domingo, 29 de marzo de 2015

Utopía

"Sin utopía la vida sería un ensayo para la muerte"


"Se echó al monte la utopía 
perseguida por lebreles que se criaron 
en sus rodillas 
y que al no poder seguir su paso, la traicionaron; 
y hoy, funcionarios 
del negociado de sueños dentro de un orden 
son partidarios 
de capar al cochino para que engorde. 

¡Ay! Utopía, 
cabalgadura 
que nos vuelve gigantes en miniatura. 
¡Ay! ¡Ay, Utopía, 
dulce como el pan nuestro 
de cada día! 

(...)


Quieren prender a la aurora 
porque llena la cabeza de pajaritos; 
embaucadora 
que encandila a los ilusos y a los benditos; 
por hechicera 
que hace que el ciego vea y el mudo hable; 
por subversiva 
de lo que está mandado, mande quien mande."



Joan Manuel Serrat


Entre mis libros favoritos se encuentran las distopías: "1984" y "Rebelión en la granja" de George Orwell, "Un mundo feliz" de Aldous Huxley y "La guerra de las salamandras" de Karel Capel, quien acuñó a palabra "robot" en este humano mundo robotizado. Sin embargo, me atrae, como a todos, la utopía. La única versión de "Utopía" que conocía hasta hoy es la del Nano Serrat pero esta mañana radiante de domingo de Ramos descubrí ésta, y es un deber, diría hasta una obligación, compartirla y difundirla, porque lo bueno ha de ser compartido. La utopía me sabe a eso, ¿saben? Me sabe a pan compartido:

 "Comparto y parto el pan para el alma 
que, con alegría y esperanza,
 comparto humildemente hoy contigo. 
Bendito sea el pan partido,
bendito el pan compartido,
bendita sea la utopía
que sabe a pan compartido."

Fernopoeta



La Utopía por Eduardo Galeano


¿Qué tal si deliramos por un ratito,
qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia
para  adivinar otro mundo posible?

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga
de los miedos humanos y de las humanas pasiones.

En las calles los automóviles serán aplastados por los perros,
la gente no sera manejada por el automóvil,
ni será programada por el ordenador,
ni será comprada por el supermercado,
ni será tampoco mirada por el televisor.

El televisor dejará de ser el miembro 
más importante de la familia
y será tratado como la plancha o el lavarropas.

Se incorporará a los códigos penales 
el delito de estupidez
que cometen quienes viven por tener o por ganar
en vez de vivir por vivir no más,
como canta el pájaro sin saber que canta
y como juega el niño sin saber que juega.

En ningún país irán presos los muchachos
que se nieguen a cumplir el servicio militar,
sino los que quieran cumplirlo.
Nadie vivirá para trabajar
pero todos trabajaremos para vivir.

Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo,
ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas.
Los cocineros no creerán que a las langostas 
les encanta que las hiervan vivas.
Los historiadores no creerán que a los países 
les encanta ser invadidos.
Los políticos no creerán que a los pobres 
les encanta comer promesas...

La solemnidad se dejará de creer que es una virtud,
y nadie, nadie
tomará en serio a nadie
que no sea capaz
de tomarse el pelo.

La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes,
y, ni por defunción ni por fortuna,
se convertirá el canalla en virtuoso caballero.

La comida no será una mercancía,
ni la comunicación un negocio,
porque la comida y la comunicación son derechos humanos.

Nadie morirá de hambre
porque nadie morirá de indigestión.

Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura
porque no habrá niños de la calle.
Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero
porque no habrá niños ricos.
La educación no será el privilegio 
de quienes puedan pagarla
y la policía no será la maldición 
de quienes no puedan comprarla.

La justicia y la libertad, hermanas siamesas 
condenadas a vivir separadas,
volverán a juntarse bien pegaditas 
espalda contra espalda.

En Argentina las locas de Plaza de Mayo 
serán un ejemplo de salud mental
porque ellas se negaron a olvidar 
en los tiempos de la amnesia obligatoria.

La santa madre iglesia 
corregirá algunas erratas 
de las tablas de Moisés
y el 6to mandamiento 
ordenará festejar el cuerpo.

