirando tele. Y voy y vengo por una taza de café o te, escribo, pongo la ropa a lavar, releo y sigo, tiendo la ropa, me como una galleta dulce, termino. Busco imágenes, ya mientras preparo la comida: eso me insume tiempo, pero me fascina. Es maravilloso todo lo que las imágenes pueden decir, tanto más que las palabras. De eso tú también sabes y mucho más que yo. Desde luego, está el ojo propio, la percepción subjetiva y personalísima. Pienso que me expongo demasiado a veces, pero lo necesito y lo disfruto inmensamente. No me resulta difícil, fluye. Necesito comunicarme con seres afines tanto como un jarro necesita de agua para no estar vacío y de adorno. Sé que me entiendes bien en esta necesidad.

      En cuanto a mi conciencia política, se ha ido agudizando en los últimos años, desde que la política comenzó a ser un obstáculo en la concreción de proyectos propios y de quienes amo. Antes no me interesaba. No obstante, más que la política me interesan los políticos: esos seres a quienes observo, escucho y no logro comprender. Me parecen tan ajenos, tan lejanos, tan complejos, tan poco humanos...

      Y en cuanto a lo extenso de mis respuestas a los comentarios, está en mi naturaleza. Me encantaría charlar horas enteras con personas como tú, por eso no puedo ser breve. Lamentablemente, es difícil encontrar en el mundo real gente con quien me entienda tan bien y me sienta tan a gusto.

      Mil besos, querido amigo de alma azul.

      Eliminar
  6. Son increibles los argentinos cuando se unen y amo la gente que sigue luchando activamente por lo justo Los felicito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Lo malo es que nos va para el culo a pesar de tanta cacerola y acción ciudadana pacífica. No nos dan ni bola y votamos mal, evidentemente. Parece que nadie se ocupara de representarnos. Nosotros protestando en la calle y ellos dándole media sanción a lo que nosotros les decimos que no queremos: ¿quién los entiende?

      Justo ayer escuché por radio un informe sobre las posibilidades laborales en Uruguay y me acordé de vos. Decían que muchos argentinos trabajan ahí y la verdad es que si fuese más ágil ir y venir, dado que estamos tan cerca, sería tentador, porque ustedes tienen tanta más estabilidad, seguridad y civilidad que nosotros. Hasta tienen un presidente que se despacha a boca de jarro contra la señora K, como a mí me gusta, y se caga en el protocolo. La verdad es que los admiro. Es muy bella tu tierra y tu gente, Ana.

      Gracias y un beso grande!

      Eliminar
    2. jajaja gracias Fer! Lo del presidente no estuvo bien pero esta bueno que exista gente así también no? jajajaj
      Yo amo mi gente y mi país aunque hay que "remarla" todos los días!!!

      Eliminar
    3. Para mí, estuvo impecable. Es un capo tu presi. Si después se lo llevó en el avión con ella a Venezuela y todo y chito la boca.

      Entrá en mi Google+ si querés ver más, Ana!!!

      Besos!!!

      Eliminar
  7. Hola Fer!!!
    Guapetona, eras tan bonita de niña como preciosa lo eres ahora y tu abuela muy guapa y con una mirada muy dulce.

    Quería preguntarte cómo te fue anoche, si saliste a la calle y cómo transcurrió todo.
    Un besito cariño!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza, mi querida Estrella, se ve con los ojos del alma, en mi modesto entender. Mi abuela no calificaría como una mujer bella para los cánones del mundo, pero era una bellísima persona que amé y amo entrañablemente, como he aprendido a amar a la niña que fui y a la mujer que soy hoy, sin calificar para ningún concurso de belleza.

      Son muy amables y cálidas tus observaciones porque proceden de una alma que irradia luz, como siempre te digo, y diría que eres bella con los ojos cerrados, o aún sin jamás haber visto siquiera una foto tuya, ni de Rick, a quien tuviste la fortuna de conocer personalmente y que seguramente es también una bellísima persona, como tú misma lo describes, aunque tampoco quiera hacerse ver, lo cual es muy respetable de ambos.

      Gracias por volver e interesarte por lo acontecido. Fue un desahogo que no ha sido escuchado, pero para la ciudadanía vale.

      Un beso grande!

      Eliminar
    2. Mi querida Fer!!!
      Muchas gracias por tus palabras que están hechas con mucho cariño, yo te veo preciosa por fuera, pero lo más importante, te veo preciosa por dentro y eso es lo mejor, que tienes un buen corazón y se refleja en tus palabras y en tu forma de sentir.

