lunes, 21 de marzo de 2011

Hoy aprendimos... ¡A la flauta!

    El 10 de marzo mi hija de 7 años que cursa tercer grado de la escuela primaria volvió a casa contenta porque había llevado por primera vez una flauta que le compramos especialmente a pedido de la docente de música.
    En su carpeta dice:
(NÓTESE QUE LOS NIÑOS LLEVAN CARPETA HASTA EN LAS MATERIAS QUE SON SUPUESTAMENTE INCLUÍDAS PARA DISTENDER Y AFLOJAR LA MANO...)



           ¡A LA FLAUTA! 
¿En un día se aprende a tocar un instrumento? 


     ¡Qué bárbaro! ¡Cuánta celeridad esta escuela nuestra del siglo XXI!
 Es que estos chicos de la era digital aprenden a la velocidad de la luz...
 Los docentes que hicimos una carrera terciaria y aprendimos con años de esfuerzo y dedicación que el aprendizaje es un proceso que lleva tiempo somos todos unos dinosaurios...


       Hoy, 21 de marzo, volvió a casa triste, porque su maestra de flauta le dijo: 
      " No tocás bien. Debés practicar más en casa..."


¡Pero por supuesto que no toca bien!¡No aprendió a tocar, señora mía!
¿Cómo va a tocar bien, si no hace ni dos semanas que tiene flauta y tuvo 3 clases como mucho?


¡Y otra vez me enojo con la escuela !


¿Qué se enseña en la escuela?


   Y con esto de "practicar en casa" : ¡¡¡AFLOJEMOS!!! 


   En casa, antes o después del colegio, se puede hacer alguna vez algo de tarea para reforzar el aprendizaje, porque ese es el propósito de la tarea. Pero NO SE DEBE esperar que los padres instruyamos a nuestros hijos todos los días además de educarlos, que ya es bastante arduo educarlos no más...
   La escuela debe instruir. Nosotros debemos ayudar, asistir, crear las condiciones, facilitar, estar.
¿Por qué se supone que los padres sabemos de todo, desde cálculos combinados, pasando por análisis sintáctico, hasta inglés y música? Y me quedo corta con las expectativas de las maestras del colegio de mis hijos, un colegio privado de barrio, nada sofisticado. Y además, ¿no sabe la seño de música, que "Es muy exigente, mami"... que los padres trabajamos también, dentro y fuera de casa, que ¡tenemos vida propia! 
   En fin:  practicaremos flauta en casa también... ¡Pobres vecinos!


                              ¿Qué otra nos queda?


Y te lo digo así: a boca de jarro.

2 comentarios:

  1. En el reino animal existe una especie que se la reconoce por su plumaje y no es el pavo real, por su colorido atuendo y no es el guacamayo,
    por su lengua viperina y no es la cobra...
    es el mediocre y el más dañino de esta especie es el docente mediocre, subespecie resentida, agria, falta de talento y con ansias de cambios milagrosos generados por terceros. Claro, ¡a ver si ellos se van a tener que arremangar y laburar, che!
    Javier68

    ResponderEliminar
  2. ¡Uy, Javier! Parece que vos también estás un tanto fastidiado con el sistema educativo actual, ¿o me parece? ¿Por qué será?
    Gracias por tu aporte y beso.

    Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."