La iglesia dictará tambien otro mandamiento 
que se le había olvidado a Dios:
"Amarás a la naturaleza de la que formas parte".

Serán reforestados los desiertos del mundo
y los desiertos del alma.
Los desesperados serán esperados
y los perdidos serán encontrados
porque ellos se desesperaron de tanto esperar
y ellos se perdieron por tanto buscar.

Seremos compatriotas y contemporáneos 
de todos los que tengan
voluntad de belleza y voluntad de justicia,
hayan nacido cuando hayan nacido
y hayan vivido donde hayan vivido,
sin que importen ni un poquito 
las fronteras del mapa ni del tiempo.

Seremos imperfectos
porque la perfección seguirá siendo
el aburrido privilegio de los dioses
pero en este mundo,
en este mundo chambón y jodido,
seremos capaces de vivir cada día
como si fuera el primero
y cada noche
como si fuera la última.




Utopía por Eduardo Galeano

A boca de jarro

8 comentarios:

  1. Fer bonitos textos, que a pesar de conocidos y releídos,gusta volver a releerlos como si prendidas en esas palabras viniera la esperanza...esa esperanza que nos hace creer que otro mundo mejor es posible...
    Pobre del hombre sin sueños...si utopías aunque sean pequeñitas...
    Ayer me toco ir de entierro...a pesar de que como sabes soy agnóstica...en el pueblo la iglesia es el lugar donde se da el adiós a lo seres queridos...y eso hice ayer con una de mis tías mas queridas...y mientras escuchaba al cura hablar de la vida después de la muerte, de la resurrección...por un momento desee creer que después de este "valle de lagrimas", hay una vida mejor, porque si alguien se la merecía era mi tía...viuda con desde los 30 años, saco adelante ella sola a 6 hijos, haciéndolos hombres y mujeres de bien...y a punto de cumplir los 80 años su corazón cansado se paró para siempre...
    nunca supo que era la utopía, pero a su modo lucho por un mundo mejor para sus hijos...y es que no es necesario saber el significado de las palabras, ni las palabras mismas para luchar y vivir por ellas...
    Al coincidir que estaba aquí con mi madre, la pude acompañar sus ultimas horas, y ayer consolar el dolor de mis primos...
    y me hizo darme cuanta de que he tenido y tengo una vida feliz...y me hizo avergonzarme de mis quejas por los contratiempos de la vida...
    Perdona mi retahíla, que quizá no viene muy a cuento con tu texto de hoy, pero se que entenderás que quiera compartir contigo mi sentir.
    Un abrazo y espero que estés disfrutando de este domingo de ramos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que perdonar, todo para apoyarte, mi muy estimada Julia. Te voy a dejar el link a una reflexión que puede iluminar estos días oscuros de necesario duelo:

      El tránsito hacia el otro lado

      Un fuerte abrazo y todo mi apoyo para lo que necesites: quedo a tus órdenes.
      Muchas gracias por la confianza que en mí depositas

      Fer.

      Eliminar
  2. mi Fer, me ganaste el alma¡¡¡

    un beso mi hermana

    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu alma no puede ser ganada ni perdida, hermana del alma mía. Tu alma vuela como tus bolboretas que adoro porque hacen volar al alma mía, que se pierde, que se cae y se levanta, hora a hora y día a día.

      Un beso, Teresa querida, y gracias de corazón: esto es pura poesía.

      Fer

      Eliminar
  3. Hola Fer, también está entre mis libros favoritos "1984", aun me falta disfrutar de otras distopías. Qué poderoso y tremendo poema el de Galeano!, gracias por compartir algo tan profundo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer e, insisto, una obligación, compartir aquello que nos hace bien a todos.

      Abrazo y gracias, Alejandra.

      Fer

      Eliminar
  4. Conocía la "Utopía" de Galeano, pero no el vídeo que nos has regalado. Gracias. Lo bueno, compartido, sabe mejor...

    Un fuerte abrazo, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, estimado Luis Antonio. Un placer compartirlo como comparto todo lo bueno que tú me brindas.

      Abrazo fuerte.

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."