      Te voy a decir por si no lo has visto, es que Rick en su anterior entrada ha puesto una fotografía suya, lo digo por si quieres pasar y verlo y verás qué guapo es!!!!, sinceramente es muy desprendido y generoso, amable y sincero y es muy buena gente, eso es lo más importante y estoy muy orgullosa de ser vuestra amiga!!!!!
      Un besito cariño!!!!

      Eliminar
    3. Gracias. Estrella!!!

      Lo he visto al guapo, de lejos y con gafas, pero luce muy bien. Lo importante, como dices, es que nos vemos por dentro, con los ojos del alma, y realmente somos linda gente, para qué negarlo.

      Yo también siento que es un privilegio contar con buena gente como ustedes y todos los que tienen a bien llegarse hasta aquí a dejarme una línea, a compartir un sentimiento o una opinión: eso para mí es verdaderamente un tesoro. Y allí donde está tu corazón, está tu tesoro, como dicen los iluminados.

      Un beso grande y buena semana!

      Eliminar
  8. El desahogo Fer es de las pocas libertades que nos van dejando, aunque a veces sea a través de las líneas de un blog.
    Así que mientras podamos sigamos diciendo lo que pensamos!!!
    Pir si te apetece leer lo que han escrito por aqui de vuestras manifestaciones:
    http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/miles-argentinos-protestan-calle-contra-kirchner-2367766
    Un petó i bon cap de setmana!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa, por volver y aportar más todavía! Muy buen resumen de lo que sucede, sobre todo porque es objetivo. Es muy cierto y complejo de explicarles a quienes no viven en esta realidad. Pero hay puntos de contacto, como ya hemos dicho.

      Te mado un besote y muy buen finde: yo te lo digo en porteño, aunque te entiendo y aprendo de tí ;)!!!

      Eliminar
  9. y la impotencia que sentimos cuando esas caras se ríen de todos nosotros...
    Lo peor es que hay un agran porción de gentes que, influenciada por mentiras y propaganda, las avala, a pesar de que las actuaciones del poder vayan directamente en contra de sus intereses.
    Desgraciadamente, en España también sufrimos de eso, y mucho. Ya lo sabíamos, por sus caras, pero además ahora lo acompañan sus palabras.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego: te tenía perdido. Rearmé todo en el blog por problemas técnicos y olvidé agregarte entre los blogs amigos: ¡mil disculpas! El agua me llegó al cuello, amigo. Bueno, en verdad, fue sólo hasta los tobillos, pero dio un laburo bárbaro sacarla y acondicionar. Me tuvo bien ocupada.

      Por eso tanta bronca contenida y esa necesidad de desahogo. Muchos más de los que cantan las cifras oficiales se ahogaron de verdad, Diego. Fue lastimoso.

      Aquí la sociedad está muy dividida: están quienes no se quejan porque les va tan bien como siempre. Y los otros, los que la remamos en el agua, caceroleamos mientras nos informan los millones de euros que se llevaron en bolsas los testaferros K y que lo se busca con la reforma judicial es mayor impunidad para los corruptos y menos garantías para los ciudadanos comunes.

      Sé bien de lo que pasa en España y lo lamento tanto como si hubiese nacido allí, que bien podría ser el caso. Es cierto lo que dices: son sus caras, sus palabras y sobre todo sus acciones o su inacción lo que más indigna.

      Un abrazo, donde quieras que estés! Mañana me pongo al día con tus andanzas. Prometo. Es siempre un gusto contactarme contigo y te agradezco cada gota que viertes en este jarrito.

      Eliminar
  10. También yo creo como tu abuela FER, que la cara es le espejo del alma. Me dice muchísimo menos la ropa, quizá porque en el mundo laboral en el que me toca moverme se cuida mucho y hay de todo bajo todo tipo de prendas. En los medios audiovisuales es un poco parecido, todo está estudiado al milímetro, que si tal color da mejor o peor en pantalla, que si produce tal o cual efecto. Esto falsea siempre la sensación real.

    Por eso creo que para que nos sirva esta máxima de tu abuela, hay que tener a la persona frente a frente y además y sobre todo, hay que saber mirar. Una mujer bellísima puede tener la mirada turbia, el gesto esquivo, los rasgos que dibujan a la persona que se esconde dentro no son los físicos, son psicológicos, los gestos, la manera de mirar, de aguanta o no la mirada, el brillo de los ojos, la paz o ausencia de ella que transmite... todo eso habla si se quiere escuchar y a mi, desde luego pocas, poquísimas veces me ha engañado. Sin duda como tú comentas la mira dice muchísimo más de alguien que mil palabras... es verdad que hay miradas y sonrisas limpias, sinceras, otras llenas de frialdad e hipocresía, hay surcos de dolor en el rostro y otros de mala vida de excesos, todos son diferentes...no sé por qué, pero es verdad que se siente diferente.

    En el mundo de la política, del poder, también se aprecia, es cierto.. caras infladas de comilonas, de reuniones para intrigar, instigar, abusar, no sé... gestos soberbios, altivos, prepotentes... gestos que desprecian el dolor y el sufrimiento de la gente... te imagino perfectamente aporreando tu cacerola FER, dándole hasta que te duelan las manos... ojalá os escuchen mi querida FER,sea cual sea el motivo de tu protesta, ojalá un día el estruendo les rompa ese corazón que a veces parecen tener petrificado. ¡¡Ánimo bonita!!


    Un beso inmeeenso y muuy feliz finde FER.




    ¿Es tu abuela la que aparece en la fotografía de cabecera? su brillo de ojos, su gesto en esa foto amén del orgullo y alegría que demuestran por esa preciosidad de niña jajaja qué cara de buhito más bonita... !! lo que me transmite esta mujer es muucha vitalidad, fuerza, alguien enérgica alegre y expresiva... ahora me dices que era un rabo de escoba y me mataste jajaja no, seguro que no.



    Muaaaaaaakss!! bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuela era, mejor dicho, es, María, porque la tengo viva conmigo, una persona bellísima: su belleza irradia de adentro. Era todo lo que tú notas y más para mí, claro. Una abuela amorosa y nutricia para sus nietas, con una historia intensa. Se hizo cargo de Sus hermanos pequeños cuando quedó huérfana de madre y su padre se fue de parranda. Una abuela que vio como mataban a su cuñado, el esposo de su hermana más cercana en edad y afinidad, por desertor de la Guerra Civil española cuando lo descubrieron escondido en un sucucho y lo acribillaron. Se vino de España y se puso a trabajar en un almacén con mi abuelo, el hombre más decente y lúcido que conocí, que leía La Prensa todos los días. Yo siento mucho orgullo de ser nieta de estas personas de mirada limpia y vida honrada y sencilla.

      Me encantaría que como abogada te dieras una idea de lo que están haciendo nuestros legisladores con esta reforma del Poder Judicial y a la cual le han dado media sanción a pesar de la masiva protesta del pueblo al cual se supone que representan. Es complejo y está muy politizado y enturbiado por corrupción de alto vuelo, créeme. Los ciudadanos somos afortunadamente bastante ingenuos todavía. Creo que eso nos salva.

      En efecto, tengo una fuerte contractura por cacerolear. Y los oídos me zumbaron todo el día, pero fue una catarsis y una comunión con mis pares, mis conciudadanos, gente común sacrificando la hora de la cena familiar y sueño que repondremos hoy y el fin de semana, porque hubo que madrugar esta mañana como todos los días. Pero esto vigoriza, da fuerza y esperanza. La única esperanza está en el ruido de nuestras cacerolas y en lo que transmiten nuestros rostros, nuestras miradas y nuestras manos.

      Gracias por el apoyo de siempre y un beso grande!

      Eliminar
  11. Siento haberte leído con tanta tardanza, la vida de ahí fuera reclama su exclusividad y retarda el momento de volver a leer a los amigos y en tu caso crecer un poco más gracias a todo lo que aprendo en cada una de tus entradas.
    Los ojos desnudan el alma y los cirujanos estéticos por mucho que han avanzado en sus técnicas todavía no han encontrado botox para el interior de los ojos. Lo siento por vuestra "presi" tan aficionada a rellenar sus carencias con rellenos imposibles o intentar al menos desviar la atención hacia otras perplejidades. En realidad los poderosos impresentables de cualquier índole y condición tiene una necesidad imperiosa pero irrealizable: poder mirar sin ser mirados. Debe ser la famosa fábula de la chaqueta del emperador lo que les hace temer su propia desnudez y que se revele su verdadera naturaleza. Nunca lo consiguen, afortunadamente.
    La foto de tu abuela me ha recordado a Ada Colau, el personaje más odiado por la derecha furibunda de este país. Algo así como la niña que descubrió que el emperador en realidad estaba desnudo.
    Aquí te dejo su imagen y muchos besos
    http://img.irtve.es/imagenes/ada-colau-plataforma-afectados/1363179275026.JPG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lamentes, Doc., que has llegado a tiempo. Sé que la vida nos pone urgencias que nos sacan de la vida virtual, pero está bien que así sea. Nada ha cambiado luego de la protesta, sólo los ánimos ciudadanos, más desahogados. Como siempre, las cifras oficiales mienten con los números de los autoconvocados y siguen adelante con su perenne indeferencia a nuestros reclamos, porque según ellos, quienes protestamos somos todos "blanquitos y rubios". Mi presi sólo se desgarra las vestiduras y regala planes sociales a los "cabecitas negras", contra quienes no tengo nada, ni tampoco me gusta la idea de una sociedad así escindida en sectores de acuerdo a la condición social y al color de la piel y el cabello de cada uno. Los que tenemos más que esos pobres, a quienes desafortunadamente se ha dado en llamar "cabecitas negras" con desprecio, tenemos los mismos derechos que ellos y la misma necesidad de ser oídos y atendidos. Pero así es la historia de los gobiernos populistas y demagógicos.

      El tema es ahora que hay ciertas medidas que se están tomando y ciertos cambios a nivel judicial que atentan contra la república misma. Esto dicho por expertos y representantes votados por el pueblo de todo el arco ideológico que por supuesto no llevan puesta la camiseta K, sino la argentina, como debe ser. No se concibe un Poder Judicial que no sea totalmente independiente del Ejecutivo, pero es eso en efecto lo que se está tratando y sancionado en las Cámaras de Senadores y Diputados. Las mayúsculas debería ahorrármelas, ya lo ves en sus caras.

      Interesante tu analogía con la fábula de la chaqueta del emperador y la idea de mirar sin ser mirados. De todos modos, pareciera que les gustara estar en la vidriera de los cambalaches, donde la Biblia está junto al calefón, como diría Discépolo, hoy más vigente que nunca.

      A mi abuela no le hubiese gustado salir en tele, no sabía ni lo que era la filosofía que esta mujer ha estudiado, no era así de locuaz pero tenía una fenomenal filosofía de vida, era una activista del trabajo y de la vida, estaba llena de sentido común y transparencia y lo que decía acerca de la gente siempre daba en el blanco. Era una asturiana que cocinaba unas fabes para chuparse los dedos, íntegra y cariñosa. A mi madre, su única hija, le va a encantar todo lo que han dicho de ella y le interesará ver el video que has tenido a bien dejarme como me ha interesado a mí. Verdaderamente aprecio y valoro cada uno de tus aportes en este espacio.

      Te agradezco mucho y también te mando muchos besos, deseando que estés más mejorcito ya.

      Eliminar
  12. Todo un placer, haber llegado hasta aquí y, conocer tu blog.
    Ya tienes una nueva seguidora.
    Un beso
    Nela

    ResponderEliminar
  13. Fernanda, es muy interesante el comentario que me has dejado en La Bitácora. Si quieres puedes hacer una entrada con él y subirla a tu blog. Luego me mandas el enlace a La Bitácora lo publico junto con los otros relatos de "¡Estamos hartos!". Tú dirás.

    Un saludo y bienvenida a mi blog.

    ResponderEliminar
  14. Te agradezco mucho, Mar.

    Para mí ha sido un verdadero gusto descubrir tu espacio, aunque me temo que, en mi torpeza, no supe entender bien qué debía hacer para participar y sumarme con un texto al hartazgo compartido. La entrada, como ves, ya está escrita, y creo haberte dejado el enlace, aunque no supe bien dónde debía postearlo, entonces lo hice desde el comentario. Si tienes a bien indicarme cómo y exactamente dónde debo dejarte el enlace para sumar mi humilde aporte, te dejaré dos: este mismo y el de la entrada que publicaré en el curso de la fecha, que habla de mi indignación y el hartazgo en un día muy especial para todos los argentinos: el día en que celebramos la Revolución de mayo de 1810. Tú decides cuál publicar, ya que eres la dueña de casa y yo estoy más que encantada de ser invitada a participar y a apoyar desde mi pequeño y humilde lugar y visión de la realidad que nos ha tocado vivir, mi lema en el blog.

    Un saludo cordial y gracias por la deferencia de acercarte a desasnarme hasta aquí!

    Fer

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."